Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Nacional

Universitarios piden deportar a un grupo de trece venezolanos

Los estudiantes presentaron un recurso en el SNM. El Colegio de Abogados advierte que por los actos de violencia en la UP

Universitarios piden deportar a un grupo de trece venezolanos
El 10 de mayo, se registró un incidente con opositores al gobierno de Venezuela.

Organizaciones estudiantiles, indígenas, sindicales y de docentes universitarios interpusieron una solicitud de cancelación de visa y deportación a los venezolanos involucrados en un altercado en este centro de estudios superiores.

La petición fue presentada ante el director del Servicio Nacional de Migración, Javier Carrillo.

Los estudiantes fundamentan su queja en el artículo 17 de la Constitución Política que establece que las autoridades de la República están instituidas para proteger en su vida, honra y bienes a los nacionales dondequiera se encuentren y a los extranjeros que estén bajo su jurisdicción; asegurar la efectividad de los derechos y deberes individuales y sociales, y cumplir y hacer cumplir el mandato constitucional.

INCIDENTE EN UNIVERSIDAD

El 10 de mayo hubo un choque entre partidarios y opositores a Maduro

Quienes adversan al presidente Nicolás Maduro trataron de entrar por la fuerza a un acto en la Universidad.

Los universitarios piden sanción para protagonistas.

El artículo 31 del Decreto Ley 3 del 22 de febrero de 2008 faculta al director de Migración para cancelar la permanencia o residencia en el territorio nacional a los extranjeros que atenten contra la seguridad nacional y el orden público.

El mismo Decreto, pero en el artículo 71, faculta al director de Migración la expulsión y deportación de cualquier extranjero que incite el odio y sea una amenaza para la seguridad colectiva o el orden público.

La abogada María Sarabia, de la Comisión de Temas Migratorios del Colegio Nacional de Abogados (CNA), expresó a La Estrella de Panamá que en este caso debe adoptarse alguna sanción, para que este tipo de situaciones no se repitan.

La jurista agregó que estas personas ‘alteraron el orden público y violentaron la autonomía universitaria'.

Sarabia aclaró que, en general, los extranjeros en Panamá no pueden realizar ningún tipo de manifestaciones a favor de alguna postura local o internacional.

HECHOS

El miércoles 10 de mayo, una veintena de opositores al gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro intentó ingresar en varias ocasiones al salón de profesores de la Facultad de Humanidades de la UP, donde se desarrollaba la ‘Jornada de Solidaridad con la Revolución Bolivariana', lo que fue impedido por los organizadores del evento. A pocos minutos de que empezara la actividad, se acercaron los opositores portando pancartas y banderas de la República de Venezuela, a los que se les negó el ingreso debido a que, según los organizadores del acto, sindicatos y grupos sociales de la universidad, tenían la intención de sabotearlo porque participaría el embajador venezolano en Panamá, Jorge Luis Durán Centeno, entre otros representantes diplomáticos.

Los ánimos se caldearon cuando en un forcejeo se rompió un cartel de los opositores al presidente Maduro, por lo que intervinieron algunos docentes universitarios, entre ellos el dirigente de la Asociación de Profesores de la UP, José Álvaro.

A pesar del llamado de Álvaro y miembros de la seguridad de la UP, los sudamericanos insistían en romper el control de seguridad impuesto por las autoridades.

En varias ocasiones se dieron intercambios de golpes, patadas e insultos entre ambas partes, además del lanzamiento de huevos.

‘No se puede aceptar que quienes vienen a Panamá en busca de refugio, por diferentes razones, intenten ingresar y establecer su criterio político en este país', aclaró Álvaro en una conversación con La Estrella de Panamá.

El catedrático afirmó que las normas migratorias en Panamá y en cualquier otra nación son claras, y establecen que ‘ningún extranjero puede formar parte de un proceso político interno ni externo en el país que le brinda refugió'.

A juicio del docente universitario, la forma en que se comportaron algunos miembros de la colonia venezolana en Panamá fue irrespetuosa incluso con los panameños.