Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Nacional

Casi todo el dinero del PAN terminó en la banca local

Las ocho entidades vinculadas a Rafael Guardia no son las únicas que aceptaron fondos de procedencia dudosa

Casi todo el dinero del PAN terminó en la banca local
Bancos vinculados en los casos de venta de granos y comida deshidratada.

De los 91 bancos que tienen licencia en el Centro Bancario Internacional, 20 son panameños. Dos le pertenecen al Estado (Banco Nacional y Caja de Ahorros), el resto son de capital privado.

Hasta el momento, 10 bancos panameños (entre privados y estatales) han salido a relucir en al menos una de las indagatorias que se le han hecho a los 123 investigados por daños al patrimonio nacional durante la pasada administración.

En las indagatorias practicadas a Rafael Guardia Jaén, director ejecutivo del Programa de Ayuda Nacional (PAN) entre 2012 y 2014, consta que el exfuncionario hacía transacciones en ocho bancos distintos. Uno de capital estatal (Caja de Ahorros) y tres de capital privado (Banco General, Global Bank y Unibank).

La Estrella de Panamá pudo conocer que, en los expedientes por venta de comida deshidratada al Ministerio de Educación, hay cinco bancos mencionados: Banco Nacional, Towerbank, Credicorp Bank, Balboa Bank y La Hipotecaria.

En las indagatorias realizadas a Pablo Andrés Ruiz Obregón, representante legal de Hialing Corporation (compañía involucrada en la venta de granos, bolsas de comida y mochilas al PAN), se indica que el banco que utilizó su empresa era el Banco Panamá.

Datos proporcionados por el Ministerio Público (MP) indican que, hasta ahora, en las investigaciones por daño patrimonial al Estado en la administración Martinelli se ha relacionado a 85 compañías (55 por bolsas de comida, 13 por el programa ‘Piso y techo' del Ministerio de Vivienda, 6 por la venta de mochilas; 4 por la venta de granos; 3 por el alquiler de helicópteros; 1 por la comida deshidratada; y 1 más por situaciones irregulares en la adquisición de llantas).

TAPAR EL SOL CON UN DEDO

La hipótesis de los fiscales es que Rafael Guardia Jaén (quien se declaró culpable), y muchos políticos y empresarios que han sido indagados, utilizaron el sistema bancario para ‘blanquear' los dineros mal habidos que consiguieron, ya fuera a través de coimas (en el caso de los funcionarios) o por las ventas de productos efectuadas al Estado a precios exorbitantes (los empresarios).

El Ministerio Público y la Fiscalía de Cuentas tratan de demostrar que para ‘blanquear' los fondos usurpados, los implicados compraron propiedades o depositaron los dineros en cuentas (propias o de terceros) y luego las enviaban a otros países.

Que el Centro Bancario ha sido utilizado para el blanqueo de activos es un secreto a voces. No es casual que, en 2014, el Grupo de Acción Financiera (GAFI) colocara a Panamá en su lista gris por considerar que el istmo tiene, todavía, deficiencias en sus regulaciones y leyes en contra lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.

Al respecto, Dulcidio De la Guardia, ministro de Economía y Finanzas, declaró en marzo: ‘Nuestro sistema ha sido vulnerado por los lavadores de dinero y no podemos permitir que eso continúe'.

¿CÓMO ES POSIBLE?

En Panamá existen los organismos que evitan que situaciones así ocurran. La Unidad de Análisis Financiero (UAF) es la encargada de vigilar cualquier movimiento bancario que considere sospechoso e informarlo a las autoridades correspondientes (Tribunal de Cuentas, Superintendencia de Bancos) para que investiguen.

A pesar de que en la pasada administración personas consideradas ‘políticamente expuestas' como Rafael Guardia Jaén o Guillermo Ferrufino (ministro de Desarrollo Social), Mario Martinelli (hermano del presidente Ricardo Martinelli), por mencionara algunos, empezaron a abrir cuentas y depositar millones de dólares en distintos bancos, la UAF no emitió ninguna alerta.

SOSPECHOSO

Un caso parecido al de Rafael Guardia Jaén es el de Rubén De Ycaza Arias. A través de su compañía Lerkshore International Limited, depositó $60 millones que le pagó el PAN por la venta de comida deshidratada en Banco Trasatlántico (hoy Balboa Bank). Rubén De Ycaza Arias fue accionista del Banco Trasatlántico

Hoy, De Ycaza está bajo investigación como uno de los mayores implicados en los daños patrimoniales a través del Programa de Ayuda Nacional.

Guardia Jaén y De Ycaza Arias no son los únicos, también se puede mencionar a Hialing Corporation.

Pablo Andrés Ruiz Obregón, representante legal de la empresa que obtuvo 27 contratos con el PAN, declaró que la compañía tenía su cuenta en Banco Panamá.

Entre 2009 y 2014, según contratos a los que La Estrella de Panamá tuvo acceso, el empresario pactó negocios con el PAN que suman poco más de $22 millones.

Antes de entrar a Hialing Corporation, Ruiz Obregón no tenía mayor experiencia laboral que unos cuantos meses como empleado del Banco General, al cual ingresó luego de graduarse en la Universidad de Purdue, en Indiana (Estados Unidos).

