Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Nacional

La Alcaldía de Méndez contrató a empresas del escándalo Púnica

Méndez  pagó $408 mil por contratos para asesoramiento en manejo digital a sociedades hoy bajo investigación en España por corrupción

Entre 2012 y 2013, la capital de Panamá, entonces dirigida por Roxana Méndez, pagó $409,800 a dos empresas involucradas en el escándalo Púnica, destapado hace poco más de un año en España por contratar con la administración pública campañas políticas personales.

Los acuerdos, a los que ha tenido acceso La Estrella de Panamá , se firmaron casi un año después de que Méndez asumiera el cargo abandonado por Bosco Vallarino alegando ‘enfermedad', con un memorando del Departamento de Comunicación de la Alcaldía que sostenía la necesidad de apuntalar en las redes la gestión de la comuna, muy golpeada mediáticamente por entonces.

Los contratos, cuyos enunciados proponen trabajar en la reputación digital del Municipio de Panamá, terminó estableciendo el perfil virtual de la alcaldesa, la percepción de su imagen en redes sociales, su penetración en internet, la respuesta a sus alianzas políticas y la aceptación de sus comentarios públicos, y gestiones.

La Alcaldía de Panamá recurrió a un todavía polémico recurso para adquirir los servicios: una licitación abreviada —es decir, con carácter de urgencia—, por mejor valor ($395,900), que terminó en manos de un consorcio entre las sociedades Ópera Global, Novasoft Caribe y Novasoft Ingeniería.

La justicia española, que sostiene que con Púnica se desfalco de 250 millones de euros en múltiples contratos con municipalidades de España, ha establecido también que Ópera Global pagó en 2013 al menos una factura por $12,900 euros (unos $14,518 hoy) a la empresa Eico, una de las más notorias de la investigación, en concepto de ‘segunda mensualidad' por los servicios que prestó para su contrato con la Alcaldía de Panamá.

Como ya publicó La Estrella de Panamá , el juez Eloy Velasco ha solicitado al Ministerio Público la posibilidad de interrogar a Roxana Méndez por este caso, que también tiene ramificaciones en Costa Rica.

CAMBIOS DE ÚLTIMA HORA

Eico, propiedad del empresario español Alejandro de Pedro Llorca, se había consolidado ya entre algunos gobiernos locales de España como un buen promotor de imagen institucional en Internet.

Junto a su principal socio, el exsenador y consejero Fernando Granados, del gobernante Partido Popular y considerado el ‘gestor' de la trama Púnica, a la que da nombre, pretendían establecerse entre 2013 y 2014 en Panamá, en plena campaña electoral, y desde aquí administrar todo su negocio en la región, ofreciendo asesoría política en redes.

El diario español El Confidencial , basado en el expediente del caso, asegura que también trabajaron para el expresidente Ricardo Martinelli. El previsto traslado de la empresa se vio abortado con las primeras acusaciones de la investigación, por las que ambos están detenidos.

En diciembre de 2012, una vez asignada una de las licitaciones para mejorar su reputación digital institucional en la red, la Alcaldía pidió al Ministerio de Economía y Finanzas un traslado de partida para garantizar los primeros depósitos.

El dinero requerido, $118,700, salió de un fondo que tenía la Subgerencia de Ornato y Medioambiente para hacer reparaciones y mantenimiento de espacios públicos, parques, entre otros, que después quedó en cero.

EL TRABAJO DE PÚNICA

Cinco meses después del traslado se hizo el primer desembolso: $56,413 por la primera etapa del proyecto: una auditoría interna a las webs oficiales del municipio y la identificación de los seguidores de la Alcaldía.

Según los archivos del contrato revisados por este diario, en julio siguiente se pagaron otros $56,145 al consorcio por capacitar a un equipo de hasta a 30 personas en el manejo de redes sociales, y por la redacción y entrega de un manual de comportamiento en redes para el municipio capitalino.

Tres meses después, la Alcaldía canceló al grupo una tercera factura por $37,610, por identificar treinta grupos de stakeholders (gente que opina) sobre los temas municipales, y formar hasta a veinte personas en la metodología que proponían para manejar las redes del gobierno local.

La cuarta etapa del proyecto, que incluía el establecimiento de estrategias y una plataforma ‘2.0' para comunicarse ‘bidireccionalmente' con los denominados stakeholders y ‘transmitir las diferentes actividades que el municipio está realizando en 'pro' de estos ciudadanos', fue saldado por $75,221 a principios de noviembre de 2013.

A finales de ese mismo año se canceló la siguiente etapa, para monitorear a los generadores de opinión durante nueve meses. El costo fue de $37,610. La última etapa se cancela en diciembre, por $37,610 más, para completar un sistema de control del servicio recibido.

LA 'OTRA' NEGOCIACIÓN

Paralelamente, entre diciembre de 2012 y abril de 2013, el Municipio pagaba otros $13,900 a una empresa de nombre Novasoft Pacífico y el Caribe, para elaborar un diagnóstico para la determinación en medios digitales del posicionamiento de la entidad, y cómo podría aprovecharse esa información en sus políticas públicas.

Ambos contratos, que en conjunto sumaban $409,800, fueron suscritos entre la alcaldesa Méndez y el empresario español Juan Carlos Pérez González, representante de la compañía en Panamá.

Novasoft, cuyo presidente fue acusado en 2012 en España de formar parte de una red de malversación de caudales públicos a través de una empresa de la Junta de Andalucía, debía determinar en 70 días qué se decía sobre el Municipio en blogs, páginas de noticias y redes sociales, y generar encuestas automatizadas sobre la percepción de la alcaldía en la web.

‘El resultado —establece el contrato 491-2012— será un informe detallado en el que se documentará toda la evidencia e información existente en Internet sobre el municipio y sus áreas de interés, así como en relación a los principales puntos de interés de la ciudadanía o no'.

El documento es taxativo al señalar que la información es ‘de obligado conocimiento, a fin de que el Municipio de Panamá y sus responsables sepan dónde se encuentra posicionada la imagen y puedan determinar el impacto de sus políticas públicas'.

Los informes fueron entregados en tomos mensuales a la Alcaldía, bajo la firma de Novasoft y su socio, Eico, la misma empresa que enfrenta acusaciones en España por esconder con este tipo de servicios a los municipios la gestión en Internet de la reputación personal de funcionarios en campaña política, en busca de su reelección.

¿Ocurrió en Panamá?

========== LEA MAÑANA LA TERCERA ENTREGA: CÓMO LA ALCALDÍA USÓ LOS SERVICIOS DE EICO

==========

CRONOLOGÍA DEL CONTRATO

En octubre de 2012 se firmó el primero, y en diciembre seguido el segundo

La primera factura, por $56,415 se pagó en julio de 2013.

La primera factura, por $37,610 se pagó el 3 de diciembre de 2013.