Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Nacional

Sindicatos no deben ser correa de transmisión de partidos, Chavarría

Según el dirigente, esta situación desnaturaliza la función de una organización sindical en pro de intereses políticos

"El movimiento sindical jamás deberá ser correa de transmisión de ningún partido político, vengan de donde vengan", afirmó el dirigente sindical Rafael Chavarría, de la Confederación de Trabajadores de la República de Panamá, al evaluar las tendencias que se advierten en algunas organizaciones laborales y la manipulación que hacen de ellas colectivos políticos.

En vísperas del Primero de Mayo, Día Internacional del Trabajo, el veterano dirigente se refirió a lo que ocurre con el Sindicato de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), que sigue la línea del Frente Amplio por la Democracia (FAD), y la Federación Auténtica de Trabajadores (FAT), brazo del Movimiento Independiente de Refundación Nacional (Miren).
Para Chavarría, es admisible que un sindicato establezca una alianza con un partido político, con la finalidad de mejorar las condiciones de sus afiliados, pero no que se constituya en instrumento de ese partido para sus intereses, pues ello deformaría la naturaleza de la organización laboral.

Desmejora su calidad de vida
Ante la llegada de otro primero de mayo, sostuvo que los trabajadores panameños atraviesan múltiples problemas, y que si bien el Estado no actúa para resolverlos, los propios trabajadores tienen que unirse para luchar por su satisfacción. Planteó que el trabajador enfrenta carencias en cuanto a su salud, educación, vivienda, salud ocupacional, seguridad ciudadana y calidad de vida. Ejemplo de ello, dijo, el drama del pésimo transporte público.
A la vez, se quejó de que el poder adquisitivo de su salario es sumamente bajo, lo cual también se refleja en otros países de América Latina, donde el salario mínimo va en picada.
Pese a que tras los cruentos sucesos que dieron lugar a la Ley Chorizo, la cual creó la Comisión Tripartita para resolver las demandas del movimiento de los trabajadores, nada se ha logrado, por cuanto el Gobierno no ha cumplido con su parte, y el sacrificio de los  compañeros bananeros ha quedado en letra muerta.

Falta de cohesión y unidad
Una de las debilidades del movimiento laboral panameño, es su ya acostumbrada falta de cohesión. Chavarría insiste en que la unidad sindical es necesaria, para tener la fuerza con que luchar y presionar al gobierno, en temas que faltos de cumplimiento como es la libertad sindical, libertad de asociación, convenciones colectivas y otras.
A diferencia de otros países, donde existe una sola central obrera (Uruguay, Bolivia y otros),en Panamá no ha sido posible cristalizar ese ideal de la Central Única de Trabajadores (CUT). Según Chavarría, esto es debido al protagonismo de sus dirigentes y a sus intereses particulares.

Uno de los mejores pagados
Frente a las quejas del dirigente ceterrepista, la viceministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, Zulphy Santamaría, aseguró que en materia salarial el obrero panameño es uno de los mejor pagados en América Latina, junto con Chile. Lo que pasa, dijo, es que somos caribeños y gastamos a veces en cosas que no debemos, pero si en la casa ambos trabajan se puede vivir con dignidad con este salario mínimo, aseguró la funcionaria.
Santamaría señaló que este año nuevamente se reunirá la Comisión Nacional de Salario Mínimo para revisar los actuales salarios que entrarían a regir el 1 de enero de 2018.

Menos accidentes
En cuanto a la seguridad, sobre todo en el sector construcción, sostuvo que este tema ha mejorado y el nivel de accidentes y fatalidades ha bajado en comparación con otros años. 
Esto se debe a que se está cumpliendo con la ley que obliga a toda empresa que inicia un proyecto más de un $1 millón, a aportar una cuota para el pago de un inspector autorizado de seguridad laboral, el cual estará pendiente de que la empresa cumpla con las condiciones y equipos de seguridad, al igual que los trabajadores utilicen dichos equipos.

Desempleo bajará aún más
En cuanto al nivel de desempleo, dijo que en estos momentos Panamá refleja una baja tasa en este aspecto, uno de los mejores en América Latina y que este año se dará la orden de proceder de varias megaobras en Azuero, lo que mejorará aún más un nivel pleno de trabajo.
Calificó la calidad del trabajador panameño como "buena", pero insistió en que debe capacitarse más, para ser mejor calificado. Nunca perder el deseo de ser cada día mejor. Es esa falta de calificación la que trae consigo una falta de mano de obra y que por ello en algún momento se opte por contratar un extranjero.

Mano de obra foránea
Cuestionada por las quejas de la competencia que sufren de extranjeros, señaló que el panameño no debe tenerle miedo, sino mirarlo como un reto. Por otro lado, recordó que no se le puede prohibir a un empresario contratar extranjeros, siempre y cuando cumplan con las normas legales que rigen la materia.