Temas Especiales

28 de Ene de 2023

Nacional

Padres de institutores quieren hablar con Varela

Tras varios allanamientos, once ‘aguiluchos' están detenidos preventivamente en el Centro de Custodia de Arco Iris, en Tocumen

Padres de institutores quieren hablar con Varela
Los padres pidieron justicia para sus hijos.

Los padres de familia y acudientes de los estudiantes del Instituto Nacional investigados por los actos vandálicos del 7 de julio, que dejaron un profesor y una estudiante quemados, además de daños a bienes públicos y privados, protestaron públicamente este jueves, por tercera vez.

Las escalinatas de la Basílica Menor de Don Bosco, en Calidonia, fueron el escenario para que los quejosos denunciaran que están tratando a sus hijos como delincuentes y les impiden el derecho a estudiar.

Los manifestantes están incómodos por el trato del Ministerio Público y habían pedido a la Defensoría del Pueblo que sea mediadora del proceso legal.

Mari Córdoba, madre de Carlos Zurita, uno de los detenidos en el Centro de Custodia de Arco Iris, Tocumen, explicó que su hijo es inocente y quiere que le permitan terminar sus estudios, ya que es graduando del Bachiller de Humanidades y está afectado psicológicamente.

‘Estamos molestos por la forma como se ha llevado el proceso, violando los derechos. Se les debe dar casa por cárcel', dijo.

Córdoba sostuvo que su hijo es un estudiante con buenas calificaciones, que ayer cumplió 48 días en prisión, y que su salud ha desmejorado. ‘Lo he visto más delgado, él quiere salir', dijo.

El joven fue detenido a las 5:00 de la madrugada en su residencia en Las Cumbres el 16 de julio, tres días después de que la ministra Marcela Paredes presentara formalmente la denuncia del caso ante el Ministerio Público.

La intención de los acudientes es reunirse con el presidente Juan Carlos Varela antes de su viaje oficial a Cuba, programado para el 9 de septiembre.

La situación se ha complicado cuando este miércoles también hubo llanto, reclamos y quejas debido a que los jóvenes fueron conducidos al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses para practicarles exámenes de salud y mental dentro del proceso en el que se les acusa de terrorismo y otros delitos.

El 28 de agosto, los padres se manifestaron frente a la Defensoría del Pueblo y denunciaron que los jóvenes están enfrentando padecimientos psicológicos.

Tras varios allanamientos, once ‘aguiluchos' están detenidos preventivamente en el Centro de Custodia de Arco Iris, en Tocumen y otros en la Dirección de Investigación Judicial. De los once, cuatro son adultos.

‘Señor presidente: los institutores detenidos no son pandilleros, terroristas ni delincuentes. Son estudiantes y futuros profesionales. No les corte las alas a la juventud', decía una pancarta, que buscaba la atención de autoridades y transeúntes.

Entre los detenidos figuran , un estudiante de premedia y ocho de sexto año, incluyendo a Josafat Pinzón, presidente de la Asociación de Graduandos Promoción 2015 del Nido de Águilas.

Según Ruth Pretel, madre de Pinzón, el joven está detenido injustamente, pues las autoridades no tienen elementos que lo vinculen a los violentos disturbios.