30 de Nov de 2022

Nacional

‘Se requiere de una legislación para que surjan nuevos investigadores'

El científico panameño Amador Goodridge Johnson ha publicado estudios sobre la tuberculosis en medios internacionales. En ‘El Panamá que queremos' el investigador habla sobre los retos de la ciencia

‘Se requiere de una legislación para que surjan nuevos investigadores'
Ha realizado y publicado importantes estudios sobre tuberculosis, una enfermedad que anualmente ataca a casi dos mil personas.

Amador Goodridge Johnson está dejando huellas en su caminar científico. Con dos décadas de estar dedicándose a la investigación científica, ha publicado importantes estudios sobre la tuberculosis en medios científicos internacionales. En promedio esta enfermedad mata a 84 personas cada año en el país. En ese mismo periodo de tiempo, 1,900 personas son infectadas con la bacteria que transmite la enfermedad.

Goodridge es tecnólogo médico egresado de la Universidad de Panamá. Tiene una maestría en Ciencias con especialización en Biotecnología y un doctorado en Filosofía con especialización en enfermedades infecciosas.

‘Cuando usted invierte en ciencia, en tecnología, en educación, se pueden resolver problemas básicos como sanidad de agua, salud pública, ingeniería, construcción de puentes'.

¿CÓMO NACE SU INTERÉS POR EL ESTUDIO DE LAS CIENCIAS?

De mis experiencias en la escuela secundaria con los profesores que me daban Biología y Química, que eran quienes me motivaban a ver un poquito más allá de lo que estábamos aprendiendo en clases... Pero fue en la universidad donde realicé mis primeros pinitos de investigación científica. Hice un proyecto bien interesante sobre el diagnóstico del virus del papiloma con muestras de raspado cervical. En ese momento era muy difícil conducir investigaciones porque en Panamá no había las metodologías. Hubo que buscar mucho apoyo de diferentes instituciones.

¿QUÉ SIGUIÓ DESPUÉS?

Luego de estudiar tecnología médica ingresé a una maestría en la Universidad Santa María La Antigua sobre biotecnología. Allí practiqué estudios sobre el virus de la mancha blanca del camarón. En ese momento había causado una epidemia muy grande, destruyendo la industria de la maricultura; luego vine al Indicasat (Instituto de Investigaciones Científicas y Alta Tecnología) y tuve la oportunidad de hacer otros pinitos de investigación.

¿CÓMO LE PERMITIÓ INDICASAT AVANZAR EN LAS INVESTIGACIONES?

Esta apertura del Indicasat me permitió comenzar a explorar publicaciones científicas con financiamiento internacional. Una de las primeras investigaciones que me tocó hacer fue acerca de un estudio de genotipos de la bacteria de la tuberculosis. De allí empezó mi interés por el estudio de esta afección.

¿CUÁNTOS AÑOS HACIENDO CIENCIA?

El estudio del virus del papiloma empezó en 1995. Estaba en tercer año de la carrera de tecnología médica en la Universidad de Panamá. Ya son casi 23 años de trabajar los temas de ciencia en nuestro país.

DESDE QUE INICIÓ SUS PRIMERAS INVESTIGACIONES HASTA AHORA, ¿CÓMO HA EVOLUCIONADO LA CIENCIA?

Cabe señalar que el sistema de ciencia ha ido evolucionando. Ahora mismo hay muchos más recursos comparados con los de los años 90 y 95, cuando la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt) apenas estaba empezando, con algunas opciones de beca. Hoy en día existe una cartera más amplia.

¿PERCIBE QUE PANAMÁ ESTÁ ATRASADO EN CUANTO A INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS, EN COMPARACIÓN CON PAÍSES EUROPEOS O ESTADOS UNIDOS?

