Temas Especiales

26 de May de 2020

Nacional

Una promesa del Gobierno que no termina de despegar

El 4 de abril de 2014, el aeropuerto Scarlet Martínez de Río Hato, en Coclé, recibió el primer vuelo chárter procedente de Canadá

Las expectativas por la llegada de los anunciados vuelos chárter, procedentes de Canadá, siguen pendientes entre varios sectores del ámbito turístico o laboral en el entorno geográfico del nuevo aeropuerto internacional Scarlett Martínez de Río Hato, una de las ‘promesas imperdonables’ del presidente Ricardo Martinelli, cumplidas y entregadas en abril, por Rafael Bárcenas, director de la Autoridad de Aeronáutica Civil de Panamá.

Desde el 4 de abril, cuando un avión procedente de Toronto, Canadá, de la aerolínea Flysunwing con unos 136 turistas se posó en el renovado aeropuerto de 53 millones de dólares y fue recibido por el propio mandatario y altos funcionarios del gobierno con murga, calle de honor y protocolo de bienvenida folclórica; los ánimos de invitados vinculados al sector turístico y de algunos residentes de Río Hato, organizados en el comité pro aeropuerto de provincias centrales, no daban lugar a dudas sobre el futuro inmediato, lleno de promisorias ventajas, incluso laborales.

Pero hoy, la situación de la antigua pista militar se mantiene casi intacta.

En sus instalaciones principales, sede de recepción, aduana y torre de control, se moviliza un grupo de silentes funcionarios, la mayoría técnicos asignados desde Tocumen, S.A., la dependencia que tiene bajo su mando este aeropuerto colocado a las puertas de los más dinámicos consorcios hoteleros con marca y fama mundial.

En las poblaciones colindantes, la vida continúa como siempre. Como si este ‘imperdonable’ poco le impresionara, salvo la sensación de transitar por el ‘túnel’ construido en la ruta Panamericana, más nada atrae a los coclesanos y muy poco a los riohateños.

RESIDENTES

Juan Bosco Vega, activista de un grupo de residentes de Río Hato, que desde el principio abogaron por la ubicación de la sede en esta antigua base norteamericana y que suponen un impacto laboral, turístico o comercial en las comunidades aledañas, consideró que ‘eso lleva tiempo, crear nuevas rutas, por lo menos cinco años’. Añade que ‘ha habido poca información del gobierno actual, sobre cuáles son los avances o la situación del aeropuerto’.

Vega cuestionó algunos nombramientos ‘por política’ en las oficinas, sin considerar que hay otras personas de la comunidad con capacidad, tal como siempre lo solicitaron.

En lo que respecta a la necesidad de información sobre la actividad que generará el aeropuerto internacional, como lo afirma Vega, La Estrella de Panamá apeló a entrevistas en uno de los hoteles del área (Decameron), pero resultó infructuoso conocer de algún plan de turistas vía chárter a sus instalaciones. Todo se tramita en la ciudad capital.

Río Hato es un punto céntrico de partida a otros sitios de interés turístico, como El Valle de Antón, la península de Azuero, La Pintada y las ciudades de Antón y Penonomé, el cual es el centro geográfico de la República de Panamá.

Por esta razón, Río Hato fue escogido para la construcción del primer aeropuerto internacional del interior del país, utilizando la rodadura que quedaba de la pista de aterrizaje construida por el ejército estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial.

RETOS

Uno de los retos de la obra era impulsar el auge turístico que empezó desde el año 2000 en la zona de Farallón, Antón, San Carlos, Coronado, Chame, Capira, Penonomé y El Valle de Antón, entre otros sitios del interior.

Un correo enviado a Relaciones Públicas de Tocumen S.A. para recabar información de probables nuevos vuelos turísticos a Río Hato, informó que luego de efectuar consulta, se indicó que en la empresa no se tiene prevista la llegada de vuelos chárter para el día de hoy, viernes, al Aeropuerto de Río Hato; sin embargo, en estos momentos la aerolínea Sunwing, contempla la llegada de vuelos chárter al Aeropuerto de Río Hato posiblemente en el mes de julio, se informó.