Temas Especiales

23 de Oct de 2020

Nacional

Déficit de médicos, ambulancias y enfermeras

Los centros de salud en la provincia chiricana no cuentan con lo más indispensable. Hace falta personal y equipo médico

Déficit de médicos, ambulancias y enfermeras
Las ambulancias no cuentan con tanques de oxígeno para brindar primeros auxilios.

En ‘coma’ se encuentra actualmente el sistema de salud de la provincia de Chiriquí. La falta de personal médico, enfermeras y ambulancias son un lastre que impide prestar un servicio adecuado a la población

‘Tenemos un déficit de 20 médicos —solo en medicina general, sin contar a los especialistas—, 99 enfermeras y 26 ambulancias’, señaló Agustín Saldaña, director provincial del Ministerio de Salud (MINSA), a La Estrella de Panamá.

Por el momento, los centros de salud del MINSA solo cuentan con cinco ambulancias para cubrir toda la provincia. Pero ninguna de ellas reúne las condiciones necesarias para atender pacientes en estado delicado, ya que carecen de tanques de oxígeno para primeros auxilios.

En los talleres, se encuentran 13 ambulancias más, pero estas cumplieron ya su edad de servicio, y solo esperan para ser desechadas.

La provincia chiricana cuenta con 30 centros de salud, 21 subcentros y 45 puestos de salud en funcionamiento, pero veinte de estos no cuentan con personal para atender a los pacientes.

Prácticamente en ninguno de los 45 puestos de salud existentes se da atención continua; se hace solo semanalmente o por mes, debido a lo costoso que resulta movilizar equipos, sin contar con vehículos de doble tracción que permitan penetrar los malos terrenos para visitar las regiones apartadas.

‘El MINSA ha optado por misiones de salud preventiva, que llegan a las comunidades a través de grupos itinerantes. En estos casos, se presta atención directamente a los hogares, lo que representa una oportunidad para educar en salud y promover estilos de vida más sanos, que reduzcan la incidencia de enfermedades prevenibles’, dijo Saldaña.

Actualmente, en Chiriquí se encuentran dos organismos extrainstitucionales que, con la ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo, están desplazando la atención médica a áreas remotas en donde no existe presencia del MINSA.