Temas Especiales

28 de May de 2020

Nacional

Colapso de alcantarilla pone en peligro a moradores de Dos Veredas de Arraiján

Con la entrada del invierno, la calle se está perdiendo. Moradores de unas 200 casas utilizan el paso para llegar a sus hogares

Desde hace más de 16 años, los residentes del sector Dos Veredas, en Arraiján, temen que colapse la alcantarilla de una de las principales vías que los lleva a sus hogares.

El primer colapso de una parte de esta alcantarilla se registró durante el mandato del presidente Ernesto Pérez Balladares (1994-1999), y aunque la comunidad ha comunicado al Ministerio de Obras Públicas (MOP) de lo sucedido, nunca se ha reparado el daño, así lo afirmó Noemí Marín, una de las afectadas.

La moradora indica que durante el período del presidente Martín Torrijos, en 2008, nuevamente la comunidad acudió a solicitar la reparación de la alcantarilla ubicada en la barriada 7 de Septiembre, pero tampoco les prestaron atención, solo dijeron que no había maquinaria.

Marín precisó que el problema consiste en que al ser realizada esta obra por la comunidad, era necesario hacer un cabezal que nunca se construyó. A su paso, el agua se fue llevando la tierra por la parte de abajo, lo que ha provocando que se erosionara dos veces, siendo destruida el pasado fin de semana otra parte de la alcantarilla.

Son más de 200 las casas que se encuentran en esta área, a cuyos habitantes se les hace difícil transitar por ese sitio y les queda solo la alternativa de usar otra calle cercana, pero también la alcantarilla colapsó y el MOP realiza trabajos de reparación.

‘Con las lluvias que están cayendo, parte de la calle se ha ido derrumbando’, no sabemos qué hacer porque para salir al centro del pueblo hay que tomar hacia Loma Cová, entrar por el sector de Las Nubes y recorrer todo ese tramo. También hay problemas con los colegiales, señaló la afectada.

Recordó que el día 5 de marzo acudieron a las oficinas del MOP, donde les dijeron que en la semana irían a reparar el daño, pero nunca fueron, y ahora salen con que ya no se puede hacer nada, pues el gobierno está en transición.

Para Mayra Armuelles, propietaria de una tienda en el sector, el colapso de la alcantarilla representa pérdidas económicas porque los carros que la suplen de productos, como pollo, huevo y leche, no pueden llegar.

Sumado a esto, están los trabajos que se realizan en el alcantarillado de la otra calle que colapsó con las lluvias el pasado fin de semana, lo que provoca que no exista manera de llegar, mientras ella debe esperar que todo sea arreglado y sus finanzas sigan bajando.

Reina Gutiérrez, directora del MOP en Arraiján, dijo que se trata de pasos vehiculares que al subir las aguas en invierno la tierra que rodea las alcantarillas se va socavando. El paso posee líneas de tubos de 1.50 de diámetro por 5 metros de ancho, pero debido a que ya el periodo de administración está terminando, no poseen fondos para realizar los trabajos de reparación, dijo Gutiérrez.

La funcionaria afirmó que por el sector no pueden pasar los vehículos, por lo que envió a personal de la institución a colocar cintas amarillas para evitar accidentes, pero aún así algunos conductores la quitan y se arriesgan.