Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Nacional

Alertan en Panamá el uso de droga para tratar déficit de atención

Esos reportes involucran pensamientos suicidas e intento de suicidio que, en un número muy pequeño de casos, llegaron a concretarse

Alertan en Panamá el uso de droga para tratar déficit de atención
Imagen ilustrativa.

Las autoridades sanitarias de Panamá alertaron hoy que el uso de medicamentos para el transtorno por déficit de atención e hiperactividad puede aumentar el riesgo de pensamientos y conductas suicidas en algunas personas.

Así lo indica una "nota de seguridad de medicamentos" emitida por la Dirección Nacional de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud, dirigida a los médicos y difundida en la página web del despacho público.

La fuente oficial cita datos de la Autoridad Reguladora de Medicamentos de Canadá según los cuales existen "más claras evidencias sobre el riesgo de pensamientos y conductas suicidas", que se están incorporando a la información para prescribir medicamentos utilizados en el tratamiento del transtorno por déficit de atención e hiperactividad.

"Las nuevas advertencias informan que han habido reportes de eventos relacionados con el suicidio en los pacientes tratados con medicamentos para el tratamiento del transtorno por déficit de atención e hiperactividad", indica la información oficial.

Esos reportes involucran pensamientos suicidas e intento de suicidio que, en un número muy pequeño de casos, llegaron a concretarse. Esos eventos han sido reportados en varios momentos durante el tratamiento, sobre todo al comienzo o durante cambios de dosis, y después de suspenderlo, de acuerdo al documento sanitario.

La nueva información, agrega la fuente oficial, sugiere que el riesgo de pensamientos y conductas suicidas pueden aplicarse a todos los medicamentos para el tratamiento del transtorno por déficit de atención e hiperactividad, aunque aclara que "hay poca evidencia para establecer una relación directa".

El ente sanitario precisa que en Panamá están registrados una veintena de medicamentos que contienen al menos dos componentes utilizados para tratar transtorno por déficit de atención e hiperactividad, y solicita que los laboratorios incluyan información de seguridad en las monografías e insertos del empaque.