Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Nacional

Panamá es el país que más gasta en la seguridad de sus ciudadanos

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) afirma que a pesar de los progresos en materia democrática todavía persiste un...

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) afirma que a pesar de los progresos en materia democrática todavía persiste un acelerado aumento de la violencia, el crimen y la inseguridad en la región centroamericana.

Según explicó el director del Icefi, Jonathan Menkos, un estudio del Instituto indica que aunque algunos países han mejorado su situación política continúan fallando en los aspectos de seguridad ciudadana.

"La falta de acceso a la educación y la movilidad social están siendo variables que inciden en la falta de seguridad. También la impunidad y el fácil acceso a las armas, el alcohol y drogas que se están dando en la región allanan el camino para un incremento de la inseguridad", manifestó el guatemalteco Menkos.

La cantidad de asesinatos en promedio prácticamente se duplicó en la región entre 2000 y 2012, pese a que la proporción media de policías por cada 100 mil habitantes subió de 218 a 297.

Según el análisis, la evolución del homicidio se puede dividir en dos grupos.

Por un lado, los países con niveles más altos como El Salvador, Guatemala y Honduras, con tasas superiores a los 30 homicidios por cada 100 mil habitantes en 2012.

En el caso específico de Honduras es el país que muestra una fuerte tendencia a incrementar la tasa de homicidios, pasando de 30,7 en 2004 a 86,5 en 2011 y 85,5 en 2012.

En el otro extremo se ubican Costa Rica, Nicaragua y Panamá.

El país que destinó menos recursos durante 2013 fue Nicaragua, que brindó un 0,9 % del PIB, seguido de Guatemala con un 1,4 %, Honduras con un 1,5 %, y El Salvador y Costa Rica, ambos con 1,7 %.

Panamá, en cambio, es la nación que más gasta en la seguridad de sus ciudadanos dando un 2,4 % del PIB durante el año pasado.

"Creemos que en realidad se está invirtiendo lo mismo en cada país, sin embargo, se está dejando de lado la necesidad de mejora de bienestar social y equidad que son factores que también son determinantes de la seguridad en cualquier sociedad", dijo el analista.

Cifras del Banco Mundial, citadas en el estudio del Icefi, indican que, en el caso de Centroamérica, una reducción del 10 % en los homicidios podría incrementar el PIB per cápita anual hasta en 1,0 % en El Salvador, 0,7 % en Guatemala y Honduras, y 0,3 % en Panamá y Nicaragua.

Menkos expresó que la inseguridad no tiene una causa única, como tampoco una sola solución al problema.

Según el analista, las tareas por delante son "arduas y prolongadas", por lo que desde la Icefi hacen un llamado para que en la región reconozcan que se deben lograr mayores niveles de seguridad.

"Hay que seguir dos caminos: uno, mejorar el bienestar social y la equidad, que significa progresar en educación, inserción al mercado laboral; y dos, fortalecer un camino de justicia que erradique la impunidad, que fortalezca la investigación criminal y que mejorare la capacidad y control en las cárceles", indicó el guatemalteco.