Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Nacional

Las 'Bandas de Guerra' que buscan la paz dentro del penal

El Centro Penitenciario La Joya ocupó el primer lugar en la tercera competencia de bandas

Por tercer año consecutivo la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP), en coordinación con la Policía Nacional (PN) y la Federación Nacional de Banda de Guerra Musical de Panamá, llevó a cabo la competencia de Banda de Guerra Musical entre las Bandas Independientes de los centros penitenciarios La Joya y La Joyita. Sus integrantes, son reclusos de ambos centros penales, quienes buscan rendir honor a la Patria y resocializarse.

El enfrentamiento musical tuvo una tonalidad distinta a los otros dos duelos (2015-2016), porque por primera vez se realizó en la parte externa del Centro Penitenciario La Joya,  donde el personal operativo y administrativo de la DGSP, así como policias y familiares de las personas privadas de libertad disfrutaron de las distintas melodías patrióticas de ambas bandas que engalanaron el evento.

Abrió el desfile la Banda Independiente El Hogar, en calidad de invitada, seguido por La Joya y cerró La Joyita. El jurado calificador lo conformaron conocedores de la Federación Nacional de Banda de Guerra Musical y El Hogar, quienes calificaron desplazamiento, uniformidad, formación, música.

Luego de la reñida competición, el jurado deliberó que la banda ganadora de 2017 fue la representación de La Joya, alcanzando así su primer trofeo y desplazando a La Joyita, ganador de los dos primeros enfrentamientos.

Aracelis Castillo, psicóloga y coordinadora de los eventos culturales de La Joya, señaló que la resocialización de las personas privadas de libertad apunta a la "integración" y el evento se centra en este punto al darse la convivencia entre las personas privadas de libertad, los familiares, el Sistema Penitenciario y la PN.

Castillo agregó que "para ingresar a los grupos musicales, los requisitos es tener amor a un instrumento, voluntad, motivación por parte de la Junta Técnica que se refleja en esta actividad, adicional el comportamiento que es pieza fundamental en el cambio de conducta".

Por su parte, Elías Miranda, director de La Joyita, manifestó que este tipo de actividades culturales tiene como objetivo principal "que las personas privadas de libertad dejen el ocio en los pabellones, olviden el error que cometieron y puedan resocializarse a través de la música, sobretodo en el mes de la Patria".

El comisionado Ramón Castellano, jefe de Seguridad del Complejo Penitenciario La Joya, indicó que la conducta y mentalidad de las personas privadas de libertad ha cambiado y por ello se pueden realizar estos eventos. "Hoy no sale un ganador, ganaron todos, aquí hay personas que antes no se podía ni ver, pero hoy comparten", recalcó el oficial.

Evidelia Rivera y Amarilia Arosemana, unas de las más de 50 familiares de las personas privadas de libertad que observaron el desfile, tildaron de positiva la iniciativa porque les ayuda a cambiar la manera de ver la vida y cuando salgan sean mejores personas.

Ambos grupos conforman la Banda Independiente Segunda Oportunidad (BISO), que este año ha cosechado éxitos al lograr entonar por primera vez dianas, el 3 y 10 de noviembre, además participar de eventos a lo interno de los centros penitenciarios, entre ellos graduaciones y reuniones.