La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

El presidente Varela se equivocó en su trato con la OFAC

Abogados panameños cuestionan la pleitesía del presidente Juan Carlos Varela ante el Departamento del Tesoro estadounidense

Tras la inclusión del principal accionista de GESE, la empresa se ha visto obligada a despedir el 30% de su fuerza laboral.

El presidente Juan Carlos Varela se equivocó al ‘rendir pleitesía' a quien está haciendo daño al país y somete la libertad de expresión, que es un derecho inalienable, sostuvo el abogado Ebrahim Asvat sobre la reciente visita del gobernante al Departamento de Tesoro de EE.UU., que emite la ‘Lista Clinton'.

‘No sé en qué burbuja vive el presidente Varela al señalar que no se ha perdido ningún puesto de trabajo tras esas medidas sancionadoras', señaló Asvat por las declaraciones del mandatario.

Tras su encuentro con el presidente Donald Trump, con quien se reunió este lunes, Varela indicó que habían tratado el tema de la ‘Lista Clinton', en la que aparecen más de sesenta empresas panameñas, y mostró su satisfacción por el esfuerzo conjunto para que las restricciones impuestas por EE.UU. no causaran pérdidas de empleos en Panamá.

‘Cuántas tiendas han cerrado. Cuántos trabajadores han perdido sus fuentes de empleo de manera indirecta', expresó Asvat, desmintiendo la versión del presidente.

A juicio del jurista, el gobierno americano interviene arbitrariamente en la vida económica de un país soberano como Panamá ‘para imponer su política exterior, adjetivizando a personas y empresas de todo el mundo sin derecho a defensa ni los mínimos principios del debido proceso'.

Varela, que defendió que ‘ningún panameño inocente' se ha visto afectado por la medida, ‘actúa como juez y parte, catalogando a su criterio a sus conciudadanos sin un juicio previo'.

‘Me recuerda a Noriega, catalogado a los civilistas como malos panameños', apuntó.

Teresita Yáñiz, exlegisladora, que también siguió las declaraciones de Varela, las calificó como ‘superficiales y falaces'. ‘Solo tiene que darse una vuelta por La Riviera, por los diarios La Estrella de Panamá y El Siglo, para ver que son empresas que han tenido que reducir su personal por la falta de recursos motivados por las sanciones de la Lista Clinton', apuntó.

Indicó, además, que el derecho de opinar, expresarse y leer los periódicos de preferencia de los panameños no se discute en el Departamento del Tesoro de un país ajeno. Es obligación del presidente defender nuestros derechos y la seguridad jurídica, no congratularse por las aparentes consecuencias controladas de una medida injerencista, apuntó.

Por su parte, Juan Carlos Araúz, expresó que el Gobierno, por tratarse de un acto soberano de otro Estado que ejerce gran impacto en el país, debió organizar los esfuerzos necesarios para darle seguimiento al artículo 17 de la Constitución, que habla de velar por la vida y honra de los nacionales.

Agregó que Estados Unidos no ha presentado las pruebas de sus señalamientos, lo que considera un menoscabo a los derechos humanos.

‘Se trata de empresas que tienen un alto impacto en la economía nacional y parece que el Gobierno retiró la mirada del asunto y ha dejado que el tiempo sea el que lleve al olvido consecuencias irreversibles', concluyó.

Para Ernesto Cedeño, también abogado, el Gobierno perdió una gran oportunidad al no tocar el tema de la ‘Lista Clinton' y su repercusión en dos importantes diarios del país.

‘Se debió haber llevado una nota pidiendo formalmente que se saque de la Lista Clinton a los diarios, porque es una lesión a la libertad de expresión que puedan desaparecer por las sanciones. Independientemente de que los procesos (jurídicos) puedan seguir, el mensaje debió ser contundente y por escrito: el pueblo de Panamá solicita que se suspendan las sanciones contra el grupo editorial porque se atenta contra la libertad de prensa y de expresión de todos', indicó.

REUNIÓN VARELA-OFAC

El presidente Varela y el ministro Dulcidio De La Guardia sostuvieron un encuentro con el jefe del Departamento del Tesoro este martes

Según la agencia EFE, De La Guardia afirmó que se centraron en ‘los casos resueltos', refiriéndose a Felix B. Maduro y Soho Mall, empresas del grupo Waked que habían sido entregadas en fideicomiso al Banco Nacional y que fueron vendidas, el primero a los pocos días; el segundo, hace apenas unas semanas