Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Nacional

El sistema de transporte que aún no se completa

PANAMÁ. Que despejar las calles de diablos rojos, tras pagarle $25 mil de compensación a cada uno, haya salvado de la muerte a muchos pa...

PANAMÁ. Que despejar las calles de diablos rojos, tras pagarle $25 mil de compensación a cada uno, haya salvado de la muerte a muchos panameños es un aporte incalculable del nuevo sistema de transporte.

Esta seguridad, tanto del peatón como del viajero, era uno de los tres soportes que prometía el entonces ministro de la Presidencia, Demetrio ‘Jimmy’ Papadimitriu.

Los otros dos soportes: la rapidez y la confiabilidad han sido los componentes que la población citadina, unos 300,000 pasajeros, continúan esperando.

En la encuesta de Ipsos de enero, 22 panameños de cada 100 encuestados dijo que uno de los diez problemas más graves del país es el sistema de transporte. Este número podría ser mayor si solo se le consultara a la población que reside en los distritos donde funciona el Metrobús.

AJUSTES INFINITOS

Que se necesitan ajustes, que las calles están muy angostas para los buses, que no se cuenta con las todas las paradas, que las zonas pagas agilizarán los trasbordos, que se colocarán más puntos de recarga eran parte de las respuestas del Gobierno y los operadores del sistema ante los reclamos de la sociedad.

En el camino, la operadora colombiana MiBus también tropezó con situaciones que no había contemplado. Los conductores, llamados ahora ‘operadores’, exigieron incremento salarial. Empezaron devengando $580 más $100 de bono si no cometían infracciones. La empresa accedió a aumentar $100 al mes.

Lo anterior calmó las aguas a lo interno, pero en las paradas la ola de descontento seguía subiendo. Nuevamente las autoridades pensaron que estas molestias se disiparían con las primeras zonas pagas, llamadas ‘zonas en panga’ por los usuarios.

Papadimitriu, entonces ministro, reiteraba que este componente no tendría ningún costo, pero la inversión que ha realizado el Estado es de $70 millones en 21 zonas pagas y 886 paradas típicas. Pero los pasajeros no quedaron satisfechos con las primeras estructuras.

La operadora, durante los tres años que tiene operando, incorporó nuevas unidades y nuevas rutas; sin embargo, la decisión del Gobierno de validar de manera indefinida el tránsito de 60 busitos pirata en el distrito de San Miguelito ha demostrado que el sistema no se ajusta a la necesidad de los capitalinos.

‘Cuando el sistema de normalice, ellos saldrán solos’, fue la justificación del director de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), Roberto Moreno, quien los había emplazado hasta el 15 de enero de este año.

Moreno, ante el peligro que representan los piratas al no tener los seguros para transportar pasajeros, le solicitó a la población que no abordase estos microbuses.

Eliécer Montenegro, dirigente de los transportistas de La Chorrera, sostiene que esos transportistas jamás dejarán una actividad donde no se regula el precio del pasaje ni se pagan impuestos ni placas.

Ante esta invasión de territorio, la operadora del Metrobús no ha mostrado mayor molestia.

LA PREGUNTA DEL MILLÓN

En dos ocasiones, el presidente de la República, Ricardo Martinelli, ha pilotado los vagones del Metro de Panamá.

El nuevo sistema de transporte masivo sería entregado el 28 de febrero, según declaraciones del mandatario, pero luego corrió el acto para el 5 de marzo.

Anunció que las pruebas con grupos especiales que se invitarán para estos recorridos de 23 minutos iniciarán el 5 de marzo.

Con la puesta en marcha de todos los vagones del Metro se espera que las calles se despejen y que el sistema Metrobús pueda cumplir con la rapidez, la seguridad y la confiabilidad que llevará a los pasajeros very happy de un lugar a otro.

El gobierno considera que una gran parte de los propietarios de los autos dejarán los vehículos en casa y se trasladarán en el Metro.

En el segundo recorrido de la ruta, para el que se invitó a estudiantes destacados, docentes y trabajadores del consorcio que construye la obra, se le consultó al mandatario y al ingeniero Roberto Roy cuál será el pasaje en el Metro y ninguno de los dos funcionarios contestó la pregunta.

Ambos coincidieron en que se están realizando estudios para determinar el pasaje, que al igual que el del Metrobús, vendrá con un porcentaje de subsidio. Hasta el 33% será pagado con los recursos del Estado, adelantaron.

Sin anunciar el costo del pasaje, el mandatario señaló que se construirá las líneas hacia Panamá Este y Oeste, esta última implica la construcción de un nuevo puente sobre el Canal.

David Ramírez, del Movimiento 23 de Octubre, sostiene que al Metrobús le ha faltado supervisión de cuántos buses están operativos, cuántos choferes tienen, cuál es la frecuencia, qué tecnologías utilizan para asignar los buses. ‘Imponerle multas no arregla, no lo es todo’.