La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

Panamá perderá $2.4 millones en vacunas contra la influenza

A pesar de que las dosis se aplican sin ningún costo y sin importar la nacionalidad, hasta la fecha hay 700,000 que no han sido aplicadas. El Minsa pide vacunarse antes de fin de año como ‘regalo de estas fiestas'

Cada dosis le costó al Estado $3.50, mientras que en clínicas privadas vale $10.

El Estado panameño perderá $2.4 millones en concepto de vacunas contra la influenza, debido a que las dosis que no fueron aplicadas se vencerán este 31 diciembre.

Esta suma de dinero representa las 700,000 vacunas que no se aplicarán antes de la fecha de expiración, a pesar de que las dosis son gratuitas para toda la población y son aplicadas por el Ministerio de Salud (Minsa) y la Caja de Seguro Social (CSS).

INFLUENZA

Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte

Este año, el Estado compró 2 millones de dosis a la OPS.

Se logró aplicar 130,000 vacunas a nivel nacional.

Se perderán 700,000 dosis que se vencen el 31 de diciembre

A pesar de las distintas jornadas de vacunación que desarrollaron ambas instituciones de salud pública en los diferentes hospitales y centros del salud, las cuales hizo extensivas a algunos planteles escolares e incluso centros comerciales del país, no se logró aplicar el total de las dosis existentes.

Para este año, el Estado le compró dos millones de dosis a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), cada una tiene un valor de $3.50 y el total de las vacunas adquiridas requirieron una inversión del Estado de $7 millones.

Itza Barahona de Mosca, directora Nacional de Salud, explicó a La Estrella de Panamá que pesar de la pérdida de las dosis de este año, se logró vacunar el 65% de la población gracias a las constantes jornadas de vacunación, pero instó a las personas que no se han aplicado este año la vacuna contra la influenza que visiten los diferentes centros de salud, hospitales y policlínicas para aplicarse la dosis.

Aún tienen esta semana para hacerlo, remarcó la doctora.

‘Todo aquel que no se ha vacunado puede hacerse ese regalo de fin de año e ir a colocarse la vacuna contra la influenza que no tiene ningún costo. Es por su salud', insistió la funcionaria.

Gracias a la campaña de vacunación, este año disminuyeron las víctimas fatales por este virus. De acuerdo con Barahona de Mosca, el 2017 cerrará con tres personas fallecidas, lo que representa 70 menos que el año pasado, cuando se registraron 73 víctimas por el virus de la influenza.

El Minsa adquirió el año pasado 3 millones de dosis, de las cuales solo se aplicaron 2,500,000 vacunas. Las vacunas que se dejaron de aplicar representaron una pérdida de $1.5 millones.

A pesar de la pérdida de dosis del año pasado, se logró vacunar al 63% de la población panameña, una cifra récord en el país, según el Ministerio de Salud.

Mientras que en 2015 se adquirió un millón de vacunas. De esta cifra, solo se aplicaron 600,000 dosis y se descartaron 400,000, lo cual representó una pérdida de $1.4 millones.

La influenza es una enfermedad respiratoria aguda, causada por un virus que se transmite de persona a persona a través de las gotitas de saliva que se esparcen al toser o estornudar.

De acuerdo con el Minsa, sus signos y síntomas duran de tres a siete días. Pueden incluir fiebre, tos, dolor de garganta y secreción nasal.

De igual manera, los niños infectados con el virus de la influenza pueden tener crisis media, náuseas y hasta vómitos.

Si las personas no se tratan a tiempo, puede llega a presentar algunas complicaciones, como neumonía, bronconeumonía o bronquiolitis, sinusitis y otitis media.

Estas condiciones pueden agravarse y causar la muerte de la persona, insisten las autoridades de salud.