25 de Sep de 2021

Nacional

'La Otra Cara': Solís, de motociclista a candidato a vicepresidencia

Quiso ser bombero, luego sacerdote, pero el destino le tenía preparado una carrera de leyes. Espera convertirse en vicepresidente

"No me caracterizó por el buen gusto a la hora de vestir". Admite que no es bien parecido, y hasta asegura que su imagen de despeinado es lo que le da ese toque de hombre interesante. Así se define Gerardo Solís.

El excandidato independiente y exmagistrado del Tribunal Electoral, hoy es el compañero de fórmula de Juan Carlos Navarro, candidato a la presidencia por el opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD).Sentado cómodamente en su sofá  preferido de la sala de su casa, Solís, en un ambiente con poca luz explica cuál es su rol en la actual contienda electoral.

Como todo político en campaña no desaprovecha oportunidad para hacer propaganda: “Nací con una vocación casi sacerdotal para denunciar la injusticia” y “Vota  Navarro - Solís, casilla 1”, es la frase que lo acompaña desde que inició su campaña al lado de Navarro.

Fuera del tema político lo que más disfruta es tirarse en la hamaca a leer un buen libro y tomarse su taza de café y un jugo de naranja. Su plato preferido es el patacón con tasajo bien adobado y asegura que le gusta levantarse tarde, pero su reloj biológico no lo deja. Prefiere trabajar por la noche. “Soy nocturno como los vampiros”, dijo.

Gerardo Solís antes de ser abogado quiso ser bombero, ilusión que le duró poco porque luego la vocación sacerdotal lo sedujo, pero al final decidió inclinarse por el derecho, una profesión casi contradictoria a su personalidad, un tipo según él tímido, y que prefiere una chaqueta de cuero estilo roquero a un traje de saco y pantalón – vestido formal que caracteriza al abogado- .

Quienes lo conocen saben que su afición son las motos y sobre todos las de marca Harley Davidson.