La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

Capac pide arbitraje para poner fin a la huelga en la construcción

La Capac da un giro de 180 grados, en vista de que anteriormente rechazaba esta fórmula que ha sido propuesta

La huelga del Suntracs  ha dejando una pérdida en la economía panameña que supera los $650 millones.

La Cámara Panameña de la Construcción (Capac) consideró que un arbitraje es la “única opción viable” para resolver el conflicto laboral con el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similar (Suntracs).

“La Capac con el interés de no prolongar indefinidamente el periodo de huelga y las graves afectaciones que sufren nuestros trabajadores, la industria y la economía del país, estaría dispuesto a someter el conflicto a una decisión arbitral...”, señaló el gremio empresarial, mediante un comunicado.

De esta manera, la Capac da un giro de 180 grados, en vista de que anteriormente rechazaba esta fórmula que ha sido propuesta tanto por el ministro de Trabajo, Luis Ernesto Carles, y el propio presidente de la República, Juan Carlos Varela.

La decisión de un arbitraje, sin embargo, depende únicamente del Suntracs que mañana sostendrá una asamblea general, en la que posiblemente se analizará este tema.

La huelga en el sector de la construcción comenzó el 18 de abril y a la fecha no hay un acuerdo entre las partes. La semana pasada, se logró un acercamiento, pero no hay una solución.

En la tercera reunión de la “mesa paralela”, entre la dirigencia de la Capca y el Suntracs, las partes movieron sus posiciones, lo que parece poner más cerca un acuerdo y poner fin a la huelga.

En la “mesa paralela” llegaron a un punto donde la dirigencia del Suntracs bajó sus aspiraciones de incremento salarial a cuatro por ciento anual, durante cuatro años y la Capac subió a 2.5 por ciento anual, durante cuatro años.

Es probable que el acuerdo se paute en un punto medio de lo que actualmente está en la mesa, es decir entre un 3 y un 3.25 por ciento de incremento anual.

La huelga ha significado un duro revés para todos los sectores, afectando grandemente la economía nacional. La industria de la construcción estima que las pérdidas de la economía panameña superan los 650 millones de dólares y que solo en salario, los trabajadores de la construcción han dejado de percibir cerca de 70 millones de dólares.