Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Nacional

División gremial reduce fuerza de marcha magisterial

La convocatoria de la marcha nacional para este miércoles puede naufragar con la división de los 16 gremios magisteriales. Magisterio Panameño Unido

Juntos, pero no revueltos. Otra vez se divide en dos el gremio de educadores panameños, para seguir caminando por separado, aunque -dicen- con el mismo objetivo.

Dieciséis de diecisiete gremios magisteriales reconocidos en el país conformaron en febrero de 2014 la Unión Nacional de Educadores de Panamá (Unep), cuyas decisiones en materia de líderes y posturas gremiales eran firmes y consensuadas.

Esa fuerza se fortaleció en mayo, en medio de una huelga de hambre ante la Defensoría del Pueblo, una medida de presión contra la entonces ministra de Educación, Lucy Molinar, que había anunciado, el 21 de febrero de 2014, un aumento salarial de $300, condicionado a la evaluación y entrega de planes para mejorar los centros educativos.

En aquellos tiempos, el gremio peleaba por un ‘salario digno' y fue fácil sentarlos a todos en una misma mesa.

Pero, en septiembre de 2015 otro panorama pintó sus rutas. El grupo rompió sus lazos y algunos de sus líderes se aislaron para crear una segunda fuerza: la Unión Nacional de Educadores por la Calidad de la Educación Panameña (Unecep).

La ruptura fue empujada por la diferencia de criterio en cuanto al método de lucha en medio de la repetida paralización de las clases.

La Unecep fue reconocida el 6 de octubre por el Ministerio de Educación (Meduca).

CÓMO QUEDARON

La Unep mantiene entre sus filas a once gremios de maestros y profesores, como la Asociación de Profesores de la República, el Frente Reformista de Educadores Panameños, la Asociación de Educadores Veragüenses y el Frente Nacional de Educadores Independientes. Sus caras visibles son los líderes Luzmila Sánchez, Diógenes Sánchez, Luis López, Nelva Reyes y Orlando García.

En cambio, la Unecep tiene aglutinadas a cinco agrupaciones, entre ellas la Unidad Magisterial Libre y el Magisterio Panameño Unido. Sus caras más representativas son las de Juana López y Humberto Montero.

En Colón, hay dos agrupaciones de docentes, la Unep tiene a la Asociación Movimiento Gremialista de Educadores de la República y la Unecep a la Asociación de Educadores Colonenses.

La Asociación de Maestros Independientes Auténticos (AMIA), el grupo número 17, se mantiene sin afiliación a ninguna coordinadora.

IMPACTO

El desmembramiento gremial, reconocido por el Meduca, impacta la mesa bilateral, creada en esta administración para discutir los temas educativos.

Para la ministra de Educación, Marcela Paredes, significa tener que conversar y escuchar dos posturas distintas y buscar consensos.

Para los conocedores del tema, es como reír con todos y tratar de evitar los golpes que vienen por la espalda.

Hoy, por ejemplo, al reunirse en la sesión número 24, en la Ciudad del Saber, cada coordinadora magisterial ofrecerá sus propuestas.

La Unep anunció una marcha nacional este miércoles 28 de octubre, para exigir ‘escuelas dignas'. La marcha saldrá de la escuela República de Venezuela y llegará hasta los alrededores de la Presidencia, en Catedral. Los maestros y profesores de la Unecep no apoyarán y se mantendrán dando clases de manera regular.

Juana López y Humberto Montero sostienen que sus luchas no serán enfocadas en el tema salarial y apuntan al diálogo para no perder clases. ‘Nuestro método de lucha es distinto', dijeron.

Por su parte, Diógenes Sánchez, coordinador de la Unep, rechazó que estén enfocados en el tema salarial y pidió la reconciliación.

‘Seguimos abiertos para que retornen. Nos hubiese gustado que continuaran con nosotros', acotó.

==========

POSTURA

Meduca se reunirá con todos

Mario Rodríguez, director Nacional de Educación, dijo que el Meduca abordará los temas educativos con la Unep, la Unecep y cualquier grupo de maestros y profesores.

‘El espíritu de diálogo no nos puede llevar a decir, con ustedes me reúno y con ustedes no. Aunque usted esté solo, representando un gremio, nos vamos a reunir', afirmó el funcionario.

Durante el periodo del exministro Miguel Ángel Cañizales, en 2006, se reportó la primera división gremial, por el método de lucha a usarse en busca de un aumento salarial de $90 mensuales.

Los líderes de la Coordinadora de Unidad Magisterial (CUM), única en ese momento, se pelearon por la decisión de exigir el pago del dinero de una vez, y no en plazos.

De la CUM se formó el Frente de Acción Magisterial (FAM), integrado por la Asociación de Profesores, la Asociación de Educadores Veragüenses y la Asociación de Maestros Independientes Auténticos (AMIA), gremio que a la fecha no está agrupado en ningún frente.

Aunque ahora la cosa es distinta, en aquella época el FAM estuvo en huelga por más de 25 días y la CUM, según sus detractores, estaba ‘cuadrada con el gobierno'.

Para el llamado a marcha este 28 de octubre, Rodríguez indica que ‘el Meduca está abierto al diálogo'.