Temas Especiales

23 de Apr de 2021

Nacional

En Bella Vista queda muy poca belleza para ver

El que quiera conocer Bella Vista, que venga porque se acaba’. Puede sonar drástico, pero el barrio que mereció tal nombre, seguramente ...

El que quiera conocer Bella Vista, que venga porque se acaba’. Puede sonar drástico, pero el barrio que mereció tal nombre, seguramente por los cumplidos que inspiraba, hoy no es más que unas cuantas cuadras con algunas de las edificaciones sobrevivientes de su época dorada.

Ya no existe el tan famoso teatro ni casas con patios frontales; pero el estilo arquitectónico republicano todavía se puede apreciar en los edificios en pie.

Con mucho esfuerzo, se pueden encontrar grandes ventanales, amplios aleros y techos de teja, entre pilastras en espiral y esquinas redondas que hacen pensar en castillos y alguna otra época.

Con calles amplias y arborizadas, al mejor estilo europeo, nació Bella Vista, el 12 de junio de 1930, por iniciativa del entonces alcalde, Abel de la Lastra.

La lucha por que se convierta en Patrimonio Histórico data de aproximadamente diez años y mientras se logra, va quedando tan solo el recuerdo de algunos rincones de la urbanización.

Sin embargo, no todo es escombros y rascacielos. En pie quedan algunos vestigios de mejores tiempos que siguen atrayendo miradas y despertando curiosidades.