La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Nacional

Exclusivo: Richard Fifer revela el entramado de Petaquilla

El exgobernador de Coclé revela que antes de que el exmandatario lo separara de la directiva, la empresa tenía ingresos por $60 millones

El empresario Richard Fifer permanece detenido en una celda de la Policía Nacional.

LA ADMINISTRACIÓN MARTINELLI SE HA VISTO ENVUELTA EN GRANDES ESCÁNDALOS FINANCIEROS Y EN SU MOMENTO SE AFIRMÓ QUE EL ENTONCES PRESIDENTE SE HIZO ACCIONISTA DE LAS EMPRESAS PETAQUILLA Y SUBSIDIARIAS. ¿QUÉ TUVO QUE VER SU ADMINISTRACIÓN CON ESTO?

La participación personal de Ricardo Martinelli ha arruinado la empresa Petaquilla y sus subsidiarias. Hasta el momento en que las hoy autoridades nacionales lo permitieron, Petaquilla era una empresa operativa, con una deuda de $6 millones, sus ingresos superaban los $60 millones y generaba una ganancia que superaba los $18 millones. Así consta en la declaración jurada del año fiscal 2009, que termina en abril de 2010, periodo en el que abandono el cargo de presidente de la empresa. El presidente Martinelli toma posesión a través de sus amanuenses el 1 de julio del 2009. En septiembre de ese mismo año, (dos meses después de su toma de posesión) Ricardo Quijano, (entonces Ministro de Comercio), en representación del presidente Martinelli, me solicita verbalmente la renuncia a los cargos de presidente y representante legal de la empresas Petaquilla Minerals LTD (empresa madre con sede en Canadá) y Petaquilla Gold S.A., subsidiaria con sede en Panamá. Los motivos eran claros, necesitaba colocar sus fichas dentro de la empresa.

¿CÓMO LE RESPONDIÓ EN ESE MOMENTO A RICARDO QUIJANO?

Respondí que esa no era una decisión mía, pues tenía que consultarla. El 15 de septiembre de 2009, bajo la presión ejercida por el Gobierno, yo renuncio al puesto de presidente de la Junta Directiva de Petaquilla Minerals Ltd, y en noviembre de ese mismo año renuncio a la Presidencia de Petaquilla Gold S.A.

¿QUIÉNES ERAN LOS MIEMBROS DE ESAS JUNTAS DIRECTIVAS? ¿QUÉ POSICIÓN ASUMIERON ANTE ESA SITUACIÓN ESPECÍFICA?

La decisión de la renuncia fue consultada con los miembros. En ese momento hubo renovación completa de la directiva como resultado de presiones excesivas causadas por las amenazas de Ricardo Martinelli y sus secuaces. Todos apoyaron las instrucciones del presidente Martinelli, en el sentido de que se me reemplazara en la presidencia con Rodrigo Esquivel y se incluyera a Raúl Ferrer como director. Este último, asesor presidencial, toma posesión el 6 de octubre del 2009 y de manera conjunta y exclusiva con el presidente Esquivel, manejaron la empresa por los próximos cinco años, hasta septiembre de 2014, como lo pueden probar las cuentas de la empresa en los distintos bancos en las que aparecen como firmas autorizadas las de estos dos señores que conjuntamente con los antes mencionados directores fueron parte de la conspiración.

¿TIENE PRUEBAS PARA DEMOSTRARLO?

En este momento la fiscalía anticorrupción aceptó como prueba para el caso que me vincula a la demanda de la Caja de Seguro Social las cuentas bancarias de ese periodo. Todo ello consta en el expediente. Siete semanas después, la junta de accionistas, los financistas y los bancos, exigen nuevamente mi reintegro a la dirección de la empresa, quedando como presidente de la junta directiva de Petaquilla Minerals Ltd, mas no de Petaquilla Gold S.A., que es la empresa administradora principal con su subsidiaria PDI.

¿HAY DOCUMENTOS, CARTAS, CORREOS DE LOS ACCIONISTAS SOBRE ESTO?

Sí, existen en nuestros archivos en Canadá y Panamá, y pueden ser reclamadas mediante exhorto por los fiscales a cargo del expediente.

¿DE QUÉ FORMA LO PRESIONARON PARA QUE RENUNCIARA?

Quien otorga la licencia comercial de producción que da inicio a la comercialización minera es el Gobierno. Y me presionaron diciendo que de no renunciar, no darían la autorización ni la licencia. Como verá, he sido yo quien ha dado la cara a los inversionistas por más de veinte años para que inviertan en el proyecto, no podía decirles a ellos que por no querer dejar un puesto, ellos se iban a ver afectados en sus inversiones. Su confianza no iba a ser defraudada por quien desde el año 1990 había sido el pionero de nuestra industria minera, que años más tarde convertiría nuestro país de una Banana Republic a una Golden Republic. Fue por ello que preferí no ser un obstáculo y renunciar. El 10 de enero de 2010 recibimos de manos del gobierno panameño, a través del Ministerio de Comercio e Industrias, la carta de autorización formal, para el inicio de la explotación comercial. Al entrar nuevamente a la junta directiva de Petaquilla Minerals Ltd, como ya dije, nuevamente viene la presión. Como exigencia del Gobierno para otorgar la licencia de producción comercial, a inicios del 2010, se exige nuevamente mi renuncia. Esta exigencia del presidente Martinelli llega por medio de Raúl Ferrer, quien igualmente manifestó que era necesario que Richard Fifer se retirara a hacer sus negocios en España y no en Panamá. Por más de cinco años, sus secuaces, con instrucciones de Martinelli, representaron a la empresa, firmaron cheques e hicieron nombramientos, violando todas las normas de gobernancia corporativa; hasta que el 30 de septiembre de 2014, cuando regreso a tomar posesión de la junta directiva de Petaquilla Gold, producto del abandono de Rodrigo Esquivel del puesto de presidente de Petaquilla Gold S.A., al verse frente a una quiebra inminente, por la demanda de uno de los acreedores. Es en ese momento que yo tomo la responsabilidad de la presidencia para salvaguardar los bienes de la empresa.