En realidad este es un tema de la parte histórica de nuestro país. La ciencia y la tecnología entran por la educación. En las universidades empezaron a abrirse las carreras científicas en los años setenta. Es entonces cuando empieza a educarse la población. Otro aspecto es que los países de la región europea, sudamericana y norteamericana tomaron la decisión de invertir primero en ciencia y tecnología para poder desarrollarse. Para nosotros es al revés: queremos invertir en estructura comercial para luego hacerlo en ciencia. El modelo ha sido distinto.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE INVERTIR EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA?

Cuando usted invierte en ciencia, en tecnología, en educación, se pueden resolver problemas básicos, como sanidad, agua, ingeniería, construcción de puentes...

¿CUÁNTO INVERTIMOS EN CIENCIA?

Siempre es más importante invertir en ciencia y tecnología en países como los nuestros que estamos empezando a desarrollarnos. En el caso de Panamá, tenemos una inversión de aproximadamente 0.17 y 0.2%. Eso es cuatro veces por debajo del promedio de la región.

¿CÓMO INTERESAR A LOS JÓVENES EN LA CIENCIA?

Hay varias cosas que podemos hacer. Te puedo hablar de la experiencia de Indicasat. Aquí invitamos a los estudiantes de escuelas primarias y secundarias a que conozcan el instituto. Semanalmente tenemos dos o tres grupos que vienen desde Chitré, Chiriquí, provincias centrales y Colón. Con esto buscamos que entren en contacto con los científicos que están aquí y puedan ir aprendiendo de sus vivencias. Algunos de ellos evaluarán continuar o no la carrera científica. Otro aspecto es que tenemos que crear becas universitarias para los estudiantes de ciencia. Se necesitan financiamientos más completos; es decir, que un estudiante pueda afirmar: ‘voy a estudiar biología y tengo financiado desde el día uno de mi carrera hasta el día que me gradúe'.

¿CÓMO ESTÁN LAS REGULACIONES SOBRE EL TRABAJADOR CIENTÍFICO?

Este es otro elemento que hay que promover: la carrera del investigador. En nuestro país tenemos el Sistema Nacional de Investigación que reconoce al individuo que está estudiando. Lo que no tenemos es una legislación para crear la profesión del investigador. Esto para que cualquier persona que trabaje en el Ministerio de Salud, en la Caja de Seguro Social, en la Autoridad del Canal de Panamá, tenga un marco legal donde se establezca que ‘te contrato, no como ingeniero civil, sino como investigador de ingeniería'. Se requiere una legislación para que puedan surgir nuevos investigadores en otras instituciones.

A PESAR DE NO EXISTIR UNA REGULACIÓN DE LA PROFESIÓN, HAY INVESTIGACIONES MUY INTERESANTES...

La investigación que nosotros hacemos en el instituto es muy puntual. Pero, puede que la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre quiera conducir una investigación sobre el número de carros que pasan por un puente, que pueda afectar la durabilidad de esa infraestructura. Ellos tienen los números de tráfico, tienen los datos de accidentes. Muy fácilmente pueden conducir investigaciones en esos temas, con un funcionario categorizado como investigador. Pero no ocurre precisamente porque no hay una ley que ampare ese trabajo, una ley que establezca un escalafón. Eso ayudaría mucho a mejorar el sistema.

¿QUÉ TAN IMPORTANTE ES EL DESARROLLO DE LA CIENCIA EN UNA SOCIEDAD COMO LA NUESTRA?

Es prioridad, porque nosotros necesitamos resolver temas que son transversales a todos los ciudadanos, desde el que cosecha los productos en el campo hasta el que hace transacciones mundiales en el área bancaria. A través de la ciencia podemos innovar con metodologías.

¿A QUÉ PAÍS ASPIRA?

El país que yo sueño es uno que pueda resolver sus propios problemas, sin depender de tecnologías ni recursos externos.

¿DE QUÉ TRATA SU ÚLTIMA PUBLICACIÓN CIENTÍFICA PUBLICADA EN MEDIOS INTERNACIONALES?

Te tengo una primicia. Recientemente sacamos un artículo científico sobre la relación del asma y la tuberculosis.