Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Nacional

Plan para reordenar piqueras improvisadas en Penonomé

Los usuarios rechazan la medida, por el elejado emplazamiento elegido para la sub estación de transporte en la ciudad de Penonomé.

Autoridades, empresarios y transportistas del distrito de Penonomé evalúan un plan que permita reordenar las piqueras improvisadas y aliviar el congestionamiento vehicular en los alrededor de Mercado Público de la ciudad zaratina.

El alcalde de Penonomé, Carlos Jaén, dijo que la idea es discutir un proyecto para reubicar todas las terminales de transporte que actualmente obstaculizan las avenidas Manuel Amador Guerrero y Juan Demóstenes Arosemena.

Jaén explicó que la medida es necesaria debido al hacinamiento que afecta no solo a los usuarios, que enfrentan dificultades para abordar un transporte, sino también a los conductores, porque no hay estacionamientos suficientes.

Además, es incómodo y peligroso para los ciudadanos cruzar estas calles para llegar al mercado a realizar sus compras.

El alcalde señaló que se cuenta con el apoyo de la empresa Súper Carnes, S.A., recién instalada en Penonomé, donde se podrá disponer de más de 300 estacionamientos techados, con baños y fuentes de agua, para suplir las necesidades de los usuarios de sectores como Pajonal, Toabré, Churuquita, Chiguirí, Caimito, Sofre y San Miguel, entre otras comunidades.

Los usuarios de estos poblados tienen que viajar largas distancias hacia y desde sus hogares, dijo el funcionario.

En tanto, en las cercanías del gimnasio municipal de Penonomé estarán 15 rutas, entre ellas: El Copé, El Coco, Bella Vista, Aguadulce, Natá, La Pintada, Antón y Cañaveral.

En este estacionamiento se habilitarán los servicios necesarios de higiene (baños sanitarios y fuentes de agua), añadió Jaén.

Por su parte, Raúl Quezada, de la Unión de Transportistas de Coclé, que cubre la ruta de Aguadulce-Penonomé, señaló que definitivamente las autoridades deben buscar alternativas, porque el congestionamiento vehicular diario es incómodo en esta área del mercado y perjudica a toda la comunidad.

Mencionó que los tranques impiden ofrecer un buen servicio de transporte y salir de Penonomé, que no debería tardar más de siete minutos, les toma, en muchos ocasiones, hasta 20 minutos.

En la ciudad de Penonomé, existen 30 rutas de transporte que ofrecen el servicio a cerca de 60 mil usuarios de las comunidades circundantes.

Este distrito no cuenta con estacionamientos públicos ni privados, y el crecimiento comercial que se observa, además del aumento del parque vehicular, hace casi imposible la circulación por estas vías.

Además, los vendedores de plantas, cerámicas y buhonerías se ubican en las incómodas y estrechas aceras alrededor del mercado.

La falta de una terminal de transporte ocasiona que los vehículos públicos se tomen los estacionamientos de locales comerciales, aceras, paradas de buses, espacios baldíos o cualquier lugar para estacionarse.

Todas estas razones evidencian la necesidad de construir una terminal de transporte, de forma urgente, porque los conductores están expuestos al sol y a la lluvia, y no hay un lugar adecuado para que los usuarios aborden los vehículos.

Es un caos total la situación del tráfico, describieron los usuarios consultados, quienes mencionaron otros problemas, como la cantidad de cantinas que hay en el lugar.

También hablaron del mal servicio de recolección de la basura en el mercado, por parte del Municipio.

La recolección de los desechos demora demasiado, indican los transportistas, por lo que hay moscas, cucarachas, roedores y malos olores, que tienen que soportar los usuarios.