Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Nacional

Innovación y talento en feria científica del ingenio juvenil

PANAMÁ. Sorprendentes proyectos que promueven un cambio cultural en beneficio de la ciencia, innovación y tecnología, a partir de la ind...

PANAMÁ. Sorprendentes proyectos que promueven un cambio cultural en beneficio de la ciencia, innovación y tecnología, a partir de la indagación e implementación del método científico, son exhibidos hasta hoy.

Chicos de Panamá y otros 15 países del continente participan de la ‘Feria Científica del Ingenio Juvenil Nacional e Internacional’, organizada por la Senacyt, que cumple hoy su tercer día en un hotel de la ciudad de Panamá.

Personas maravilladas por el ingenio de los jóvenes, entre 14 y 18 años, panameños y extranjeros, contemplaban ayer aproximadamente 100 proyectos científicos locales e internacionales.

En ese recorrido por los stands, se podía apreciar la alegría de los muchachos y su deseo de contar su obra.

TALENTO NACIONAL

El proyecto ‘Pista’, a cargo de 15 jóvenes panameños, es patrocinado por la Senacyt y consiste en robots programados para rescate de seres humanos.

Pista es el Programa Institucional de Seguimiento de Talento Académico de la Senacyt y allí los chicos dieron el curso de Robótica.

Quibián Panay, de 14 años, explica que presentan robots programados en situaciones de desastre, cuando los seres humanos no puedan llegar a un objetivo como personas en peligro, ellos sí lo harán.

Panay, quien cursa el tercer año de secundaria en el Centro Cultural Chino Panameño, ubicado en El Dorado, es un líder dentro del grupo.

Ellos tienen cuatro clases de robot. El primero es el robot de suministro que le proporciona a las personas atrapadas insumos, agua, comida, lámparas para que los que están atrapados sobrevivan.

El robot de reconocimiento tiene tres sensores de distancia y su finalidad es esquivar todos los objetos hasta encontrar a las personas que están en peligro.

Una vez llegue a ese punto, enviará una señal por Bluetooth a los otros, dándoles todo el recorrido seguro para llevar los suministros.

La idea es que la señal con esa especificación industrial para redes inalámbricas de área personal (WPAN) posibilite la transmisión de voz y datos entre diferentes dispositivos mediante un enlace por radiofrecuencia.

Otro es un robot de escape que tiene cuatro sensores de luz en cada lado. Al menor rayo de luz que reciba, lo seguirá y su objetivo es sacar a las personas atrapadas mediante la luz.

Los aparatos son de una marca alemana Denys Fisher Robot, cuyo paquete cuesta mil dólares.

Igualmente, ya viene elaborado; los chicos se encargan de programarlo, ponerle los sensores, todo lo que sea necesario.

‘El robot es libre, uno lo programa y lo arma a lo que uno quiera’, dice Panay.

A los chicos del proyecto ‘Pista’ les interesó cosas que ayuden a las personas y que los seres humanos no puedan lograr, como rescates difíciles.

Es la primera vez que la propuesta juvenil es presentada al público.

PINTURA NATURAL

La inventiva de dos chicos de Paraguay, enfocada en proteger el ambiente, resultó en lograr pinturas naturales a partir del pigmento del Ka’ avo Tyre’ y nombre guaraní; que significa ‘hierba huérfana’.

Se trata de una planta nativa de Paraguay, epífita, parásita y semiparásita de varios géneros de las corantáceas.

La elaboración del proyecto consiste en tres fases: la extracción del pigmento de las hojas, luego extracción del agente adherente (caseína) y elaboración final de la pintura. De los hojas se obtuvo el pigmento.

Hugo Marcelo Núñez, estudiante de bachiller técnico en química industrial Colegio Politécnico Cooperativa Multiactiva Capiatá Ltda., manifiesta que la pintura es biodegradable al medio ambiente.

El chico, de 16 años, es parte del equipo que no quiere el daño causado por las fábricas que realizan pinturas con metales pesados como el plomo.

Por su parte, Gustavo Vega, de 17 años, cuenta que su obra reduce la cantidad de polvo y los olores que puedan causar mareos.

Han ganado dos concursos en su país

OBRA DE GUATEMALA

De nuestra América Central, los estudiantes Mariana Flores y Esteban Aguilar presentaron el proyecto ‘Agua Sostenible’.

Ellos, que son del colegio Village School, de Guatemala, mostraron un molino de energía hidráulica.

Hay dos contenedores (uno arriba y otro abajo), y cuando el agua superior cae, impulsa el molino y esto le dará luz eléctrica a las escuelas del área rural.

Entre envases, madera, cables y un pequeño motor, se gastaron $50.

Flores, del onceavo grado, dice que cuando se aplique a una escuela real, el valor dependerá de esas instalaciones, pero se puede hacer con materiales reciclados.

Aguilar, de noveno grado, indica que la idea nació de la necesidad de luz en las escuelas de Guatemala.

La propuesta puede ser utilizada para edificios.

El proyecto, que usa el agua de forma cíclica, fue presentado en septiembre de 2013 en su país.

EL CONOCIMIENTO

Este 2014 se dio la presentación de resultados del nuevo programa ‘Jóvenes Científicos’, que abrieron el espacio de la Feria Científica del Ingenio Juvenil.

Violeta Cumberbatch, directora de Gestión de Ciencia y Tecnología de la Senacyt, indica que lo innovador es que han puesto a trabajar a los chicos de la mano con un mentor investigador científico senior, que le puede dar seguimiento y garantizar así el aprendizaje.

Rubén Berrocal, secretario nacional de la entidad, resume que sin investigación propia no se puede seguir, evaluar, adquirir, adaptar y utilizar el conocimiento existente de una manera crítica.