Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Nacional

Promoción versus saturación visual

PANAMÁ. La publicidad juega un papel fundamental en la venta de un producto. Los políticos utilizan esta herramienta de la comunicación ...

PANAMÁ. La publicidad juega un papel fundamental en la venta de un producto. Los políticos utilizan esta herramienta de la comunicación para hacerle llegar su mensaje y propuestas al electorado.

Sin embargo, en estas elecciones se manifiesta un fenómeno que poco se había visto antes, y es el uso excesivo de promoción política al punto que afecta el libre flujo vehicular y de transeúntes en calles y avenidas.

Este miércoles, el Tribunal Electoral (TE) tuvo que remover unas banderas de la avenida Balboa para evitar un accidente de tránsito. Además anunciaron otros operativos de este tipo para limpiar la ciudad de Panamá de publicidad que dificulte la circulación de autos.

Pero, ¿se ha llegado a un nivel de saturación que provoque contaminación visual o afecte la salud de los panameños?

Según el investigador de mercado Jaime Porcell, se está en el límite y de forma muy peligrosa se está llegando a un nivel de saturación en todos los medios.

‘A los políticos les fascina ver los postes tapizados de arriba a abajo con banderas y afiches con sus rostros. Allí empieza a manifestarse la contaminación visual’, expresó Porcell.

Por su parte, el doctor especialista en Medicina del Trabajo, Francisco Díaz Mérida, explica que contaminación visual es la alteración visual de la imagen y fisonomía del entorno urbano causada por acumulación de productos, abandono de edificaciones y bienes materiales, así como violación en las densidades y características físicas de publicidad.

‘Hay que partir del principio de que Panamá es una ciudad altamente contaminada, no sólo por el tema de la basura, sino también por una contaminación a la que no se le da importancia, que es la visual’, mencionó Díaz Mérida.

Además del problema que representan para la circulación vial también están las consecuencias médicas que pueden surgir por el exceso de publicidad, política o de cualquier tipo, en las calles y medios de comunicación.

En primer lugar se obstaculiza la alternabilidad de la visión cercana y lejana, lo que podría en un futuro provocar una miopía. También está la saturación de colores que puede generar problemas de cromatismo, sobre todo en niños y jóvenes.

La salud mental es otro aspecto que puede verse considerablemente afectado, pues según Díaz Mérida, a través de la saturación de mensajes se incrementa la carga de trabajo mental por la cantidad de información generando estrés e irritabilidad. Esto puede derivar en enfermedades cardiovasculares y de otro tipo en la población.