22 de Feb de 2020

Nacional

Mitigar las inundaciones: el compromiso con Juan Díaz

La Alcaldía de Panamá realizó el foro Diálogo por el Agua para presentar el informe final de un equipo holandés sobre las avenidas

Los residentes de Ciudad Radial de Juan Díaz han cuantificado en $1.1 millones las perdidas por las dos últimos inundaciones que se dieron en la zona en septiembre pasado.

Manuel Mejía, secretario del Comité de Cuenca del río Juan Díaz, que aglutina a los vecinos del área, dijo a La Estrella de Panamá que los costos han sido cubiertos por la misma comunidad. Además de las reparaciones de sus casas y la compra de sus enseres, los vecinos han tenido que pagar la limpieza porque en la zona hay casas que usan letrinas y otras tanques sépticos y con las inundaciones se desbordaron, explicó.

De acuerdo a estadísticas del Ministerio de Salud, en el corregimiento de Juan Díaz hay 23 viviendas que usan letrinas y 73 casas con tanque séptico de las 21,980 que existen en todo el corregimiento. A pesar de que han pasado cuatro meses desde la última inundación, las secuelas aún se notan. Mejía contó que hay casas con daños estructurales que no han sido reparadas.

La Alcaldía de Panamá concluyó este viernes una consulta con una misión del gobierno de Holanda, que busca establecer alternativas para mitigar las recurrentes inundaciones en la zona.

La misión europea ha venido trabajando en un informe desde principio del año pasado, que culminó esta semana en un foro que se denominaron ‘Diálogo por el agua'.

El estudio incluye otras cuencas y comunidades que han sufrido inundaciones en el área este de la ciudad capital, como Pacora y Tocumén.

El documento destaca que las autoridades locales o centrales deberán realizar una inversión de $30 millones solo en la cuenca del río Juan Díaz para mitigar las inundaciones.

Los trabajos recomendados incluyen correcciones en el afluente para permitir una mayor fluidez del agua en 9.4 kilómetros de la cuenca. Unos de los mayores problemas que detectaron los holandeses fue precisamente la poca capacidad que tiene el río Juan Díaz para el desahogo de las correntías.

Mejía es escéptico por el trabajo que adelanta las autoridades locales. De hecho, dijo que, en repudio, el Comité decidió no participar en el trabajo que realizaron los holandeses, ni en el foro de esta semana.

La mayor queja de Mejía en contra de las autoridades locales es que no han paralizado proyectos inmobiliario, como el Metropark, que consideran parte de las causas de las inundaciones.

Para los residentes de Ciudad Radial y Santa Inés de Juan Díaz, el mayor problema de las inundaciones son las construcciones de proyectos inmobiliario a lo largo del Corredor Sur.

Datos recabados por la Alcaldía de Panamá dan muestra de que las primeras inundaciones de esas zonas se dieron en 1956, sin que se reportara personas afectadas.

En 1989, el distrito sufrió una inundación que afectó a unas 2,000 personas de la barriada Santa Inés y El Porvenir. De 1990 a 2013, las inundaciones afectaron a unas 54,696 personas.

Mejía consideró que las inundaciones se incrementaron a raíz de la construcción del Corredor Sur, en 1998.

Fue precisamente después de la construcción del corredor que empezaron los rellenos en zonas de humedales para el desarrollo inmobiliario a lo largo de la vía rápida.

‘Una de las consecuencias de rellenar las áreas abiertas es que se reduce el espacio de acumulación del agua, lo que produce las inundaciones en las zonas urbanas cercanas', señala el informe que elaboró la misión holandesa.

Las autoridades locales y centrales y la embajada del Reino de los Países Bajos (Holando) firmaron una carta de compromiso que busca implementar las recomendaciones de los expertos europeos.

Con ese protocolo se cerró el compromiso entre las autoridades, los residentes de Juan Díaz, el sector empresarial, la embajada holandesa y la organización no gubernamental Wetlands Internacional para aplicar las recomendaciones del informe.

La tarea es que en seis meses se debe implementar algunas de las alternativas planteadas.

‘No podemos controlar las inundaciones, ni las variaciones climáticas, pero sí podemos incidir en la mitigación de las inundaciones', dijo Raisa Banfield durante la presentación del informe final.

La vicealcaldesa hizo énfasis en las debilidades de las normativas que permiten el desarrollo urbano incontrolado e hizo un llamado para hacer un trabajo interinstitucional.

‘Que no nos veamos la cara en la próximo inundación, sino desde ahora', recalcó.

Klaas de Groot, parte del equipo holandés que preparó el informe, enumeró algunos factores que deben ser tomados en cuanta a la hora de ejecutar los trabajos recomendados y destacó como ejemplo que las cuencas o ríos son una unidad territorial y deben ser incluida en la planificación. El experto también apuntó la necesidad de acuerdos institucionales para asegurar que se cumplan con el plan con cualquier administración.

==========

INQUIETUDES Y PROMESA

Se establece una hoja de ruta de seis meses para aplicar plan

  • Los residentes se declaran pesimistas y dudan que las autoridades apliquen las recomendaciones.
  • Parte del trabajo consiste en desaguar el río Juan Díaz para evitar nuevas inundaciones en la zona.