Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Nacional

Las seis horas de Pence en Panamá

El Canal de Panamá está en el centro de la historia de Estados Unidos y Panamá.

El Canal de Panamá está en el centro de la historia de Estados Unidos y Panamá. En la esclusa de Cocolí, de la recién inaugurada expansión de la vía, el vicepresidente Mike Pence, en representación de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, envió un mensaje a los panameños y a las naciones vecinas del hemisferio. ‘La prosperidad de Estados Unidos depende de esta vía', aseguró. Y poco después, ya en las escalinatas del Palacio de Las Garzas, recordó: el canal lo hemos construido juntos.

Las relaciones comerciales en el hemisferio, la importancia de la vía interoceánica, las relaciones bilaterales, la revisión de los tratados bilaterales y la situación de Venezuela dominaron el discurso de Pence en suelo panameño.

Estados Unidos quiere hacer más inversiones en Panamá, tiene interés de ampliar las vías de comercio y sabe que el Canal es sumamente importante en este sentido, apuntó.

LOS NÚMEROS

Desde el punto de vista comercial, el Canal para Estados Unidos representa una vía estratégica, por aquí ha transitado el 58% del gas que sale del país del norte.

El movimiento de contenedores con destino a Estados Unidos es uno de los más frecuentes como primer usuario de la vía interoceánica, seguido de China y Japón.

‘La ampliación del canal resultó en miles de millones de dólares de inversiones en EE.UU., creando buenos puestos de trabajo en fabricación, transporte y agricultura, y todos los puertos en el mundo están tratando de acomodar a los barcos neopanamax', incluido el de Miami (Florida), que ‘acaba de completar una expansión de 2,000 millones de dólares', declaró el vicepresidente ante las nuevas esclusas.

Desde la llegada de Trump al poder, América Latina parece haber quedado rezagada en la agenda de la política norteamericana, excepto por un país en conflicto, Venezuela, para el que ahora se busca una salida, después de años de prolongado conflicto.

Pence aprovechó la gira latinoamericana que concluyó en Panamá para manifestar la posición de Estados Unidos de restablecer la democracia en el vecino país.

‘Confíen en esto: Estados Unidos continuará llevando toda la medida del poder económico y diplomático estadounidense hasta que se restaure la democracia en Venezuela', dijo el vicepresidente tras recalcar que ‘todos vivimos en el mismo barrio' y la crisis de un vecino afecta a los otros.

‘SOMOS PAÍSES SOCIOS Y ALIADOS ESTRÁTEGICOS', DICE VARELA A PENCE

Con una brevísima visita, Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, se convirtió este jueves en el funcionario de más alta jerarquía de la administración Trump que ha visitado Panamá.

Solo una hora bastó para que el presidente panameño, Juan Carlos Varela, departiera con él, a puerta cerrada, sobre seguridad, intercambio comercial y la crisis política de Venezuela, tal y como se había adelantado, apegados al guión.

En las alocuciones públicas, Varela recalcó el interés de Panamá para que más empresas estadounidenses inviertan en proyectos de infraestructura en el país y Pence recordó que la alianza entre las dos naciones empezó con la misma formación de la República, en 1903.

‘Panamá se ha convertido en la gran conexión para el comercio con el sistema logístico, el Canal ampliado, el Plan Maestro de la Zona Interoceánica, que convertirá nuestro hub logístico en uno de clase mundial', recalcó el presiente panameño.

Y Pence, tras agradecer el ‘liderazgo' del presidente Varela, subrayó ‘el apoyo a las políticas de mercado' que han tenido como resultado un ‘increíble' crecimiento económico, que ha estado por encima del 6% en los últimos años.

‘Yo creo que (Panamá) va a inspirar a países de la región a que sigan este ejemplo', afirmó en la última escala de su gira en América Latina, que incluyó además Colombia, Argentina y Chile.

Para Varela, ‘la participación de su país en el desarrollo del sector logístico y marítimo sería de beneficio mutuo, puesto que, además de agregar valor a la ruta interoceánica, permitirá que las empresas norteamericanas que usan el Canal obtengan un mejor rendimiento'.

En materia de seguridad, el gobernante panameño destacó que hubo acuerdo sobre el riesgo que representa para la región el aumento de la producción de drogas en los países vecinos, y que hay determinación para derrotar con el apoyo de aliados como Estados Unidos.

En cuanto a la migración irregular, Varela aseguró que el país juega un papel importante, porque protege sus fronteras para mantenerlas seguras y detectando migrantes irregulares que representan un riesgo para América.

En ese sentido, Varela declaró que en los próximos días se anunciarán medidas para respaldar el retorno al orden democrático en Venezuela y fortalecer la seguridad interna del país.

En la reunión, Varela estuvo acompañado por la vicepresidenta y canciller, Isabel de Saint Malo; el ministro del Canal, Roberto Roy; y el embajador de Panamá en Washington, Emanuel González Revilla.

Por Estados Unidos, además del vicepresidente Pence, participaron el embajador de ese país en Panamá, John Feeley; el jefe de Gabinete, Nick Ayers; y la asesora de Seguridad Nacional, Andrea Thompson.

La reunión, que estuvo precedida por diferentes peticiones de transparencia sobre los asuntos a discutir, concluyó sin mayores revelaciones.

No hubo rueda de prensa y la Secretaría de Comunicación del Estado envió por escrito el discurso de Varela.

Ismael Gordón