Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Nacional

Genisa pide terminar el llenado de Barro Blanco

La empresa también alega que el Gobierno incurre en ‘enormes riesgos' al mantener el proyecto inconcluso

Genisa pide terminar el llenado de Barro Blanco
El llenado de la presa se inició el 24 de mayo y se suspendió el 29 de junio.

La empresa Generadora del Istmo S.A (Genisa), que desarrolla el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, solicitó al Gobierno Nacional terminar el llenado de la presa y advierte de daños a las infraestructuras del proyecto y a las comunidades aledañas.

En un comunicado, la empresa señala que no concluir el llenado del embalse y el proceso de pruebas puede causar que el nivel del embalse suba repentinamente, sin control, lo que puede ocasionar inundación de viviendas o estructuras que se ubiquen aguas arriba y aguas abajo de la presa. Además de posibles pérdida de vidas humanas, así como daños irreversibles a la infraestructura del proyecto y a las zonas aledañas producto de un fallo o rotura de los diques de la presa.

CONFLICTO Y NEGOCIACIÓN

  • La concesión del proyecto hidroeléctrico se otorgó en el 2007
  • Los indígenas se han opuesto a la obra porque afecta a la comarca. Mantienen una mesa de negociación con el Gobierno.

El pasado 29 de junio, el Gobierno ordenó suspender el llenado de la presa, que había alcanzado los 87.5 metros sobre el nivel del mar, por exigencia de los indígenas para evitar daños a la comarca Ngäbe Buglé. La Comisión de Alto Nivel gubernamental, que preside la canciller y vicepresidenta Isabel Saint Malo, decidió no continuar con el llenado hasta tanto se logre un acuerdo definitivo con los indígenas.

Genisa consideró que la decisión de suspender el llenado se dio en contra de sus ‘recomendaciones y del buen juicio, además, de que atenta contra la seguridad jurídica'.

La empresa también alega que el Gobierno incurre en ‘enormes riesgos' al mantener el proyecto inconcluso. ‘Los riesgos aumentan, a partir de este mes, con el inicio de la época lluviosa en donde se dan máxima crecidas repentinas del río Tabasará, productor de las incesantes lluvias', señala en el comunicado.

Genisa exhorta al Gobierno a que autorice la reunudación del proceso de llenado, pruebas finales y operación comercial del proyecto para evitar las posibles consecuencias y cumplir con el contrato. ‘Este proyecto ya ha sufrido fuertes consecuencias negativas causadas por una suspensión unilateral del Gobierno en el 2015, por razones no justificadas', concluye el comunicado.