Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Moradores exigen apertura del Minsa-Capsi de Soná

El cierre de la carretera se prolongó por más de cuatro horas y los residentes siguen esperando respuestas

A los residentes de las comunidades del sur del distrito de Soná se les agotó la paciencia y  cerraron por más de cuatro horas la carretera Soná-Tigre de Los Amarillos, para exigir la apertura del Minsa-Capsi que desde hace un año y medio se construyó en esta región.

La estructura construida por la empresa Termotécnica Megaproyectos durante la pasada administración a un monto de 6.1 millón de dólares no ha podido funcionar debido a la falta de una línea trifásica de 16 kilómetros para la conducción de electricidad y por la carencia de agua potable.

Precisamente por este motivo, los lugareños de los corregimientos de Hicaco y Río Grande, se unieron junto a las autoridades locales y procedieron a cerrar esta vía, lo que provocó un descomunal tranque que afectó al transporte de carga y pasajeros y a los turistas que a diario viajan hacia playa Santa Catalina.

“Esta es la única medida que nos ha quedado para exigir que el Ministerio de Salud resuelva el problema de la luz y el agua en el Minsa-Capsi”, expresó Aristides Ortíz, dirigente comunitario del sur de Soná.

Según la fuente, son más de 15 mil habitantes del área sur de Soná y de las zonas costeras las que esperan desde hace más de un año que se ponga en funcionamiento este centro de atención ya que el acceso a los servicios de salud actualmente les representa un alto costo en transporte.

Ortiz cuestionó que ninguna autoridad del Ministerio de Salud (MINSA) se presentara al lugar pese a que el cierre de la carretera se prolongó por más de cuatro horas y los residentes siguen esperando respuestas.

Mariano Ortiz, representante del corregimiento de Río Grande, lamentó el hecho de que después de transcurrido más de un año y medio desde que se terminó de construir esta estructura aún el Minsa no haya tenido la capacidad de poner a funcionar una instalación tan necesaria para estos poblados.

Luego de cinco horas cumplidas de cierre, al lugar de la protesta se presentó la gobernadora de Veraguas, Olga de González, quien respondió que ya el MINSA trabaja en buscar una solución viable para poner a funcionar dicha instalación.

“Somos conscientes de la necesidad en materia de salud y vamos a resolver el problema para poner a funcionar el Minsa-Capsi”, concluyó la autoridad.