27 de Feb de 2020

Nacional

Carrillo dice que migrantes africanos no se quieren quedar en Panamá

La Cancilerría panameña hace un llamado a los migrantes radicados en el país a respetar la paz y las normas de ambas naciones

Unos 250 africanos que se dirigían hacia la frontera con Nicaragua fueron detenidos esta mañana por las autoridades costarricenses y trasladados en autobuses a la frontera con Panamá, en Paso Canoas.

Los migrantes se encuentran momentáneamente en el límite entre ambos países sin que ninguno de los dos países decida ofrecerles permiso de entrada.

aLBIN gARCÍA/ geseEl director del Servicio Nacional de Migración de Panamá, Javier Carrillo.

De acuerdo con el director del Servicio Nacional de Migración de Panamá, Javier Carrillo, el traslado de los migrantes africanos fue una iniciativa de las autoridades ticas, y no fue consultada con Migración de Panamá. Carrillo indicó que ellos no se quieren quedar en Panamá.

“Se trata de una expulsión masiva que puede constituir violación a los derechos humanos”, dijo Carrillo, quien asegura que, en lo que a Panamá corresponde, se le ha dado a los migrantes un trato digno y humanitario.

Las autoridades ticas consideran que los migrantes africanos llegaron a Costa Rica a través del territorio panameño.

Actualmente en el área de Paso Canoas hay una aglomeración de migrantes, entre ellos cubanos, asiáticos y africanos.

Este viernes los cubanos suspendieron la huelga de hambre que habían iniciado el mirécoles 13 de abril y esperan que las autoridades panameñas logren algún tipo de acuerdo con los países vecinos, para continuar su viaje a Estados Unidos.

Periodistas: Quintín Moreno/ Iván Saldaña