Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Nacional

San Felipe se renueva, pero sus residentes son expulsados

Antes los gritos de protesta de unos 80 residentes de San Felipe, las autoridades ordenan el cese temporal de los desahucios

San Felipe se renueva, pero sus residentes son expulsados
En San Felipe existen unos 80 inmuebles condenados.

El Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MIVIOT) suspendió de manera temporal el desalojo de un grupo de propiedades horizontales ubicadas en el Casco Antiguo, corregimiento de San Felipe.

La cancelación se dio luego de que unas 80 personas formaran una barrera humana para evitar la entrada de las autoridades en uno de los edificios ubicados en la calle trasera del Museo del Canal Interoceánico.

En ese momento, las autoridades habían acudido a desalojar a un solo residente. Según la orden de proceder, el desalojo se debía a que este tenía una ‘morosidad de 45 meses’ en el pago del alquiler.

LOCALES COMERCIALES

Pero los vecinos aseguran que esa no es la verdadera razón. Para ellos, existe un plan para sacar a decenas de residentes de 16 inmuebles del área para construir un local comercial sobre estos terrenos.

‘Esto fue vendido con nosotros adentro’, manifestó el residente José Peregrina.

Al momento de la venta ‘nos dijeron que arregláramos el alquiler con el nuevo dueño, pero éste nunca se apareció y ahora nos quieren sacar’, dijo Peregrina, quien asegura haberse establecido allí hace más de cuatro décadas.

En la tarde del día anterior, había sido desalojado de uno de los apartamentos de ese mismo edificio Carlos Ortega, de 65 años de edad, en momentos en que él no se encontraba en su hogar.

‘Yo estaba trabajando cuando me llamaron para contarme lo que estaba pasando. Se llevaron todas mis cosas’, dijo Ortega.

‘Este sitio me pertenece porque me lo heredó mi padre, que ya falleció’, relató Ortega, quien regresó ayer para ayudar a sus vecinos a impedir el lanzamiento.

De acuerdo con los vecinos de San Felipe, en lo que resta del año se tiene previsto el desalojo de 16 edificios más, para ser restaurados.

El corregidor, David Gordón, aseguró desconocer el proceso legal de los desalojos o el fondo de los mismos. ‘Yo solo ejecuto’, aseguró.

‘Yo no sé nada, sólo ejecuto’, sustentó Gordón, ante los reclamos de miembros de las asociaciones de residentes que se presentaron a la protesta.

Tras varias horas de discusión, Gordón decidió ‘suspender el desalojo temporalmente’.

‘Aunque es legal, no es conveniente hacerlo de esta manera’, explicó.

Lo mismo consideró Jaime Barroso, director de Asesoría Legal del MIVIOT, quien prometió un análisis del caso.

‘Trataremos de encontrar una solución para las personas que viven en el Casco Antiguo de la ciudad. Mientras negociamos no se darán los desalojos’, recalcó Barroso.

El desalojo por morosidad en San Felipe es un recurso que se puede utilizar para evadir la responsabilidad de indemnizar a los residentes.

Es una figura establecida en la Ley 136 del 31 de diciembre de 2013, que dictamina algunas disposiciones para la rehabilitación del Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo.

Esta ley impone presiones con el fin de evitar los edificios condenados en el Casco Antiguo.

Entre las presiones incluidas por la ley figura la de expropiar edificios que no han sido remodelados o no se les da mantenimiento y afectan la vistosidad del lugar.

LOS DUEÑOS MIENTEN

‘Es evidente que muchos dueños de edificio mienten, porque saben que esto es una oportunidad para el mercantilismo inmobiliario. Esta es la mejor manera de sacar a estas personas sin tener que pagarles’, expresó María Chávez, miembro de la Red Ciudadana Urbana de Panamá.

Según el artículo 24 de la ley, la compensación debe ser pagada por el arrendatario ‘en efectivo u otros documentos negociables’ en montos que van entre los 5 mil y 12 mil dólares ,según la antigüedad de residencia de cada familia que habita el inmueble.