Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Nacional

Estados Unidos limpiará isla San José de bombas químicas

La Cancillería anunció que los trabajos se realizarán, bajo la supervisión de los países de la OPAQ, entre los meses de septiembre y noviembre

Las ocho municiones químicas abandonadas en la isla San José por el ejército de los Estados Unidos serán destruidas durante el último cuatrimestre del año. Así lo anunció la Cancillería de Panamá en un comunicado en el que resalta que la medida cuenta con el respaldo de los países miembro del Consejo Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ)

‘La destrucción de estas armas químicas es el resultado de un histórico acuerdo de cooperación entre Panamá y Estados Unidos, con base en la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción', señala el comunicado de la Cancillería.

‘La destrucción de estas armas químicas es el resultado de un histórico acuerdo de cooperación entre Panamá y Estados Unidos',

CANCILLERÍA

COMUNICADO

El acuerdo bilateral incluye el financiamiento y la ejecución de la operación por parte del país norteamericano. Además, la operación está sujeta al monitoreo y verificación de la OPAQ, añade la nota de prensa.

La operación durará entre seis y ocho semanas y se realizará entre los meses de septiembre y noviembre de este año.

El plan de destrucción de las municiones químicas y su posterior verificación fue presentado ante el 85° Consejo Ejecutivo de la OPAQ, por el representante de Panamá ante La Haya, Países Bajos, Willys Delvalle, y tuvo el reconocimiento público de Argentina, Chile, México y Guatemala, señaló la Cancillería.

En la operación participará un grupo de especialistas norteamericanos, junto a personal de la Unidad Técnica de Explosivos de la Policía Nacional de Panamá, que será capacitada para participar en el proceso de destrucción y verificación, lo que permitirá que en Panamá quede instalada una capacidad humana y técnica para este tipo de contingencias, añade la información de la Cancillería.

La logística abarca el equipamiento, facilidades y medidas para garantizar la seguridad del personal involucrado y del medio ambiente.

Además de Delvalle, en la reunión de la OPAQ estuvo el viceministro de la Presidencia, Salvador Sánchez; el viceministro de Seguridad, Jonattan del Rosario; y la directora de Asuntos Jurídicos de la Cancillería, Farah Urrutia.

‘Optando por la colaboración bilateral, y con el acompañamiento técnico de la OPAQ en todo el proceso, Panamá alcanzará en los próximos meses los resultados que por décadas se han estado esperando', añadió la Cancillería.

La isla San José, ubicada en el archipiélago de Las Perlas, fue utilizada por el ejército de Estados Unidos, acantonado en Panamá, para pruebas con gas mostaza y otros agentes químicos durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y luego para la guerra de Vietnam (1964-1975).

Gobiernos panameños anteriores habían anunciado que Estados Unidos limpiaría la isla de los agentes contaminantes; sin embargo, nunca se había concretado.

Una de las últimas veces que se habló del tema fue en octubre de 2013, cuando la Cancillería anunció que Estados Unidos destruiría las bombas al año siguiente.

Ahora, la Cancillería, luego de la reunión con OPAQ, señala que ‘la gestión diplomática del Ministerio de Relaciones Exteriores y colaboración entre los Ministerios de Seguridad, Salud y Ambiente, resultarán en que Panamá finalmente tome acciones concretas para deshacerse de las armas químicas en su territorio'.

El último soldado del ejército de los Estados Unidos se retiró de Panamá en diciembre de 1999, producto de los tratados Torrijos Carter.