Temas Especiales

07 de May de 2021

Nacional

Campesinos caminan junto a Héctor 43 años después

Hoy 9 de junio, como todos los años, pobladores de las comunidades que Héctor recorrió se reunirán en Santa Fe

‘Si desaparezco no me busquen, sigan la lucha’. Aun después de 43 años de la desaparición del sacerdote Jesús Héctor Gallego, una de sus últimas frases vigente en la mente de los miles de campesinos de las montañas del distrito de Santa Fe de Veraguas que hoy participarán junto, a las autoridades de la Iglesia católica y grupos cívicos, de un aniversario más de la muerte de este cura colombiano, el 9 de junio de 1971.

‘A la memoria del padre Gallego no se ha hecho justicia, porque aún hay cosas que no hemos logrado saber’, exclamó Jacinto Peña, quien fue la última persona que vio con vida al cura, cuando fue sacado de su vivienda en la oscuridad de la noche .

Peña, dirigente campesino y estrecho colaborador del religioso, insistió en que la de Héctor no fue una desaparición casual y que ‘todavía en Santa Fe hay familias y seguidores que no sabemos dónde lo tiraron ni quiénes lo mataron’.

Por su parte, Lázaro Rodríguez, miembro del comité organizador para conmemorar los 43 años de la desaparición física del sacerdote, señaló que durante toda la semana se han realizado actividades apegadas al legado de Héctor Gallego con el lema ‘Esperanza de los campesinos’, tales como convivencias, concursos escolares de dibujo, décimas y de oratoria.

Según Rodríguez, muchos campesinos mantienen el legado de Gallego y por estos 43 años continúan predicando y llevando a las nuevas generaciones el trabajo que realizó por los más pobre de esta región y que continúan clamando para que quienes sepan la verdad sobre la muerte del cura colombiano la revelen.

Las actividades se inician hoy desde las 10 de la mañana, con la celebración de una eucaristía presidida por monseñor Audilio Aguilar, obispo de la Diócesis de Veraguas, en memoria del religioso que luchó hasta su muerte por defender el derecho de los campesinos que vivían en una de las regiones más pobres del país.

Luego de la misa, los representantes de la Iglesia católica y de las organizaciones cívicas y campesinas de diversos puntos del país caminarán desde el puente sobre la quebrada Las Trancas hasta la plaza central del pueblo, en donde se erige un monumento en honor al cura colombiano.

Allí se realizará un mitin en donde se espera que se pronuncien, tanto autoridades de la iglesia como familiares de Gallego, que durante estas cuatro décadas han participado de estos actos.

Para conmemorar la fecha este año también será inaugurada La Casa del Recuerdo de Héctor Gallego, un monumento construido en la vivienda que ocupaba el sacerdote, de donde se lo llevaron la noche del 9 de junio de 1971.

EVANGELIZADOR

Héctor Gallego quiso organizar programas que cambiarían la vida de los campesinos, atendía once centros campesinos organizados, realizó una casa comunal en Santa Fe y gracias a él se crearon las cooperativas de servicios múltiples para educar a los campesinos y a los indígenas que eran analfabetas, pobres y tenían poca salud.

El padre Gallego luchaba contra los terratenientes y los abusos que cometían estos denunciándolos a los medios comunicativos y hacía todo su esfuerzo por llevar la palabra de Dios a toda la comunidad, lo que le llevó a tener muchos enemigos en la comunidad veragüense.

El 9 de junio de 1971, durante el gobierno de Omar Torrijos Herrera, mientras Gallego dormía en la casa de un amigo se presentaron tres hombres en un jeep , sacaron al sacerdote, lo golpearon y lo secuestraron. Desde ese día no se tiene noticias de él.