Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Nacional

Caja de Seguro Social desafía la ley 51 con nueva licitación

La Caja de Seguro Social (CSS) contratará el servicio de aseo por $12 millones. Los trabajadores aseguran que se viola la norma

Caja de Seguro Social desafía la ley 51 con nueva licitación
Los trabajadores temen que no se utilicen productos de calidad para el aseo de los hospitales.

El artículo 70 de la Ley 51 de 2005 de la CSS establece: ‘Queda explícitamente prohibida la adquisición de aquellos servicios que la CSS se provea a sí misma y a los asegurados de manera normal, salvo los casos en que la institución se encuentre imposibilitada. En esta última circunstancia, las autoridades de la CSS están obligadas a acelerar los procesos que permitan eliminar la extenalización del servicio contratado’.

La administración de Guillermo Sáez Llorens, que ya contrató a terceros el servicio de hemodiálisis, saca a licitación ahora la limpieza de ocho instalaciones médicas de la capital y el suministro de materiales para esta actividad.

La dirigente de los funcionarios administrativos de la CSS, Priscila Vázquez, asegura que este contrato viola el artículo 70 de la Ley Orgánica de la institución.

Vázquez sostuvo que las empresas privadas ‘se han tomado al Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid’.

En los últimos años, relató la dirigente, los administrativos de la CSS no han contratado personal para la limpieza ‘para hacer ver que requieren este servicio con urgencia’.

Luis Lee, de la Asociación de Funcionarios Administrativos de la Caja de Seguro Social (Anfacss), relató que esa actuación no es nueva. ‘Son empresarios y todo lo quieren transformar en negocios. Cuando los aseadores se declararon en huelga por dos meses, Sáez Llorens no hizo nada para buscar solución’, comentó.

Con esta licitación, de $12 millones, privatizarán este servicio y 1,800 trabajadores quedarán sin empleo, explicó Lee.

‘Cuando discutíamos el incremento salarial, el subdirector (Marlon de Souza) nos dijo que reubicaría a este personal, pero es mentira porque ni siquiera fueron tomados en cuenta para el aumento de salario’, detalló.

El salario de los aseadores de primer ingreso a la CSS es de $474 mensuales, cerca de $150 dólares por debajo del salario mínimo, señaló Lee, quien mencionó que han enviado cartas a la Junta Directiva denunciando estas violaciones y todavía esperan respuestas. ‘Con el reemplazo de los tres representantes de los trabajadores en la junta estamos desprotegidos. No sabemos a quién responden los nuevos miembros’, puntualizó.

A lo largo de este periodo, no solo los trabajadores han alzado su voz en contra de las privatizaciones.

David Ocálagan, paciente de insuficiencia renal crónica, presentó su queja en el despacho de Gioconda Torres de Bianchini , contralora General de la República.

Ocálagan se opuso a que los tratamientos de hemodiálisis quedaran en manos privadas por cinco años prorrogables.

‘El director de la Caja hizo caso omiso de las prohibiciones de la ley. El nuevo contrato de $126 millones para este servicio es un claro ejemplo que no quería prestar el servicio, sino privatizarlo’, mencionó.

Según el paciente, la contratación de la empresa privada no ha mejorado la atención que reciben.

Bolívar Márquez, paciente con fallo renal, explicó que lograron frenar la privatización del servicio de diálisis, por $47 millones, con una serie de cierres de protesta en la carretera Interamericana.

LA LISTA DE COMENENAL

Los gremios que integran la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal) también han criticado las contrataciones de Sáez Llorens.

‘La privatización de las funciones de la CSS se puede dar a través de concesiones, tercerización, ‘out sourcing’ y alquileres de equipo’, informó el grupo.

Entre los servicios externalizados destacan: mamografías, parte del aseo , vigilancia, asesoría extranjera para implementación del programa de atención primaria y manejo de desechos.

Erick Bonilla, de la Junta Directiva de la CSS, recalcó que el contrato está en pausa por las críticas de los trabajadores. ‘El director está esperando que bajen las aguas para intentar pasar el contrato. Es su estrategia’, dijo.

Dilcia Ortiz, la funcionaria enlace de la licitación de la limpieza, no contestó ayer el teléfono que dio como referencia y la Dirección de Comunicación de la CSS no cumplió su promesa de atender a La Estrella de Panamá porque el director está en gira por Bocas del Toro.