¿EXPLIQUE?

Bueno, es de conocimiento público, puesto que salió en todos los medios que uno de nuestros acreedores interpuso una quiebra que fue admitida el 28 de agosto de 2014. Es claro que desde enero de 2010, hasta fin de agosto de 2014, Petaquilla Gold S.A. y P.D.I. (Panamá Desarrollo de Infraestructura) fueron representadas por Rodrigo Esquivel y Raúl Ferrer, en el cargo de presidente y representante legal y director de la junta directiva, respectivamente. Así se encuentra en los libros del Registro Público de Panamá y en los informes de los bancos que demuestran que no tuve ni siquiera firma en las cuentas de los bancos ya que en todas las cuentas nacionales e internacionales, quienes firmaban eran Rodrigo Esquivel y Raúl Ferrer. Yo la pasé fuera del país y así lo demuestra mi pasaporte con los constantes sellos de salida y entrada al país y que se presentaron como prueba en los diferentes casos legales.

¿TIENE USTED COMO PROBAR SU ASEVERACIÓN?

Tengo en mi poder intercambios de correos, en los que el señor Ferrer me hace todas las indicaciones que hoy detallo en esta entrevista y que en su momento presentaré como prueba en los casos que se me imputan.

¿LE PARTICIPABAN A USTED DE LAS DECISIONES QUE SE TOMABAN EN LAS EMPRESAS?

No. Durante este tiempo se contrató los servicios de contratistas y constructores y claramente se puede observar en nuestros informes que se aumentaban los gastos particularmente a través de contrataciones de servicio incluyendo horas de maquinarias, trabajadas fuera de tiempo, además de sobre tiempo injustificado. Se manejó más con una administración política y no empresarial. La situación era la expresión de la presión de poderes fácticos multinacionales, apoyados por el gobierno panameño, en contra de empresarios e inversionistas nacionales. Para dejar claro quién mandaba, en los ojos de nuestra empresa vecina Minera Panamá, el 21 de agosto de 2012, Jochen Tilk, consejero delegado a nivel mundial (CEO) de INMET y dueño del 80% de Minera Panamá y Steve Astritis, consejero general, también, de INMET, junto al presidente de Minera Panamá, Steve Botts, citan a desayunar solo a Raúl Ferrer y no a ningún otro gerente o directivo. La reunión se enfocó en reclamar a Ferrer por las absurdas acciones tomadas en la dirección de la empresa producto de las presiones ejercidas por el gobierno de Martinelli, forzando a la misma a cooperar en temas materiales, impidiendo la construcción del proyecto de 6 mil millones de dólares. Existían, adicionalmente, temas jurídicos de derecho por parte de Petaquilla Minerals que impedían la construcción del proyecto Cobre Panamá. A escasas semanas de esta acción, el 5 de septiembre de 2012, se inicia una adquisición hostil de Petaquilla Minerals Ltd. El presidente Martinelli tenía desde hacía más de un año la postura de que Jochen Tilk debería ser removido de su cargo en INMET. Esta intervención trajo como consecuencia que en octubre 2012, por medio de Raúl Ferrer y Rodrigo Esquivel, en conjunto con Ricardo Martinelli, exigieron que el precio de oferta tenía que ser más alto. Esta reunión es una realidad y confirma quién o quiénes en verdad era o eran el o los que tenían el poder de la empresa. Entre el 29 de octubre y el 5 de noviembre del mismo año, Raúl Ferrer, en nombre de Ricardo Martinelli, le informó a Jochen Tilk que todos los procesos comerciales de INMET serían bloqueados si no soltaban la adquisición hostil o aumentaban el precio de oferta. El domingo 4 de noviembre de 2012, Rodrigo Esquivel y Raúl Ferrer se comunicaron con Jochen Tilk por teléfono y cancelaron toda la negociación que había hecho Joao Manuel (CEO de Petaquilla Minerals Ltd., y corporativamente, el más alto oficial con responsabilidad operativa de la empresa), con INMET, y hasta le amenazaron con su destitución efectiva en los próximos días. Es aquí cuando Raúl Ferrer gira la instrucción de que ‘bajo ninguna circunstancia se puede recibir menos de $300 millones, tirando abajo la oferta negociada por el Consejero delegado de $210 millones'. El 5 de noviembre expiró el tiempo de la oferta por INMET hacia Petaquilla. La oferta de $210 millones por la compra de Petaquilla quedó sin efecto. Nuevamente, todo esto confirma quién o quiénes eran los que manejaban la empresa.

==========

‘Lo que digo en esta entrevista consta en el expediente y tengo las pruebas para corroborarlo',

RICHARD FIFER

EXPRESIDENTE DE PETAQUILLA

==========

NO SE PIERDA MAÑANA: ‘CÓMO SE INVOLUCRA A FUNCIONARIOS DEL ACTUAL GOBIERNO EN EL ESCÁNDALO'