Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Nacional

Panamá volverá a participar en simulacro de tsunami

Que se realizará simultáneamente el próximo 17 de marzo en todos los países del Caribe, informaron hoy fuentes oficiales.

Panamá volverá a participar en simulacro de tsunami 
En el simulacro también participarán otras instituciones públicas como el Servicio Nacional de Protección Civil (Sinaproc) y el Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá (BCBRP). .

Panamá volverá a participar en un simulacro de tsunami que se realizará simultáneamente el próximo 17 de marzo en todos los países del Caribe, informaron hoy fuentes oficiales.

"Este ejercicio es de suma importancia, ya que nos dará la experiencia para seguir preparando el desalojo de otras zonas del litoral y poder conocer las debilidades y fortalezas de cada institución ante la ocurrencia de un evento real", dijo el jefe de la Unidad Ambiental de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), Arnulfo Sánchez.

La actividad, que este año recibe el nombre de "Caribe Wave 2016", se celebrará en las localidades de Punta Rincón y Miguel de la Borda, en la provincia caribeña de Colón, a 200 kilómetros al noreste de la capital panameña, indicó la AMP en una nota.

En el simulacro también participarán otras instituciones públicas como el Servicio Nacional de Protección Civil (Sinaproc) y el Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá (BCBRP).

El ejercicio, que anualmente organiza el Grupo Intergubernamental de Coordinación del Sistema de Alerta contra los Tsunamis y otras Amenazas Costeras en el Caribe y Regiones Adyacentes (ICG/CARIBE-EWS) y la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de Estados Unidos (NOAA), concentró el año pasado a más de 1.200 panameños.

El terremoto más fuerte en la historia de Panamá tuvo lugar en el año 1882, en el archipiélago caribeño de San Blas, en la comarca indígena de Guna Yala, y su magnitud alcanzó 7,9 en la escala de Richter.

El sismo generó un poderoso tsunami que arrasó con el archipiélago y las costas de la comarca indígena y causó alrededor de 2.000 víctimas mortales.