Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Nacional

Vivir en Panamá Oeste, nueva zona de desarrollo

El crecimiento habitacional nace como una alternativa para alejarse de la violoencia, la congestión vehicular en la capital.

Vivir en Panamá Oeste, nueva zona de desarrollo
Vivir en Panamá Oeste, nueva zona de desarrollo

La industria de la construcción ha dirigido sus pasos hacia la nueva provincia de Panamá Oeste, donde está transformando numerosas hectáreas de áreas verdes en extensas filas de viviendas, a través del desarrollo de proyectos habitacionales.

Durante este año 2014, en Panamá Oeste —conformada por los distritos de Arraiján, La Chorrera, Capira, Chame y San Carlos— se esperan unos 249 proyectos en construcción.

Poco más de 50 mil casas ocuparán gran parte de este sector del pais, según revela un documento de la Oficina de Ventanilla Única del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MIVIOT), que cubre desde el 2007 hasta el 2014, sobre urbanizaciones que han sido aprobadas.

La Chorrera, con una extensión de 661.08 kilómetros cuadrados, se sitúa en la primera posición en cuanto a proyectos de viviendas en construcción (100), seguido del distrito de Arraiján (85); Chame (33); San Carlos (27) y Capira (4).

Solo el corregimiento pesquero de Puerto Caimito, en La Chorrera, cuenta con 37 proyectos que tienen capacidad para 9,907 terrenos, seguido por Barrio Colón (5,554 lotes en 26 proyectos), Playa Leona (10 proyectos); El Arado (8); Barrio Herrera (6), Barrio Balboa y Guadalupe (3 cada uno); El Coco y Feuillet (2 cada uno), y por último, Santa Rita, Mendoza y La Represa (1 cada uno), dando oportunidad a 26,600 familias de adquirir una vivienda.

El desarrollo de una región implica en la selección de inversionistas para llevar a cabo proyectos, debido a esto y por la creciente demanda de viviendas en el país, sectores apartados de la décima provincia han visto ya la llegada de maquinarias.

El distrito de Capira aún posee gran parte de su territorio virgen; sin embargo, hay cuatro proyectos en desarrollo con capacidad para 327 viviendas. Uno de ellos se ubica en la comunidad de La Trinidad, corregimiento donde nace el caudaloso río Caimito.

Desarrollo permanente

A simple vista, el número de proyectos en construcción no causa preocupación, pero según el listado del MIVIOT (actualizado hasta el 17 de febrero de este año), hay 436 anteproyectos de urbanizaciones, en espera de la aprobación final, lo que demandará mayor consumo de energía eléctrica, agua potable y servicios de salud, así como más congestionamiento en las vías, debido a la gran cantidad de personas que llegarían a residir al área. Solamente estos anteproyectos generarán 87,556 nuevas viviendas para Panamá Oeste: Arraiján (44,073), La Chorrera (36,004), Chame (2,887), San Carlos (2,466) y Capira (751).

Sector en crecimiento

Marcos Peñaranda, arquitecto municipal del distrito de Arraiján, indica que actualmente se desarrollan muchos proyectos en ese municipio, aproximadamente un 80% de las viviendas están construidas y el resto se encuentra en ampliación de etapas.

Al cierre del 2013, señala Peñaranda, llegaron a Ingeniería Municipal solicitudes de proyectos que se iniciarán en Arraiján, no de forma horizontal, sino vertical, con edificaciones de apartamentos de cuatro y cinco pisos, cuya edificación se prevé a partir del 2015.

Los proyectos urbanísticos en Arraiján mantienen precios que varían desde $50,000.00 hasta $175,000.00 o más.

Distritos turísticos

Noris Granados, jefa de Ventanilla Única de la Oficina Regional del MIVIOT en La Chorrera, señala que en Chame y San Carlos la mayoría de los proyectos que se realizan van enfocados al turismo, con estructuras que llaman la atención de quienes buscan, a través de la internet, una residencia donde vivir o llegan al país. En Chame, al menos 8 corregimientos de los 11 que lo conforman poseen proyectos habitacionales, es así que ya existen 33 en construcción con capacidad para 3,087 casas.

El distrito más alejado de la capital es San Carlos, donde 27 proyectos —campestres y turísticos— ya están construidos para que un total de 1,951 familias puedan residir allí.

Solo en el corregimiento cabecera, 19 anteproyectos tienen 1,389 lotes.

¿Porqué se mudan?

Las familias que optan por seleccionar Panamá Oeste como alternativa para residir buscan seguridad y comodidad, según ellos la capital muestra altos índices de violencia, pero algunos cuestionan la falta de servicios básicos, entre ellos la falta de agua, luz y centros

Los nuevos inquilinos que esperan gozar del crecimiento comercial que se han ido desarrollando como los mall y el disfrute de la naturaleza, no se percatan que cada día muchos sectores se están quedando chicos por la venta de tierras para nuevas viviendas.

Una buena decisión

Finalizaba el  2013 cuando Enrique Pinto decidió dejar el lugar que lo vio nacer, Cerro Batea, en San Miguelito, y trasladarse, junto a su esposa Gloribeth y cuatro hijos, a una nueva casa, en una barriada en Puerto Caimito,  La Chorrera.


Aunque debe caminar diariamente quince minutos para llegar a la parada, pues aún no existe una ruta interna de buses,  considera que fue una buena decisión mudarse a  Panamá Oeste, porque el área   donde residía se estaba volviendo muy violenta.


Belkis Sánchez lleva laborando 15 años en la venta de proyectos inmobiliarios y afirma que la mayoría de las personas que acuden buscando información residen en la  capital. Ellos señalan que la distancia es uno de los factores que los motiva a buscar residencia, además de la seguridad y tranquilidad que ofrece el sector. 


Al mes, unas 15 personas llegan al proyecto donde labora Belkis, ubicado en Llano Largo de La Chorrera, pues los requisitos para adquirir una vivienda han cambiado y ahora con solo seis meses en un empleo se puede aplicar para un nueva casa.