La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Nacional

‘El problema son los que no se legalizan'

La presidenta de la Comisión de Derecho Migratorio del Colegio de Abogados cree que es ‘urgente' una nueva norma que regule la inmigración ilegal

María Isabel Saravia, presidenta de la Comisión de Migración del Colegio de Abogados, dice que hay que definir qué es lo queremos.

La formulación y el establecimiento de políticas migratorias es un tema que tiene prioridad en la agenda del Colegio de Abogados. María Isabel Saravia, presidenta de la Comisión de Derecho Migratorio del gremio, reclama definición al gobierno. La abogada, en una entrevista con La Estrella de Panamá , apunta a un mayor control a la inmigración, y nuevas normas para evitar la explosión social y la xenofobia.

¿CUÁL ES LA PRINCIPAL FALLA DE PANAMÁ EN EL ÁMBITO MIGRATORIO?

No tenemos política migratoria.

¿CREE QUE ESTAMOS TARDE PARA FORMULAR UNA?

Panamá debe definir sus necesidades como país. Saber quiénes somos, a dónde queremos ir. Necesitamos ver no solo el punto de vista de los turistas, sino el de los profesionales, quiénes queremos que vengan, qué tipo de transferencia de conocimiento harán y de qué manera se los podemos aportar a los nacionales. A un empresario le puede costar hasta cinco veces más tener a un trabajador extranjero que a uno local.

¿QUÉ TANTO HA CAMBIADO LA LEY MIGRATORIA EN LA ÚLTIMA DÉCADA?

Se han hecho bastante cambios, sobre todo en el gobierno pasado. Se comenzó a emitir decretos ejecutivos sobre otros. Se modificó mil veces el reglamento y eso ha causado más daño. Realmente no nos hemos sentado a conciencia, sino que hemos suplido la necesidad del momento. Hemos tapado un hueco y abierto otro. El último reglamento se hizo en 2008, pero si mencionas 15 modificaciones te quedas corto.

¿HAY CONFUSIÓN SOBRE LA LEGISLACIÓN MIGRATORIA?

Lo que pasa es que Panamá no tiene control de la entrada, así que todos entran como turistas, salvo excepciones. Al entrar con esa categoría, no hay un control real de quién se queda, quién se va, dónde se queda. La única manera que se vayan es que los agarren en la calle en algo ilegal o que las personas vayan voluntariamente a Migración a aplicar para un permiso de residencia o a pagar una multa para regresar a su país.

¿EL MODELO DE ENTRAR CON VISADO DE TURISTA Y LUEGO DE SEIS MESES PEDIR OTRA CATERGORÍA ES CORRECTO?

Es la manera con que Panamá ha trabajado durante prácticamente toda su historia. El tema es saber quién está entrando al país. Aquí ha habido casos en los que una persona que se le aprobó una visa se le encontró un caso de narcotráfico o cambio de identidad. Panamá debe tener el control de quiénes aplican para turistas y para profesionales. Hay que establecer, por ejemplo qué cantidad de profesionales el país necesita en el área de tecnología. Entonces el Gobierno dice: voy a traer esta cantidad de gente para que me apliquen. Es retrógrado el sistema con el que una empresa, para traer a un profesional, le tiene que recomendar que declare en el aeropuerto que viene por comercio o por turismo, para que no le soliciten el permiso de trabajo.

EL PROYECTO DE LEY DE 2014 QUE PRETENDÍA REFORMAR LA LEGISLACIÓN MIGRATORIA SE QUEDÓ ENGAVETADO, ¿QUÉ PASÓ?

Realmente es que había demasiados intereses de por medio.

¿INTERESES POLÍTICOS?

Políticos y económicos. Panamá hizo sentir a una sola voz que no le interesaba más el programa Crisol de Razas, que queríamos un ordenamiento en la legislación. Con Migración y el Ministerio de Trabajo adelantamos varias iniciativas, porque en algo estamos todos de acuerdo: se necesita una actualización. Pero no hemos podido llegar a ese fin.

¿TODAVÍA ESE PROYECTO SE PUEDE RETOMAR?

Creo que claramente este gobierno ha dicho que no. Aunque hubiera podido ser una ley marco y lo reglamentábamos por otra vía. Sin embargo, el mensaje fue claro cuando se engavetó: no hay otra palabra. El texto se bajó a una subcomisión en la Asamblea Nacional y de allí nunca se volvió a tocar.

¿PERO QUÉ ERA LO QUE SE QUERÍA: CREAR UN NUEVO CÓDIGO MIGRATORIO?

