Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Nacional

Importancia del técnico en control de vectores en la salud pública

Sabía usted, que la hembra del mosquito es solo la que pica; la misma utiliza la sangre como fuente de proteínas para sus huevos

Avanzaba intempestivamente el tiempo, como en cualquier sábado por la mañana, cuando muy temprano casi de madrugada, interrumpió la tranquilidad del momento que pudiese ser considerado como sublime, un grito intenso; pero a la vez amable que gentilmente decía ‘Buenos días, Ministerio de Salud', aterrado brinqué interrumpiendo abruptamente mi descanso para atender dicho llamado; curioso pero a la vez meditabundo, teniendo en cuenta algunos incidentes de violencia que se han presentado en nuestro país, me asomé a mi ventana para responder a dicho llamado.

Una vez despejadas mis dudas abrí mi puerta para atender a aquel funcionario quien muy correctamente ataviado se dirigió a mí mostrando grandes dotes de gentileza y amabilidad. ‘Buenos días, soy representante del Ministerio de Salud y solicitó su autorización para realizar una inspección a su vivienda', manifestó con una voz muy caballerosa y cordial a la vez, cualidades que sin duda me dieron la confianza para permitirle el acceso a mi residencia.

Junto a él, fuimos recorriendo cada rincón de mi vivienda buscando cual si fuese un Sherlock Holmes en cada esquina, pared, patio, pasillo, rincón, macetero; con la esperanza de no encontrar ningún ‘criadero' pues esto me señalaría como un infractor de la norma. Mientras, duraba la inspección dicho funcionario, con magistral dominio del tema, me educaba con relación a la importancia que posee el control de vectores en el sostenimiento de la salud pública y me transmitía información tan valiosa que al conocerla me parecía sorprendente, casi como sacada de una película de ciencia ficción.

Sabía usted, que la hembra del mosquito es solo la que pica; la misma utiliza la sangre como fuente de proteínas para sus huevos los cuales pone luego de alimentarse con sangre, que las mismas pueden poner alrededor de 250 huevos que astutamente deposita en tres o cuatro sitios diferentes para garantizar su supervivencia, que dichos huevecillos pueden tolerar hasta un año en desecación total y mantenerse latentes, que sus criaderos los puede desarrollar en sitios tan pequeños como una moneda de diez centavos, que dicho mosquito puede volar hasta 500 metros razón por la cual es necesario educar a todos sus vecinos sobre este tema, que sus huevos son depositados en las paredes de los recipientes y si no se mojan, pueden permanecer conservados por largos períodos, y una vez que el agua los toca, se reactiva su desarrollo que dichos huevecillos pueden estar infectados con un virus, bacteria o protozoo; de tal manera que desde su nacimiento puede ser un transmisor de la enfermedad; que son organismos fieles ya que la hembra solo se relaciona íntimamente con un solo macho. ¡Wao! exclamaba sorprendido, mientras me hacía docencia sobre las enfermedades que el mosquito transmite que incluyen, zika, dengue, chikungunya, malaria o paludismo; pero además me daba a conocer sobre el hanta virus, mal de Chagas, toxoplasmosis, gastroenteritis, leishmaniasis, esquistosomiasis, encefalitis y la riketsia; enfermedades transmitidas por vectores las cuales representan más del 17% de todas las enfermedades infecciosas, las cuales provocan cada año más de 700,000 defunciones a nivel mundial, con los enormes costos financieros que los mismos provocan a los sistemas de salud.

Surge sin duda la gran pregunta ¿Dónde aprendiste todo esto?, abruptamente apareció en su rostro una sonrisa a partir de la cual pude percibir que era por recordar muy gratos momentos; en la Universidad Especializada de las Américas, UDELAS, respondió sin dudar, única institución a nivel nacional y regional encargada de la capacitación de este tipo de recurso humano, indispensable en el sostenimiento de la Salud Publica en nuestro País.

Sus sabias palabras me ayudaron a valorar la importancia del trabajo del Técnico en Control de Vectores y de la Institución que se encarga de formarlos académicamente la Universidad Especializada de las Américas, quienes con su trabajo promueven el mantenimiento de la Salud Pública como eje vital en la erradicación y control de estos ‘pequeños asesinos'.

DOCENTE