Temas Especiales

28 de May de 2022

Nacional

Demolición de iglesia San Isidro Labrador, un hecho 'doloroso'

Para Betzaida Sánchez, alcaldesa del distrito, la infraestructura representaba un importante patrimonio para la comunidad

Este viernes, la alcaldesa del distrito de Capira, Betzaida Sánchez, aseguró en entrevista televisiva que la demolición de la Iglesia San Isidro Labrador, representó un hecho 'doloroso' para los habitantes de la comunidad.

Según Sánchez, si bien respetan la posición fijada por el Arzobispado panameño, que asegura contar con autorización eclesial y con el cumplimiento de todas las exigencias legales para llevar a cabo la obra de construcción del nuevo templo parroquial, la población se ha mostrado muy afectada.

La mujer que funge como autoridad capireña, dejó saber que si la iglesia no era segura a nivel estructural, tal y como lo expresaron desde el Arzobispado,  pudo tomarse la decisión de preservarla como patrimonio y construir otra edificación.

Judith Flores, coordinadora pro restauración del templo, explicó que la iglesia era uno de los símbolos históricos y patrimoniales más importantes del distrito de Capira. "Era uno de los símbolos únicos que nos quedaba como capireños".

Explicó que siempre contemplaron la figura de remodelación y que la demolición de la infraestructura que a muchos tomó por sorpresa,  ha generado gran consternación y dolor, destacando el especial impacto en la población de la tercera edad, debido al arraigo sociocultural con el lugar sagrado.

Durante la reunión sostenida con el Arzobispado, de acuerdo con Flores, se aclaró que sería necesario implementar una estrategia de "sensibilización" para preparar a la comunidad, de la mano con los estudios reglamentarios que avalaran cada paso a seguir en el proceso de reconstrucción.

La demolición de la estructura, generó gran polémica no solo en la comunidad capirense sino en la opinión pública nacional; lo cierto es que, la propuesta para restaurar la histórica edificación,  fue dada a conocer a la colectividad el 15 de mayo de 2016, cuando el sacerdote de la Parroquia habló en torno al proyecto de la diputada Yanibel Ábrego para el que ya había sido asignado un presupuesto de $1 millón de dólares.

La Estrella de Panamá contactó a la diputada Ábrego para obtener su postura frente a los hechos, sin embargo, no accedió a brindar declaraciones al respecto.

La Iglesia San Isidro Labrador, cuyo levantamiento data del siglo XIX, fue demolida, como parte de la primera fase para el levantamiento de un nuevo templo. Su campanario aún dejaba ver el sello de la Corona Española

Seguridad y consulta

A  propósito del caso, la Parroquia marcó posición, emitiendo un comunicado en el que manifestó que la decisión de construir un nuevo templo, fue tomada luego de que expertos y especialistas indicaran que la antigua estructura de la iglesia, no soportaría remodelaciones y que de hacerlo, se pondrían en riesgo las vidas humanas de quienes se congregaran.

Desde la Arquidiócesis aseguron que el proyecto "fue ampliamente consultado en las instancias correspondientes de la comunidad parroquial" como el Consejo Parroquial pastoral, grupos y movimientos, con lo que se obtuvo el respaldo a la obra por parte de la mayoría, además de aclarar que se mantenrán abiertos permanentemente los canales de comunicación con la comunidad, las autoridades eclesiales y las autoridades civiles.

"Contar con un templo digno para el culto sagrado, donde puedan participar los fieles con seguridad es la finalidad de esta obra, que más que contar con una estructura bonita, aspira  a fortalecer la vida de fe de la comunidad católica que se congrega", rezó el comunicado.

Sistema Nacional de Protección Civil

Al respecto, José Donderis, director del Sistema Nacional de Protección Civil, aseguró en su cuenta personal de Twitter que la entidad no emitió juicio o evaluaciones vinculados al caso, así como ningún tipo de recomendaciones sobre acciones a seguir.