En las reuniones en las que participé nunca se habló de un nuevo código. No podemos estar de acuerdo con un código migratorio como tal, porque es una ley orgánica, y es mucho más difícil su reforma. Hay cosas que hay que hacer al día, al trote. Se piensa que modificando la ley se afecta el turismo, y no necesariamente es así. Podemos abrirnos más al turismo si hacemos una buena ley, si incentivamos turismo médico y tantas cosas que tiene Panamá para explotar.

TRES COSAS QUE HAY QUE MODIFICAR DE LA LEY MIGRATORIA...

Hay que modificar todo lo relacionado con la Caja de Seguro Social, la DGI y la recolección de emolumentos al Estado. En ese aspecto hay muchos vacíos. Otro punto son las viudas y las víctimas de maltrato que son familiares de un panameño, dependen de esa persona para obtener su residencia permanente. Hay muchos casos. Es un vacío y se está llenando con la intervención de la Defensoría del Pueblo. Y el tercero es el tema profesional-laboral vinculado a la migración. Pudiéramos beneficiarnos de la migración si la usamos de forma inteligente. Como país pudiéramos tener tanta transferencia de conocimiento a nacionales. Pero no lo hemos logrado.

¿ES SALUDABLE LA DISCRECIONALIDAD QUE TIENE EL JEFE DE MIGRACIÓN PARA ESTABLECER LAS CATEGORÍAS MIGRATORIAS?

Él por sí solo no otorga categorías migratorias, eso se hace mediante decreto ejecutivo con el ministro de Seguridad. Él puede emitir resoluciones. En el caso del Crisol de Razas, él, por medio de resoluciones, sí podía llamar a los crisoles .

¿DE QUÉ MODO SE PUEDE HACER EFECTIVO EL CONTROL DE LA INMIGRACIÓN ILEGAL?

Mi primer control debe ser en aeropuertos: preguntar a qué vienes, para dónde vas, si te vienes a quedar por seis meses y en dónde, con cuánta plata y si no tendrás quién se va hacer responsable de tí. Allí es el primer filtro. El segundo fno solamente lo tiene Migración, sino que cada autoridad lo hace por su lado, pero la CSS puede hacerlo. En un reciente operativo estaban todas las instituciones, se pusieron de acuerdo, eso es lo que ellos tienen que hacer. Trabajo interinstitucional.

SE GASTA MUCHO EN DEPORTAR ILEGALES ($42,457 EN LOS DOS PRIMEROS MESES DE ESTE AÑO). ¿EL PAÍS RECEPTOR NO DEBE ASUMIR ESTE GASTO?

Depende de cada caso. Repito: el control en la entrada. La mayoría de estos ilegales no son delincuentes, sino personas que quedaron con una visa de turismo vencida. Tengo conocimiento que ciertos organismos internacionales financian este tipo de repatriaciones.

¿QUÉ PASARÁ CUANDO A QUIENES SE REGULARIZARON EN LAS FERIAS MIGRATORIAS SE LES VENZA EL PERÍODO DE RESIDENCIA?

A los que se les vence en 2016 se lo dan por seis años más, y a sí sucesivamente.

¿DEBE EMITIRSE UN DECRETO O RESOLUCIÓN QUE PROHIBA LAS FERIAS MIGRATORIAS?

Ese asunto se tomó como un relajo. En muchos países del mundo hacen amnistías cada cinco o diez años para ordenar a los extranjeros ilegales. Un decreto para prohibir las ferias fuera útil, sin embargo, más que todo es la política del Estado. Lo que espero es que el Gobierno no se vaya a agarrar ahora de que hay tantos extranjeros ilegales para decir que si hubiera crisoles los hubiera legalizado.

¿QUÉ PROBLEMAS HA TRAÍDO EL INGRESO MASIVO DE EXTRANJEROS ?

El problema es los que se quedan y no se legalizan.

¿ESTÁN ACAPARANDO LOS SERVICIOS PÚBLICOS?

En el Hospital Santo Tomás está ocurriendo, lo puedes ir a verificar también en los centros de salud. No estaría mal si hubieran los medios para que ellos se pudieran legalizar y pagar este tipo de impuestos que tí y a mí nos descuentan del salario por tener acceso a la salud y demás servicios públicos que por obligación el Estado brinda a los panameños.

==========

‘En Panamá, todos los extranjeros entran con la visa de turistas. Así lo reiteran cuando llegan a los aeropuertos o demás y vencida el plazo de la visa, no se legalizan'

==========

‘Panamá debe definir las necesidades que tiene como país. Planificar y saber quiénes somos, hacia dónde queremos ir y qué es lo queremos. Todo eso debe estar plasmado en una política migratoria'.