Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Nacional

Índice de victimización se sitúa en 16% a nivel nacional

A pesar de que en Panamá un 16% de la población ha sido víctima de un delito, la percepción de inseguridad es de 82%. Las cifras que revela la encuesta de victimización del Observatorio de Seguridad Ciudadana sitúan al Istmo como un país de seguridad media

El índice de percepción de seguridad ciudadana revela que un 82% de los encuestados miran a Panamá como un sitio inseguro. La encuesta fue efectuada por la empresa Ipsos para el registro anual del Observatorio de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

El anterior es un porcentaje muy distante de lo que realmente ocurre. El año pasado, el 16% de los encuestados fue víctima de algún delito, lo que equivale a una leve mejoría en comparación con el año 2016, cuando el resultado para la misma pregunta fue de 17%.

La disparidad entre la percepción de inseguridad y los delitos que ocurren se debe a la forma en que la gente se entera de los hechos. El papel protagónico de los medios influye en la forma de pensar de la gente. El que más alcance tiene es la televisión (87%), las redes sociales (40%), prensa escrita (39%), radio (36%). En las redes sociales las personas prefieren enterarse por Facebook (86%), Twitter (50%) e Instagram (29%).

Solo para comparar estos números con otros países, se observa que en México, la más reciente encuesta estima que 24% de las personas han sido víctimas de delitos. En ese mismo país, la inseguridad se percibe en un 74%.

SITIOS INSEGUROS

Las provincias más inseguras, según la encuesta, son Panamá y Panamá Oeste, con 19%. Cabe destacar el caso de Bocas del Toro, donde se habían disparado los delitos en 2016, alcanzando un 43%. En esta oportunidad se redujo a un 7%.

HURTO Y ROBO

Ahora bien, la mayor parte de los delitos, y al parecer el gran reto de las autoridades, son el hurto sin violencia (41%) y robo con fuerza (35%). El uso de arma de fuego para cometer este crimen se redujo, mientras que el de arma blanca se incrementó.

Otro dato de la encuesta que llama la atención es la forma como la gente está dispuesta a resolver los conflictos. Por ejemplo, un 27% preferiría desobedecer la ley con tal de ayudar a un familiar o de defender la propiedad o bienes. En 2016, este renglón de cultura ciudadana reflejó un 20% en la justificación de violentar la ley.

FICHA TÉCNICA

La encuesta la hizo Ipsos

1,006

Personas fueron encuestadas cara a cara entre octubre y noviembre 2017. El margen de error es del 3% y tiene un nivel de confiabilidad del 95%. En la ciudad de Panamá y Colón se entrevistó al 51%; en provincias centrales, al 19%; en Chiriquí/Bocas del Toro, al 15%; y en Panamá Oeste, al 15%.

En este mismo sentido, el 33% excusa el uso de la violencia ante la injusticia. En 2016, este resultado arrojó un 22% y en 2014, un 18%.

Hay una tarea pendiente con respecto a la confianza que tiene la ciudadanía en las instituciones que administran justicia. La mayor parte percibe que no hay certeza del castigo. El resultado aumentó unos cuantos puntos con respecto a la encuesta anterior. Entre ‘nada de confianza' y ‘poca confianza' -que suman un 67%- los encuestados dijeron carecer de confianza en las autoridades.

Estos resultados también dicen mucho sobre la evaluación del Sistema Penal Acusatorio, que si bien ha mostrado ser más ágil en ciertos casos, los expedientes más complicados o de alto perfil parecen enredados en un laberinto judicial, dejando una sensación de impunidad en la población.

En cuanto a los homicidios que ocurren, la gente achaca la causa a las pandillas o bandas. Le siguen la delincuencia común, las drogas, la violencia doméstica y el uso de alcohol.

Las instituciones que tienen que ver con la seguridad salieron medianamente evaluadas. La que obtuvo mejor puntuación fue el Servicio Nacional de Fronteras (58) y la Policía Nacional (56), Servicio Aeronaval (54), la Dirección de Investigación Judicial (53%). Mientras que la peor evaluada fue el Ministerio de Seguridad, con 43%.

Un pendiente más que deben atender las autoridades es que cuando la ciudadanía denuncia el delito no obtiene resultados. Un 79% de las respuestas se basan en denuncias que están en trámite.