La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Nacional

La resiliencia gana espacio urbano para los ciudadanos

El nuevo director de resiliencia de la capital panameña, Arturo Dominici Arosemena, será el encargado de adecuar las políticas urbanas

La ciudad de Panamá tiene un nuevo paladín. Viene contratado con dinero de afuera (nada más y nada menos que con dólares Rockefeller), pero él es muy del patio. Creció en San Francisco, pescando y explorando playas y costas que han desaparecido bajo el asfalto, las carreteras y los edificios. Arturo Dominici Arosemena, con nombre de rey legendario, es el nuevo director de Resiliencia de la Alcaldía de Panamá y su nombramiento es uno de los primeros compromisos de la Red de Cien Ciudades Resilientes (100RC) que respalda la Fundación Rockefeller y de la que forma parte la capital panameña. Con un capital inicial de $100 millones para 100 ciudades, el mecenas estadounidense celebra desde 2013 su primer centenario con este proyecto orientado a compartir las buenas experiencias de las ciudades de todo el mundo en torno a la capacidad de adaptación ante los cambios y las soluciones que ofrecen a sus poblaciones. La Alcaldía de Panamá se apuntó al programa y ganó el primer cupo en la región centroamericana, tras un proceso de dos etapas de calificación que superó -relata Dominici- porque pudo demostrar que tiene el equipo para respaldar el trabajo que hace falta: respuestas integrales para atender tanto ‘tensiones crónicas' como ‘impactos agudos' e implementar el sofisticado ‘marco de resiliencia', que la Fundación ha elaborado con la colaboración de Arap, uno de los grupos internacionales más reputados en soluciones, ingeniería y diseño ‘para hacer un mundo mejor'. El trabajo de ese equipo británico es también parte de la asistencia que recibirá Panamá formando parte de este exclusivo club en el que están Sídney y Melbourne, la ciudad más vivible del mundo por siete años consecutivos; Nueva York, Washington, San Francisco, Barcelona, Río de Janeiro, Roma o París... algunas de las ciudades globales más conocidas del mundo que van a compartir sus historias de éxito con Panamá que, a punto de cumplir 500 años de fundación, tiene muchos asuntos pendientes. Así lo reconoce el nuevo director municipal, que llega del mundo de la ciencia; biólogo con especialización en Zoología y con un doctorado en Ciencias Naturales y amplia experiencia en gestión de proyectos. Y avisa que aplicará el ‘método' de investigación científica para acometer el trabajo encargado. No en balde el neologismo que da carácter a su puesto llega de la ingeniería y se fundamenta en los principios físicos de los cuerpos y la capacidad de recuperarse tras ser sometidos a presión. Una alegoría que casa con las agresiones externas e internas que parece resistir nuestra ciudad centenaria y aún firme frente al Pacífico.

‘Queremos que Panamá sea una ciudad más vivible. A punto de cumplir 500 años, tiene que repensarse. Ha crecido para las inmobiliarias... y no en concepto de ser un espacio para los ciudadanos...'

¿QUÉ PUEDE ESPERAR PANAMÁ CON ESTE PROYECTO?

Queremos que Panamá sea una ciudad más vivible. A punto de cumplir 500 años, la ciudad tiene que repensarse. Ha crecido para las inmobiliarias y para que algunos se llenaran de plata por metro cuadrado y no en concepto de ser una ciudad para los ciudadanos, en la que todos tenemos espacio para vivir, trabajar, disfrutar nuestro ocio. Nuestro propósito es devolver la ciudad a sus vecinos.

NO PARECE UN TRABAJO FÁCIL

Para mí, es un reto. Yo nací aquí, crecí aquí, en San Francisco, y he visto cómo han desaparecido las playas en las que jugaba y pescaba. Se ha talado árboles. Y se han perdido recursos naturales y áreas de manglares y se ha deteriorado la protección de la costa. Esta es mi oportunidad para hacer algo mejor para la ciudad. Soy consciente de las dificultades, pero también de que la Alcaldía tiene un equipo comprometido con un horizonte claro, al que me ha resultado fácil sumarme.

¿CUÁL ES EL PRIMER PASO?

La referencia con la que empiezo es la data que ya tiene la Alcaldía en las áreas de trabajo que establece 100RC. Ellos marcan la línea, pero para participar en el proyecto Panamá tuvo que demostrar que ya tenía documentación adelantada: identificar los problemas es el primer paso para resolverlos. Tenemos ya un Plan de Acción Metropolitano, Conocemos las áreas de riesgo y contamos con un equipo multidisciplinar para abordar las áreas de especialización que propone la fundación: medio ambiente, educación, planificación urbana, educación, atención social y cultura.

¿CÓMO SERÁ EL TRABAJO CON LA RED?

La clave está en la comunicación. Además de recoger toda la información sobre la ciudad que se requiere, contaremos con los datos de las otras capitales que están en el mismo proceso. Y aunque Panamá tendrá que definir sus propias prioridades, nos van a compartir otras estrategias y proyectos exitosos. Yo ya estoy en contacto con los equipos de Medellín, de Santiago de Chile, de Nueva York. Este es un equipo en el que hay que estar.

¿CÓMO SE INTEGRA 100RC A LAS PETICIONES DE LOS CIUDADANOS?

A nosotros nos toca involucrarnos en el proceso. Este es un trabajo de todos. Inclusivo, ingenioso y reflexivo. No es político, sino ciudadano.

#####################################################

RAZONES PARA PENSAR EN ‘CITY'

Más de la mitad de la población del mundo vive en ciudades y para 2050 ese porcentaje aumentará hasta el 70%. Según datos de 100RC, esa concentración responde a la tendencia general de agruparse en busca de mejores respuestas ante la incertidumbre del mundo cambiante. Más del 60% de las ciudades de 2050, sostienen, aún no se han construido, lo que ofrece una oportunidad inédita de incluir los nuevos conceptos de resiliencia en construcción y desarrollo. Durante siglos, las ciudades han sido el centro de la innovación y el crecimiento, la meta es hacerlo ahora desde un mejor conocimiento holístico y con la tecnología puntera disponible. El club de las cien ciudades resilientes ya supera los 135 miembros, incluido Panamá, y recibe la colaboración del sector privado para incorporar en sus planes las soluciones más innovadoras del mercado.

#####################################################

LOS OBJETIVOS DE 100RC

La Fundación Rockefeller ofrece un estimado de un millón de dólares para iniciar el proyecto de resiliencia en las ciudades seleccionadas, que incluye el salario del Director de Resilencia durante dos o tres años, bajo el supuesto de que la administración asuma el cargo tras demostrar que la planificación y ordenación según sus recomendaciones deja un dividendo. Además, el objetivo es que el concepto de adaptación y crecimiento sostenido que promueven se incorpore a todas las actividades de la gestión urbana. El Marco de Resiliencia de la Ciudad (CRF, por sus siglas en inglés), elaborado tras un largo estudio por una conocida empresa británica, establece cuatro dimensiones para construir resilencia urbana: liderazgo y estrategia, salud y bienestar, economía y sociedad e infraestructura y medio ambiente.

http://www.100resilientcities.org/#/-_/