Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Nacional

Insalubridad en el mercado público de Santiago

El sitio de expendio de alimentos presenta graves deficiencias sanitarias, tales como un ineficiente sistema de canalización de las aguas

Insalubridad en el mercado público de Santiago
Las verduras y legumbres están en el piso rodeadas de aguas negras.

El descontento entre los más de 60 buhoneros y vendedores de frutas y legumbres del mercado público de Santiago por la incomodidad en que se mantienen desde hace cinco años continúa, debido a que las autoridades no concretaron los trabajos de construcción del albergue municipal de esta ciudad y el municipio no explica por qué esta obra quedó inconclusa.

Mientras, se han cumplido cinco años desde que se paralizaron los trabajos de construcción del Albergue Municipal de Santiago, aún las autoridades no han encontrado una solución al conflicto que mantiene descontentos a los buhoneros y vendedores de frutas y legumbres del Mercado Público de esta ciudad.

Aunado a la falta de espacio se suma el colapso de las tuberías de aguas servidas debido a las construcciones que se ejecutan en este sector, provocando bajas en las ventas de los comerciantes del mercado público.

Teresa Cedeño, vocera de los afectados, dijo que llevan mucho tiempo pasando dificultades para la venta de sus productos debido a que desde que fueron reubicados en los alrededores del mercado tienen que colocar las frutas y legumbres en el suelo y en medio de condiciones insalubres, aunado a que deben soportar los fuertes aguaceros en un lugar inapropiado.

Según la fuente, en cinco años no han visto a ninguna autoridad municipal en el mercado público de Santiago para que les explique qué ha pasado con este proyecto que se ha convertido en una guarida de alimañas, acumulación de basura y malos olores.

Isidro González, vendedor en el mercado público de Santiago, denuncio que también les afectan las construcciones que se ejecutan en el área porque la obstrucción de las tuberías provocó el desbordamiento de las aguas, heces y de paso un mal olor insoportable para los usuarios que frecuentan el sitio.