20 de Oct de 2021

Nacional

Tras 13 días de huelga no hay acuerdo en Cervecería Nacional

El paro, que es secundado por la gran mayoría de los trabajadores y afecta a la planta de producción, se declaró el pasado 10 de julio

Dos semanas después de que se iniciase la huelga en la cervecera más grande de Panamá, la producción nacional sigue parada y no hay visos de acuerdo ni de acercamiento entre la compañía y dos sindicatos.

"Hasta la fecha no se ha llegado a un acuerdo satisfactorio para ambas partes, por lo que la huelga continúa", confirmó hoy a Acan-Efe la gerente de comunicación de Cervecería Nacional, Indira Doyen, que rehusó contestar a más preguntas.

El paro, que es secundado por la gran mayoría de los trabajadores y afecta a la planta de producción y a todos los centros de trabajo y distribución del país, se declaró el pasado 10 de julio ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre el nuevo convenio colectivo.

"La compañía nos ha retenido el salario de la primera quincena de julio (fecha en la que aún no había comenzado la huelga) como medida de represalia", denunció a Acan-Efe el subsecretario general del mayoritario Sindicato de Trabajadores de la Industria Cervecera de Panamá (STICP), Juan de la Cruz Pino.

Según los sindicatos, Cervecería Nacional rechaza categóricamente sentarse a negociar porque el convenio colectivo que proponen "está lleno de beneficios para los trabajadores", como la exigencia de pagar el salario mínimo a todos los empleados y la obligatoriedad de fijar el domingo como día de descanso.

"Nuestro propósito no es llevar a la empresa a la quiebra, sino que se respeten nuestros derechos", clamó el operador de máquinas Miguel Vargas. Desde hace dos semanas, un centenar de trabajadores se encuentra atrincherado en dos carpas improvisadas a las puertas de la planta de producción de la cervecera, en el centro de la capital panameña.

"Hoy hemos hecho yuca sancochada. Comemos lo que nos trae la gente, que es muy solidaria", reconoció una mujer que prefirió mantenerse en el anonimato mientras echaba una partida de parchís.

Los trabajadores se quejaron además de la poca atención que están recibiendo por parte de los medios locales, a pesar de que la huelga es una situación "de interés público" que puede llegar a "poner en peligro" el abastecimiento de bebidas del país.

"Ayer fui a un supermercado en Cerro Batea (en la periferia este de la capital panameña) y no tenían refrescos ni casi ninguna cerveza. Es un peligro que no haya cerveza en este país", apuntó el dirigente del STICP.

De quien sí recibieron apoyo los empleados de Cervecería Nacional fue del colectivo de trabajadoras sexuales de Panamá, que esta semana emitieron un comunicado en solidaridad con los huelguistas y para reclamar el "silencio mediático" que rodea al paro.

Cervecería Nacional, que es un importante anunciante publicitario en Panamá, emplea a más 1.500 personas y, entre sus más de 15 productos, se encuentran reconocidas marcas nacionales como las cervezas Atlas, Balboa y 507, y los refrescos Crush, 7 Up y Pepsi.

Es propiedad del Grupo SabMiller, considerado uno de los principales conglomerados cerveceros del mundo, después del Grupo InBev.