Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Nacional

El ‘final' de la Fundación de la Universidad de Panamá

A la asociación, que ha operado desde hace 22 años en un inmueble que pertenece a la casa de estudios superiores

Quien camine cerca de la casa que ocupa la llamada Fundación Universidad de Panamá (Fudep) pensará que está cerrada. Así le ocurrió a este periodista el martes previo al carnaval. Nadie respondió al sonido del timbre que está al lado de la puerta donde indican el horario: de siete a once y de una a tres de la tarde, de lunes a viernes.

Puede que se hayan ido antes de cumplirse el mes que dio el actual rector de la Universidad de Panamá (UP), Eduardo Flores, el pasado 16 de febrero, durante su rendición de cuentas correspondiente a los primeros cien días de gestión, cuando informó el término del ‘contrato' con la fundación.

En estas cuatro semanas, la organización también debe desprenderse del nombre de la primera casa de estudios superiores del país, agregaba Flores.

‘No hubo irregularidades ni malos manejos que sustentaran el cierre de la fundación',

MIGUEL ÁNGEL CANDANEDO

DIRECTOR DE LA ESCUELA DE FILOSOFÍA

El exdirector del Instituto Especializado de Análisis (IEA) de la UP Vasco Duque dice que tal vez nadie abre la puerta porque ‘la fundación es el contador, el director y el presidente'.

Duque, quien responde desde el extranjero, conoce de cerca la operación de la Fudep porque ha ocupado el cargo de vocal y el IEA ha canalizado compras a través de ella.

MODELO IMPORTADO

El profesor Miguel Ángel Candanedo, secretario general de la UP durante once años, recuerda que la Fundación Universidad de Panamá se creó en 1995 siguiendo los pasos de universidades de Norteamérica y Europa.

‘Era un modelo que permitía obtener recursos de los servicios que presta la Universidad', menciona Candanedo, un cercano colaborador de la gestión del antiguo rector Gustavo García de Paredes.

Esta explicación la comparte Duque: ‘Se creó solo para ayudar a la Universidad y permitir que institutos como el que dirigí pudieran obtener los insumos vitales para su funcionamiento', dice.

‘El director y el secretario de Fudep lo único que han ganado es ver sus nombres y reputaciones enlodadas',

VASCO DUQUE

EXVOCAL DE LA FUNDACIÓN

Antes de que el profesor Flores asumiera el cargo, el 30 de septiembre del año pasado, ya el contralor Federico Humbert revisaba algunas cuentas de la Fudep.

Para julio de 2015, Humbert anunciaba una auditoría a la fundación.

García de Paredes, entonces rector, decía que la fundación era una organización de carácter privado, reservándose la razón por la que utilizaba el nombre del campus universitario.

‘Es una agrupación que maneja fondos públicos', era la respuesta de Humbert, quien para marzo de 2016 revelaba que habían detectado una posible lesión patrimonial de $490 mil.

Según Contraloría, este monto correspondía a capacitaciones, consultorías y evaluaciones a Gobierno y particulares que realizaron unidades académicas de la UP entre los años 2011 y 2014.

Estos recursos, manifestó Contraloría, se depositaron en una cuenta privada a nombre de Fudep y a disposición de los directores de las unidades académicas que prestaban los servicios.

INTERMEDIARIA

De acuerdo con el profesor Duque, por medio de la Fudep se compraba insumos vitales para los análisis que vendía el Instituto al propio Gobierno y a los particulares.

Un camino expedito para las compras, se puede interpretar de la explicación de Duque.

El profesor Candanedo, al principio de este texto, recordaba que la fundación se creó para ‘recibir fondos de otras vías para la UP'. Las otras vías son ingresos por los servicios que prestan dependencias de la UP que se contratan por medio de la Fudep.

LA FUNDACIÓN QUE NO ES FUNDACIÓN

La Estrella de Panamá reveló en 2015 que Fudep está inscrita como una sociedad común sin fines de lucro en el Registro Público. En ese entonces estaba al frente Sergei De La Rosa, quien aseguró desconocer la situación.

Dijo, entonces, que contaban con tres cuentas en bancos privados y estatales, una de las cuales tenía $400 mil.

De La Rosa detalló que la función de la Fudep era agilizar las compras. Por este servicio, se retenía el 10% de cada proyecto.

REPUTACIÓN

La Fudep sin la Universidad de Panamá irá desapareciendo, pronostica el profesor Candanedo, que aún se pregunta por qué la cerraron si no encontraron ‘nada malo'.

Fue una ‘factura política', añade Duque y también asegura que el Instituto de Análisis, durante el tiempo que él lo dirigió, jamás utilizó la fundación para malversar recursos.

‘El director y el secretario de Fudep lo único que han ganado es ver sus nombres y reputaciones ‘enlodadas' sin justificación por prestar un servicio', expresa Duque.

INVESTIGACIONES

El catedrático Miguel Antonio Bernal cuestiona que el rector Flores no haya interpuesto nuevas denuncias penales contra los directivos y autoridades universitarias que utilizaron la agrupación para cometer ‘actos delictivos'.

Ni Flores ni la Contraloría, a su juicio, han avanzado en estas pesquisas por injerencia del Órgano Ejecutivo. ‘Le han pedido que le echen tierra al caso', asegura el abogado, que sostiene que la Fundación Universidad de Panamá fue utilizada por la administración de García de Paredes para ‘captar' fondos públicos que no se reportan.

La Fudep, sin la sombra de la Casa de Octavio Méndez Pereira, irá desapareciendo, dice Candanedo. Lo mismo vaticina Bernal.

El profesor René Hernández expresa que el rector ha hecho lo correcto, para evitar que el problema se agrave más.

‘¿QUIÉN LE DIJO DE LA MUDANZA?'

Concluido el Carnaval, insisto con el timbre de la casa que ocupa la Fudep, detrás de la Casa de Estudios, donde me encuentro dos autos en el estacionamiento.

Un hombre de unos sesenta años y alguno más abre la puerta solo lo suficiente para decir que si quiero hablar con el director que regrese mañana.

-Creí que se habían mudado, le dije antes de que cerrara la puerta.

-Y quién le dijo que nos mudaríamos, preguntó.

-Lo dijo el rector Flores el día que anunció el término del contrato con la Universidad, contesté.

Regrese mañana, dijo, y cerró.

VERSIÓN DE LA UP

Las preguntas sin respuestas

La Estrella de Panamá se comunicó la semana pasada con la Dirección de Relaciones Públicas de la Universidad de Panamá en busca de las respuestas que no se ofrecieron el día que el rector Flores anunció la terminación de la relación con la Fudep.

¿Qué tipo de contratos mantenía la UP con esta asociación?, ¿qué porcentaje se descontaba de los contratos como pago de este servicio?, ¿qué tipo de insumos se adquirían por medio de la fundación?, ¿cuál es el impedimento para que no se compren estos productos por la vía regular, mediante actos públicos?, ¿qué uso se le dará a las instalaciones que ocupaba la asociación? son algunas de las preguntas enviadas a la UP que, hasta la tarde de este jueves, no habían sido contestadas.