Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Nacional

Defensa de Mizrachi denuncia que hay "algo político" en el caso

El Gobierno colombiano denegó el estudio de la solicitud de asilo presentada por Mizrachi

Defensa de Mizrachi denuncia que hay
El empresario panameño, Mayer Mizrachi.

La defensa del panameño Mayer Mizrachi, a quien le fue denegado el estudio de una solicitud de asilo en Colombia, denunció hoy que hay "algo político" en el caso y dijo que estudia interponer recursos para proteger los derechos del empresario.

"Considero que hay algo político. Obviamente es un tema difícil entre dos Gobiernos, Panamá y Colombia, y obviamente que Colombia en este momento pues no quiere tener un desgaste bajo ningún tipo con Panamá", dijo a Efe el abogado Iván Cancino González, quien encabeza el equipo que defiende a Mizrachi en Colombia.

El Gobierno colombiano denegó el estudio de la solicitud de asilo presentada por Mizrachi, quien salió el mes pasado de una cárcel bogotana, y su abogado pidió la prórroga del salvoconducto que le permite estar en el país, según fuentes de la Cancillería.

Mizrachi, de 22 años, había solicitado a Colombia "asilo" por lo que considera una "persecución política en su país", donde se le acusa de supuesta corrupción por presuntas irregularidades en un contrato público cuyo valor ascendía a 13,3 millones de dólares.

El panameño oficializó su petición después de que fuera liberado el pasado 22 de junio de la cárcel colombiana de La Picota, donde estaba recluido desde diciembre de 2015.

Según la ley colombiana, tras haber recibido la orden de libertad porque no pesaba ya sobre él ningún requerimiento judicial, el ciudadano panameño tenía que haber sido entregado a Migración Colombia para su expulsión, pero eso no ocurrió sino que se le dejó libre.

Cancino calificó de "exagerada" la medida de expulsar al panameño, quien fue detenido el pasado 30 de diciembre cuando pretendía ingresar en la ciudad colombiana de Cartagena procedente de Fort Lauderdale (Florida, EE.UU.) al ser requerido con una circular roja de la Interpol.

"Expulsarlo sin la posibilidad de que vuelva a entrar, creo que en 10 años, es (una medida) exagerada", explicó Cancino.

El letrado consideró que el caso de su defendido es un "tema de interpretación y nunca de dolo" porque, explicó, en Panamá la defensa demostrará que el contrato se cumplió y que no se cometió ningún delito.

De otro lado, señaló que tuvo conocimiento de que las autoridades colombianas le denegaron a Mizrachi la petición de asilo.

"No tengo claro todavía por qué razón (se la denegaron), pero independientemente de eso, él en Panamá ya no tiene ningún requerimiento que lo prive de la libertad", apostilló el abogado.

El jurista señaló que "lo que sí da tristeza es que el Gobierno colombiano, igual que lo que pasó con señor Saleh (Lorent Enrique Gómez Saleh) de Venezuela (...), no proteja a jóvenes que de una u otra manera han manifestado tener miedo en sus países de origen".

Se refirió así a la expulsión, en septiembre de 2014, de los estudiantes venezolanos Lorent Enrique Gómez Saleh y Gabriel Valles Sguerzi, opositores del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, y señalados de desarrollar actividades prohibidas por las normas migratorias colombianas.

Cancino insistió en que a su cliente "no tendría porqué ser expulsado de Colombia sino permitírsele salir de una manera voluntaria".

"No hay una causal clara de expulsión para nosotros", añadió.

Igualmente consideró que el Gobierno colombiano está cometiendo una injusticia con Mizrachi y que expulsarlo es una "medida muy fuerte".

"Yo considero una injusticia, porque el Gobierno también debe proteger a las personas que lo manifiestan y más un muchacho que no ha generado ningún problema al interior del país", apuntó Cancino.

Aseguró que está demostrado que Mizrachi es un joven empresario reconocido y premiado a nivel internacional y que en este momento "tiene un inconveniente como lo puede tener cualquier persona".

Al explicar la situación de su defendido, señaló que "en Panamá no tiene una orden de captura y su defensa está haciendo todo lo posible por demostrar rápidamente su inocencia, algo que ocurrirá".

Mientras tanto en Colombia, dijo, la defensa estudia interponer ante la justicia una tutela (recurso de amparo) "para mirar la protección de Mayer".