Temas Especiales

04 de Aug de 2020

Nacional

Fallo del Segundo Tribunal genera rechazo ciudadano

Diversos sectores manifestaron su desacuerdo con la anulación de la investigación por blanqueo de capitales

Fallo del Segundo Tribunal genera rechazo ciudadano
El magistrado Wilfredo Sáenz, tercero de derecha izquierda, fue el exponente del fallo.

Nefasto, exabrupto, aberración e impunidad. Con estos calificativos, diversos sectores se expresaron en contra del fallo de los magistrados del Segundo Tribunal, Wilfredo Sáenz y María de Lourdes Estrada, que anula la investigación contra el exvicepresidente Felipe ‘Pipo' Virzi, el empresario y directivo de la Autoridad del Canal de Panamá Nicolás Corcione, así como Ricardo ‘Ricki' Calvo Latorraca, María del Pilar Fernández y otras diez personas.

Todos estos nombres salieron a relucir en la investigación al hoy exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, Alejandro Moncada Luna, condenado a cinco años de cárcel en marzo de 2015.

El rechazo ciudadano al fallo no se quedará en el aspecto mediático. El abogado Ángel Álvarez adelantó que este lunes interpondrá una denuncia en la Asamblea Nacional en contra del magistrado Sáenz, quien fue el ponente del fallo, y que contó con el salvamento de voto del magistrado Luis Carrasco.

‘Es indispensable que la Asamblea Nacional asuma su trabajo, su rol de administrar justicia y no le dé dilación a la denuncia que hace referencia a delitos muy graves', afirmó Álvarez, quien recordó que el magistrado Sáenz fue el suplente de Moncada Luna.

‘Su gestión como presidente del Segundo Tribunal ha sido cada vez peor, y cuando su protegido y luego protector Alejandro Moncada Luna asumió el control de la Corte Suprema de Justicia, fue un poco más que desastrosa', recalcó el abogado.

El temor por la decisión del magistrado Sáenz se ha centrado también en el caso de las escuchas telefónicas ilegales durante el pasado gobierno, por las cuales es procesado el expresidente Ricardo Martinelli.

Rosendo Rivera, uno de los afectados por los pinchazos telefónicos, dijo que si se mantiene el criterio ‘absurdo' de Sáenz, el caso en contra del expresidente Martinelli también puede ser considerado nulo.

‘Este fallo sienta un nefasto precedente que podría afectarnos, ya que recuerden que a Sáenz lo nombró Martinelli, ya fue denunciado por favorecer a personas de ese círculo y no pasó nada', reclamó el abogado.

Juan Carlos Araúz, vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados, prefiere hablar de las posibilidades de revertir el fallo. Dijo que el Ministerio Público puede presentar su oposición.

‘Es una decisión que aún admite recurso como lo sería casación si el Ministerio Público encuentra argumentos para sustentar su posición de rechazo', explicó Araúz.

Carlos Lee, de la Alianza Pro Justicia, analiza otro aspecto. A su juicio, es una ‘intromisión injustificada' del Órgano Judicial para impedir al Ministerio Público asumir las tareas que le asigna la Constitución.

La diputada Ana Matilde Gómez, quien fue jueza de garantías en la investigación a Moncada Luna, consideró ‘un exabrupto pretender que un tercero interponga un incidente y por vía de ese incidente declare la nulidad del proceso'.

‘Esto no hace más que confirmar que la corrupción ya ha penetrado todas las instituciones y socavado todos los niveles', aseguró la diputada independiente.

El magistrado Carrasco, por su parte, consideró en su salvamento de voto que ‘el acuerdo de pena no hace desaparecer los hechos pasados ni las conductas realizadas'.

El Movimiento Independiente por Panamá, en un comunicado de prensa, indicó que el argumento de los magistrados Sáenz y Estrada ‘es un insulto a la inteligencia ciudadana. Que esta pretensión provenga de magistrado de un Tribunal Superior es inaceptable, pues se traduce en impunidad'.

Exigen a la Corte una investigación, y al Ministerio Público, actuar con celeridad bajo los principios y procesos que le competen ante un fallo de esta naturaleza.

LA OPINIÓN DE CARRASCO

Salvamento del voto del magistrado

El acuerdo logrado por Alejandro Moncada Luna no hace desaparecer la responsabilidad que tuvieron terceras personas en el ilícito.

Carrasco cuestionó por qué se admitió un incidente de controversia.