Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Proyectos “de riesgo”, entre basura y herbazales

Las obras en construcción de los megaproyectos sociales, deportivos y culturales heredados del pasado gobierno están paralizadas

Abandonados entre herbazales y basura, y expuestos a que las inclemencias del tiempo y de la naturaleza deterioren sus infraestructuras, se encuentran la mayoría de los proyectos de la administración de Ricardo Martinelli paralizados por la actual administración por considerarlos de ‘alto riesgo'.

Algunos de ellos no parecían ser necesarios para solucionar problemas reales, y otros, habían sido asignados de formas desventajosos para el Estado.

Un grupo de los proyectos bajo revisión ya ha sido retomados, entre ellos la cadena de hospitales (Bugaba, Colón, Metetí, por $397 millones), el Centro Penitenciario de David ($18.8 millones) y el Centro de Convenciones de Amador ($193 millones).

Sin embargo, la mayoría de estas obras continúa paralizada.

El Centro de Convenciones de Amador, por ejemplo, lleva más de un año de haber sido detenido, a pesar de que el gobierno está a punto de ceder el contrato a otra empresa.

La construcción cuenta con un 35% de avance, pero el gobierno argumenta que no puede tomar acciones en proyectos que se encuentran en medio de un proceso legal, dio a conocer una fuente de la Presidencia a este diario.

En Davidm el proyectado centro penitenciario tiene un avance del 70% y se espera que la obra se entregue a finales de este año.

La compañía que construye el proyecto -Consorcio Quality & Asociados- se encuentra en la fase de remoción de escombros para reiniciar trabajos este mes, señaló Presidencia.

En el caso de los hospitales de Bugaba y Metetí, se espera que las obras se retomen a mediados de enero, según explicó Gabriel Cedeño Perdomo, asesor del ministro de Salud. Las obras tienen un avance de 55% y 46%, respectivamente.

En el Hospital Manuel Amador Guerrero, en Colón, el trabajo se reinició en agosto de 2015. La edificación presenta un adelanto de 19%, añadió Cedeño Perdomo.

Este nuevo nosocomio contará con modernas instalaciones y tecnología punta en todos los equipos médicos, además de una capacidad para 477 camas.

En otros casos, el Gobierno decidió cancelar los proyectos originales y replantearlos posteriormente.

Es el caso del terreno ubicado en Llanos de Curundu, Ancón, en el que se construía la Ciudad de las Artes, por un monto de $54 millones y se convertirá en la sede de tres entidades: Ministerio de Ambiente, el Instituto de Cultura y Ministerio de Educación.

Otros desarrollos simplemente se cancelaron, como la Ciudad Deportiva de Colón y la de David.

PROYECTOS DEPORTIVOS

El presupuesto destinado para los proyectos deportivos fue invertido en mejoras a estadios como el Roberto Mariano Bula (Colón), la cancha del nuevo estadio de fútbol de San Cristóbal y el Kenny Serracín de David (Chiriquí), que está en proceso de remodelación.

También fue cancelado el sistema de riego del valle de Tonosí, en el que se pretendían invertir $155 millones. Fue suspendido por diferencias entre el Estado y el contratista. En este caso, el Ministerio Público abrió una investigación por posible delito contra la administración pública y blanqueo de capitales.

Con información de Iván Saldaña y Ana Bolena Ayarza.