Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Nacional

Prohibido olvidar

Aunado a esto, un territorio beneficiado por su posición geográfica y su hermosa naturaleza, donde abundan diferentes tipos de playas del Caribe y del Pacífico

Panamá, puente del mundo, corazón del universo. Un país único en su especie, rodeado por ambos mares, caracterizado por una flora y fauna inigualable.

En tal sentido, un pedacito de tierra que en su momento solo se conocía por el legendario boxeador Roberto Manos de Piedra Duran y su Canal. Sin olvidar que por medio de los Tratados Torrijos Carter se logra recuperar cada pedazo de tierra que le pertenecía, no sin antes pagar una cuota de sangre, como señala el cantautor Rubén Blades, prohibido olvidar aquel 9 de enero de 1964.

Igualmente, un país que primero se independizó de España y posteriormente se separa de la República de Colombia. Sin embargo, para muchos historiadores Panamá no se separó de Colombia el 3 de noviembre de 1903. La separación había comenzado mucho antes y de manera silenciosa. El istmo había sido dejado a su suerte; sin salud ni educación, sin que se construyeran caminos y vías de penetración, sin proyectos de alcantarillado o acueductos. Aunque pareciera que después de cien años aún hay lugares de difícil acceso y barriadas donde no les llega el líquido vital.

Aunado a esto, un territorio beneficiado por su posición geográfica y su hermosa naturaleza, donde abundan diferentes tipos de playas del Caribe y del Pacífico, que en sus inicios tuvo una ruta ferroviaria para viajar de Colón a la ciudad capital y viceversa, mismo tren donde nació Rodney Cline Carew, pelotero panameño que es miembro del Salón de la Fama del béisbol de las grandes ligas, el siete veces campeón bate, conocido como Rod Carew, jugador de los Minnesota Twins y California Angels en los años 1970 y 1980. ¡Qué decir de nuestro Lafit Pincay Jr., posiblemente el mejor jinete que ha dado el mundo!

Al mismo tiempo, un país que no solo tiene la mejor vía interoceánica, el Canal de Panamá, también tiene un centro bancario de primer nivel y un aeropuerto internacional que sirve de tránsito para múltiples destinos.

Sin embargo, resulta difícil pensar que con los ingresos que genera el Canal de Panamá, el Aeropuerto Internacional de Tocumen, y la enorme cantidad de impuestos que pagamos, aún tengamos escuelas rancho, escuelas multigrado, sin olvidar que año tras año el porcentaje de fracasos a nivel de la media es superior al año anterior.

Mientras tanto, cada gobierno tiene una gestión menos favorable que el gobierno anterior, incrementando además la deuda externa, y la incertidumbre en relación a los fondos para el pago de las jubilaciones. Pero a pesar de estas bellezas, Panamá logra grandes triunfos a nivel deportivo.

Un hermoso país que clasifica al mundial de fútbol, pese a que solo tiene un estadio con las dimensiones reglamentadas, el llamado Rommel Fernández en honor al mejor futbolista que hemos tenido, finalmente este logro que representa una inyección económica para la federación de fútbol, aún no se percibe la inversión en las bases de este deporte, en la construcción de nuevas estructuras o en la contratación de un técnico con experiencia mundialista.