Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Nacional

Embajada de EE.UU. se pronuncia

El desarrollo de proyectos incluyó fondos para reemplazar viviendas y subsidios para los hogares en el distrito de El Chorrillo de la Ciudad de Panamá

‘Hemos visto la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos relacionada al caso Salas vs. Estados Unidos. Lamentamos profundamente la pérdida de vidas civiles durante la Operación Causa Justa. El principal legado de la Operación Causa Justa es el desarrollo de una de las democracias más robustas del hemisferio.

Luego de la Operación Causa Justa, que derrocó al brutal dictador Manuel Noriega, el gobierno de los Estados Unidos proveyó $420 millones en Fondos de Apoyo Económico para ayudar a Panamá, y la Agencia de Estados Unidos por el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés) designó esos fondos para la recuperación económica, la reactivación del sector privado y el desarrollo de proyectos.

El desarrollo de proyectos incluyó fondos para reemplazar viviendas y subsidios para los hogares en el distrito de El Chorrillo de la Ciudad de Panamá y en otras áreas donde las moradas sufrieron daños durante la Operación Causa Justa.

Esta asistencia pasada es parte de la amplia alianza bilateral entre Panamá y Estados Unidos, dirigida a lograr nuestro objetivo común de un Panamá estable, seguro, próspero y democrático.

Los panameños tienen muchas razones para sentirse orgullosos de lo que han logrado después de vivir bajo la brutal dictadura. Solo basta mirar la consolidación de la democracia, la prensa libre, la transferencia pacífica de poder de un gobierno a otro, y la economía floreciente para notar la muestra tangible de los logros de Panamá.

Estados Unidos apoya completamente a la Comisión del 20 de Diciembre de Panamá que investigará los eventos que rodearon la intervención militar. Los panameños tienen derecho de conocer su historia, por lo cual estamos trabajando en regresar los documentos retenidos durante la Operación Causa Justa.

Estamos interesados en ver esos documentos en manos panameñas porque mientras permanezcan bajo custodia de Estados Unidos, alimentan el mito de que estamos ocultando contenido del ojo público'.