La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

80 periodistas asesinados y 348 detenidos, RSF

Este año, 49 periodistas fueron asesinados de forma deliberada

La revista ‘Times' eligió a Jamal Khashoggi y otros periodistas como personalidad del año 2018.

La profesión del periodismo cada año sufre la amenaza de las autoridades o políticos, grupos económicos o criminales, que se sienten afectados por la información publicada.

Este año, 49 periodistas fueron asesinados de forma deliberada. Dos casos puntuales llamaron la atención, según el informe de Reporteros Sin Fronteras 2018 (RSF): el de Jan Kuciak, reportero eslovaco asesinado el 21 de febrero, y del saudí Jamal Khashoggi, ultimado en el consulado de Arabia Saudita, en Estambul, el 2 de octubre. Ejemplos que el informe cita como la determinación de aquellos que quieren hacer callar a cualquier precio a los periodistas que molestan.

El documento muestra que los países más letales son: Afganistán (15), Siria (11), México (9), Yemen (8) e India y Estados Unidos, con 6 cada uno.

Por primera vez desde 2003, RSF no registró ningún profesional de la pluma asesinado en Irak. Después de tres años de combates, las fuerzas iraquíes recuperaron el control del país y vencieron, después de una larga batalla, al grupo Estado Islámico.

Lo irónico es que casi la mitad de los periodistas que perdieron la vida de forma violenta este año fallecieron en países de paz. México, no obstante, se ha convertido en un país mortífero.

Los más vulnerables son los periodistas que trabajan en temas de corrupción de políticos o sobre crimen organizado. Un agravante en este caso es que los crímenes quedan en impunidad, porque la corrupción alcanza niveles récord y alimenta ese círculo vicioso de violencia.

Estados Unidos aparece en la lista por el atentado que ocurrió en junio contra The Capital Gazette , hecho que ocurrió cuando un hombre que desde hacía seis años acosaba en Twitter a la redacción disparó contra los trabajadores del diario ubicado en Annapolis, Maryland.

En Colombia, dos periodistas ecuatorianos del diario El Comercio y el conductor del auto en el que viajaban fueron secuestrados en marzo por un grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia cuando realizaban un reportaje en Mataje, provincia de Esmeraldas. Poco después los asesinaron.

En total, la organización RSF contabilizó 80 periodistas asesinados (77 hombres y 3 mujeres), 13 periodistas ciudadanos y 4 colaboradores de medios de comunicación.

En este año se registraron 348 detenciones a periodistas. La cifra es mayor a la de 2017, cuando se contaron 326. Países como China, Egipto, Irán y Arabia Saudita, tras cerrar la prensa tradicional, han perfeccionado sus sistemas represivos a través de ‘ciberleyes' para perseguir mejor a los autores de la información difundida en línea.

En este sentido, China lidera la lista, con 60 periodistas encarcelados, seguido de Egipto, con 38; Turquía, 33; Irán y Arabia Saudita, 28 cada uno.

En China, la mayor prisión del mundo, como la califica el reporte, ‘10 periodistas están en peligro de muerte, entre ellos: Ilham Tohti, quien fue nominado al Premio Sárjarov en 2016, condenado a cadena perpetua, y Huang Qi, quien recibió el Premio RSF a la libertad de prensa 2004, detenido hace más de dos años sin que se haya llevado a cabo un proceso', cita RSF.

Este año algunos periodistas permanecieron detenidos a pesar de que la justicia había ordenado su libertad. En todos los casos alrededor del mundo, las autoridades emplearon pretextos falaces para prolongar la detención, aunque tuvieran que poner en entredicho la justicia de su propio país.