Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Nacional

“Encontramos otras adendas por $200 millones”, Girón

Estivenson Girón habla de documentos en evaluación para aumentar el precio de la Ciudad Hospitalaria

Que una empresa constructora rebajase $70 millones del precio de un proyecto es algo que no se ve todos los días. Esto lo propuso FCC Construcciones a los directivos de la Caja de Seguro Social (CSS).

El equipo de Guillermo Sáez Llorens lo aceptó y lo presentó en la Junta Directiva de la institución. Los directivos aprobaron el asunto. De $587 millones, el hospital, único en la región centroamericana, quedó en $517 millones.

Lo anterior estaba condicionado. Uno de estos cambios tenía que ver con el pago. En vez de cobrar los $587 millones en un solo cheque, tal como lo estipulaba la modalidad del licitación llave en mano con financiamiento incluido, se adelantarían sumas por etapas.

¿Qué ganaba FCC Construcciones rebajando el precio? Marlon de Souza, exsubdirector de la Caja, piensa que pudiera ser tiempo y que el tiempo es dinero.

En la ganancia de tiempo, la diferencia la haría el tipo de material que se utilizaría en las paredes del proyecto. En este caso, el pliego de cargos favorecía la ganancia de tiempo.

Se gana tiempo instalando planchas de hojas de yeso y se pierde tiempo colocando metros de bloques. El pliego de cargos de la Ciudad Hospitalaria permite tres tipos de materiales: bloques, fibrocemento y placas de yeso.

En octubre pasado, el economista Estivenson Girón asumió la dirección general de la entidad. A las semanas de la transición, en un cruce de misiva reveló una serie de situaciones en el proyecto.

Entre los hallazgos del equipo de Girón están unos 70 mil metros de pladur (una marca de placa yeso) y que las losas no soportaban el cambio de las placas por bloques.

El pliego obliga que antes de colocar los materiales se tienen que probar en laboratorios y ser aprobados por el supervisor de la obra.

De los recursos de los asegurados se destinaron $6.6 millones para que la empresa española Prointec supervisara a diario el proyecto.

‘Si el pliego permite esos materiales, ¿cómo es que el contratista acepte tirar esas paredes y colocar bloques asumiendo ella sola el costo?, pregunta de Souza.

La Estrella de Panamá envió la semana pasada esta interrogante a FCC y le pidió su versión de la rebaja de $70 millones. No hubo respuesta.

Girón, consultado sobre los detalles de la negociación con la contratista para el cambio del pladur , responde que los llamó para limar asperezas y presentarle la situación. Se comprometieron a poner bloques, pero aún no se ha firmando un documento para esto.

Lo que sí afirma es que encontró documentos en donde se evaluaba aumentar el precio del proyecto por $200 millones.

Meses atrás, Girón aseguraba que se requerían $300 millones adicionales para comprar el 75% del equipamiento del hospital.

‘Los equipos para la primera y segunda fase están contemplados en el contrato', afirma De Souza. ‘Los que no están dentro son los que se instalarán en futuras ampliaciones', precisa.

EL FUTURO

Desde principios de enero los directivos de la CSS esperan el informe técnico del director para decidir qué hacer con el proyecto. Girón dijo este martes que no ha presentado el documento y que si la Alcaldía de Panamá, interesada en las instalaciones, le paga los $200 millones pagados, la entrega.

En el debate sobre los 70 mil metros de placa yeso, quien no ha explicado, argumentando que eso le toca a la Caja de Seguro Social, es la empresa española Prointec, que cobró más de $6 millones para fiscalizar que la contratista cumpliera con las pruebas de laboratorio, con el pliego y el contrato con el Estado.

==========

PROYECCIONES DEL HOSPITAL

La administración estima que en tres años abrirá la primera etapa.

De retomarse pronto las obras, en 2018 se comenzará a atender en algunos edificios de la Ciudad Hospitalaria.

Unos $350 millones anuales costará la operación del nuevo complejo.