Temas Especiales

08 de May de 2021

Nacional

En duda, resultado de las pesquisas de los fiscales

Los casos por corrupción que adelanta el Ministerio Público mantienen el interés ciudadano

‘Hay dos razones poderosas por las cuales las investigaciones que lleva el Ministerio Público por corrupción generan inquietudes: si bien el sistema es deficiente, está claro que cuando hay voluntad política se puede hacer justicia (...) pero del otro lado, también está claro que no hay deseo de hacer el esfuerzo verdadero de enjuiciar a los políticos de alto nivel'.

Así retrata el politólogo Richard Morales las críticas que han surgido por estos días contra el Ministerio Público, por la forma en la que lleva los casos de corrupción durante el quinquenio en el que Ricardo Martinelli estuvo al poder. Unos hablan de abuso de poder. Otros, de ejecución rigurosa de la ley.

Desde el PRD, Rolando Mirones ha asegurado temer que por la ‘manera acelerada' con la que los fiscales actúan, los expedientes terminen en sobreseimientos, lo que conllevaría a una ‘desilusión generalizada'.

‘Eso es lo que muchos quisieran que ocurriese', rebate la activista Magaly Castillo, directora de la Alianza Ciudadana Pro Justicia.

‘En el Ministerio Público hay un equipo técnico altamente profesional. Nos lo dice el hecho de que las actuaciones de los fiscales han sido respaldadas por los jueces del Órgano Judicial', amplía Castillo. Todas, salvo la medida de prisión preventiva que emprendió la Fiscalía Tercera Anticorrupción contra el comunicador Julio Miller (revocada por ella misma), o la que impuso la Fiscalía Contra el Crimen Organizado a los exdirectores del Consejo de Seguridad Alejandro Garuz y Gustavo Pérez (el Juzgado Décimosexto ha dicho que fue excesiva, aunque los que los acusaron de espionaje ilegal la han apelado), insistió.

‘Lo que pasa es que el sistema también tiene deficiencias estructurales que algunos abogados conocen y han decidido explotar', explicó Morales.

Ese, dicen los entendidos, es el camino que más ha explotado el expresidente Ricardo Martinelli, cuyo fuero por ser diputado al Parlamento Centroamericano ha puesto trabas a los procesos judiciales que se siguen contra él en la Corte Suprema de Justicia.

Erick marciscano | la estrella de panamá‘Nos toca estar vigilantes de lo que pase con los casos en el Órgano Judicial',MAGALY CASTILLOALIANZA PRO JUSTICIA

Martinelli ha adquirido un nuevo fuero, a la sazón de su candidatura a convencional del partido Cambio Democrático (CD). También lo tiene su esposa, Marta; y sus hijos Ricardo, Luis Enrique y Carolina. La exdirectora de la Ampyme Giselle Burillo, el exministro José Raúl Mulino, el exasesor presidencial Rodrigo Sarasqueta y el exvocero Luis Eduardo Camacho también están en la lista de nuevos aforados.

Los dirigentes de CD suman fueros penales, aun cuando esa figura de protección atentan contra otros exfuncionarios bajo investigación. El levantamiento de la prohibición de investigar al exministro Roberto Henríquez sin permiso del Tribunal Electoral tiene detenido el expediente en el que su excompañero de gabinete Frank de Lima está siendo sindicado por fraccionamiento de partidas en el PAN.

‘Es el momento de confiar en nuestras autoridades judiciales. Nos toca estar vigilantes de lo que va a pasar en el Órgano Judicial, que ahora tiene que responder al clamor de la gente por justicia', insiste Castillo.

Aunque Morales matiza: ‘que un (Guillermo) Ferrufino o hasta una Lucy Molinar caigan, es probable, porque ellos no son figuras con influencia real sobre cómo se lleva el país. Pero (Felipe) Virzi, (Nicolás) Corcione, (Alberto) Vallarino o el propio Martinelli es otra historia. Está claro que tocando a gente como ellos se puede arrastrar a mucha más gente'. 'Los límites ya están fijados', dijo.

==========

‘Si los procesos judiciales se caen sería dañino para la credibilidad de la justicia',

RICHARD MORALES

ANALISTA