¿Cómo un joven que no llega a los 30 años puede abrir cuentas en bancos, depositar millones y pasar desapercibido sin levantar sospechas de los ejecutivos de cuentas, de los banqueros, o de la UAF?

LOS VÍNCULOS

Parece que las conexiones entre los bancos mencionados en las indagatorias y el gobierno pasado, durante el cual se investiga el daño patrimonial, tuvo un gran valor a la hora de determinar a quién se le abría una cuenta o no se le daba un préstamo.

En Banco Panamá aparece como director Mario Martinelli Berrocal, también socio capitalista de Hialing Corporation, empresa cuyas cuentas estaban en las bóvedas del banco que tiene el nombre del país.

Un miembro de la directiva de ese banco, que prefirió guardar anonimato, contó a este diario bajo qué circunstancias Banco Panamá no solo le abrió una cuenta a Hialing Corporation, sino que le prestó más de un millón de dólares.

El banquero reveló que Pablo Andrés Ruiz Obregón llegó referido por Mario Martinelli Berrocal, uno de los socios de la entidad financiera.

El empresario sonaeño dio excelentes señas sobre su recomendado y, además, presentó un contrato refrendado por la Contraloría General de la República. ‘¿Cómo no iba a aceptarlo con tantos avales?', se pregunta este directivo de Banco Panamá.

Hialing Corporation ha sido acusado de venderle al Estado todo tipo de productos a precios que estaban aún por encima del valor del mercado.

Ante esta situación el banquero, se justifica: ‘Le prestamos dinero para que comprara, por decir algo, un vaso a $1; si él decidió vender ese vaso a $15, cuando en realidad costaba $5, no es asunto nuestro'.

==========

‘JUSTICIA SELECTIVA'

El club de los ‘intocables'

Durante la entrevista que diera Mariano Mena a ‘Polígrafo', columna dominical de La Estrella de Panamá , el hoy asesor del Ministerio de Gobierno criticó que, para él, hay ‘justicia selectiva', ya que muchos de los implicados en los daños a las arcas del Estado durante el pasado gobierno, siguen libres. ‘Con el latrocinio que se dio, hay muchos que están volando. ¡No los tocan!', se lamentaba el exsindicalista.

Entre aquellos ‘intocables', Mena mencionaba a Alberto Vallarino, Roberto Henríquez y Demetrio Papadimitriu. Los tres fueron ministros de Ricardo Martinelli, el primero de Economía y Finanzas, los otros dos de la Presidencia (Henríquez también fue Canciller).

¿Por qué habría que investigarlos? Los tres eran parte de la junta directiva del Programa de Ayuda Nacional (PAN).

Vallarino era el máximo encargado de las finanzas del Estado, Roberto Henríquez y Demetrio Papadimitriu, al ser ministros de la Presidencia, eran los superiores directos de Giacomo Tamburrelli y de Rafael Guardia Jaén, directores ejecutivos del PAN.

Qué dice la Carta Magna

Aunque el jefe del Gabinete es el presidente de la República, en aquel entonces, Ricardo Martinelli, el artículo 186 de la Constitución señala que ‘los actos de Presidente de la República, salvo los que pueda ejercer por sí solo, no tendrán valor si no son refrendados por el Ministro de Estado respectivo, quien se hace responsable de ellos. Las órdenes y disposiciones que un Ministro de Estado expida por instrucciones del Presidente de la República son obligatorias y sólo podrán ser invalidadas por éste por ser contrarias a la Constitución o la Ley, sin perjuicio de los recursos a que haya lugar'.

El constitucionalista Miguel Antonio Bernal comenta que ‘decir que actuaban por órdenes superiores no los exime de responsabilidad. La Constitución no admite en esos casos la obediencia debida'.

En lenguaje más coloquial, el también catedrático de la Universidad de Panamá concluye: ‘Aquí cabe ese viejo refrán que dice que tanta culpa tiene el que mata la vaca como el que le agarra la pata'.

Otros vínculos

Enrique Montenegro, también declaró en ‘Polígrafo', que ni a Vallarino ni a Papadimitriu les iba a pasar nada, pues estaban vinculados a Juan Carlos Varela.

‘Como trabajó en la campaña de Varela, hubo un arreglo y se le está dando un trato especial', decía ‘Chito' en referencia al publicista. Con respecto al banquero, aseguraba que ‘está muy tranquilo, porque es el presidente del Partido Panameñista'. Sobre Roberto Henríquez, Montenegro sacó a relucir que es hermano de Milton Henríquez, ministro de Seguridad.

Con la aplicación de la medida de detención preventiva a Frank De Lima, apenas este lunes, son cuatro los ministros y dos los viceministros que han sido investigados: Lucy Molinar (ministra de Educación), María Fábrega (viceministra de la Presidencia), Susy de Varela (viceministra de Desarrollo Social), y Federico Suárez (ministro de Obras Públicas), tienen país por cárcel; Guillermo Ferrufino (ministro de Desarrollo Social) está detenido en la DIJ.

==========

BANCOS PANAMEÑOS

Catorce bancos han sido vinculados a dineros obtenidos por peculado.

10

de las entidades señaladas son panameñas. En el Centro Bancario solo hay 20 bancos de origen local, dos estatales y 18 privados.